El día en que pesé 102 kilos

(UN DÍA DEL AÑO 2012)
FOTOS, EGOS, THE DAY AFTER LA PRESENTACIÓN DE HISTORIA DE TODAS LAS COSAS

Anoche no dormí sino tres horas porque debía ir por mi máneger a las 6 am a la TAPO. Pasó la presentación de Historia de todas las cosas en el DF. Acabo de medirme en una de esas maquinitas de dos pesos que hay en las farmacias. El papelito registró lo siguiente: peso 101 kilos 200 gramos. Estatura: un metro 97. ¿Conclusión 1? El "éxito" y  las salidas de Xalapa me hacen engordar aceleradamente. Conclusión 2: la famosa maquinita midió mi ego, no mi estatura.  Antes de la presentación medía apenas 1 metro 81. Voy a reproducir unas fotos y a hacer unos comentarios intermetidos.
Ricardo Moreno Botello, René Avilés, MT, MA Quemain y Guillermo Samperio en el Centro Cultural Bella Época del DF, durante la presentación de Historia de todas las cosas

Los comentarios sobre la novela fueron espléndidos, en algunos casos desmesurados pero creo que no  falsos. Los tres presentadores son escritores veteranos, de respeto, amigos, tránsfugas de la fama y de glorias ajenas. Ellos publicarán sus textos y yo los reproduciré aquí. Abajo me pueden ver con Samperio, que parece un duende que camina y un hombre ilustrado, y con el novelista cubano Félix Luis Viera, escritor extraordinario que está sobreviviendo en México, que no sólo le ha ofrecido penas.
El maestro Samperio, el magnífico novelista cubano Félix Luis Viera y MT a la salida de la presentación de Historia de todas las cosas.
Fue una presentación muy agradable, larga, alegre, desprejuiciada, en la que intervino el público y hasta una hija de San Isidro de El General, Cuca Coto, quien está dispuesta a fundar dos centros culturales "Aguilera Garramuño": uno en Nueva York y otro en San Isidro, Costa Rica. Esto no es broma ni producto de la imaginación mía sino un proyecto en marcha.
Por la tarde fui a caminar por las calles del Centro Histórico con mi máneger. Investigamos en la Plaza Santo Domingo el precio de un título de psiquiatra de la UNAM, con todos los sellos y firmas: 5000 pesos en un sitio y 5500 pesos en otro. Mi idea es poner un consultorio en Cardel, una vez que me jubile o me jubilen. Uno de los que me ofrecieron el título hizo un comentario filosófico y sociológico que sintetiza la ideología del mexicano corrupto: "México es muy lindo: aquí todo se puede".
En la iglesia de San Francisco vimos que venden agua bendita: vi  un tinaco de 100 litros, con llave que el requiriente puede abrir libremente, siempre que esté dispuesto a soltad una  buena limosna. A las siete de la tarde visitamos el taller literario que tiene Félix Luis en el Centro Cultural José Martí. Allí hablé con los integrantes y les di unos consejos maternales. Uno de ellos: enemistarse con todo el mundo antes de escribir algo que valga la pena y volverse un esquizofrénico al borde del abismo (el resto del mundo debe quedar al otro lado del abismo).
El editor Ricardo Moreno sembró carteles en la librería Rosario Castellanos. (No me robé ninguno para mi egotecta).

Y hoy mi máneger me llevó a buscar un saco sport elegante, que mejore el que ven en la foto, cuyo precio es de 5 dólares en un pawn shop de Indiana, Pensylvania.


Marco Tulio Aguilera

No hay comentarios:

Publicar un comentario