Mi querido diario. Junio 13 2015

Esta ha sido una semana de entrevistas concedidas a alumnos a solicitud de Rodolfo Calderón Vivar, profesor de la carrera de Publicidad de la Universidad Veracruzana. Seis entrevistas, una tras otra, muchas de ellas similares, a las que traté de responder de forma diferente. Todas en el ámbito de la USBI, biblioteca en la que estoy trabajando el Catálogo Histórico de Publicaciones de la Universidad Veracruzana.
El Catálogo ya va por la página 790, aproximadamente. Debe estar terminado en agosto. (No es un simple catálogo sino una obra en que reseño brevemente cada uno de los más de 3000 libros que se han publicado  en la U.V.). Es muy posible que me jubile antes de fin de año. Pasadas agresiones y anónimos me han hecho sentir que tengo muy pocos amigos en la Universidad Veracruzana y que muchos se sentirán aliviados de que me vaya.
Yo le tengo afecto a la institución... sólo que he ejercido demasiado a rajatabla mis opiniones y he incurrido en el gran error de escribir, publicar y tener cierto moderado éxito, asunto que no se perdona  en una ciudad chica, llena de intelectuales y artistas que más bien vegetan.
De modo que me esfumaré de esta universidad casi sin decir  adiós.
La insaciabilidad sigue teniendo reseñas, muchas de ellas MUY entusiastas. Lo que obviamente me alegra. Yo no escribo para que me quieran, sino para que quieran mis obras.
Espero con cierta ansiedad mi primer e book, Doctor Amóribus, consultor erótico y sentimental. Es un libro muy extraño, muy diferente, que a mí me gusta mucho.
Y de nuevo se agranda la posiblilidad de que el Fondo de Cultura publique en un solo volumen Cuentos para después y Cuentos para ANTES  de hacer el amor. En Colombia.
Y sigo esperando respuesta de editoriales de varios países con respecto a mi siguiente novela, El sentido de la melancolía.
Sigo entrenando natación, pero ya con menos fuerza. Tal vez en octubre vaya al Nacional Máster de Curso Largo.

Marco Tulio Aguilera

No hay comentarios:

Publicar un comentario