Razones de mi comportamiento extraño

Si ustedes se han preguntado por qué a veces actúo de forma extraña. Aquí encontrarán la respuesta: a la edad de 12 años me estrellé de frente contra una camioneta y me abrí el cráneo en forma de Y. Aquí pueden ver la cicatriz. Yo sobreviví. No sé si la camioneta también.

Mi consigna es: escribir, comer, dormir, estudiar violín, entrenar natación, dormir... y así ad infinitum (a veces hay variaciones como: viajar y competir).

La construcción de mi cabaña (la cueva del frenáptero) va lenta, pero va.

A mí nunca me van a dar un honoris causa por díscolo. Pero por lo menos me entregan reconocimietno como deportista destacado. Aquí me colgué 20 de las 65 medallas que he recibido en campeonatos nacionales másters.

Marco Tulio Aguilera

No hay comentarios:

Publicar un comentario