Macondo y San Isidro de El General

Conclusiones tras el estudio de Breve historia de todas las cosas  e  Historia de todas las cosas (tercera parte)
 Luis Enrique Arce
Escritor costarricense nativo de San Isidro de El General

 1. La lectura cuidadosa de Breve Historia de todas las cosas brinda satisfacción porque nos reímos, reflexionamos, se escudriñan orígenes sociales e históricos de un pueblón (San Isidro de El General) donde aún se convive con gentes que sirvieron en el diseño de los personajes; se convive con gente (ya vieja) que disfruta ser parte de la inspiración de Aguilera Garramuño. No quedan resentidos, ahora estamos quienes tenemos que juzgar el texto para su paso o retención en el tamiz de los tiempos.

2.  Breve e Historia de todas las cosas es satírica, no se anda por las ramas. Para denunciar usa la mofa cruel y despiadada. No se entretiene en lambisconerías improductivas, su carácter de hiperbólica nos exhorta a ver el mundo social y humano desde perspectivas diversas, con ello podemos valorar nuestro mundo pueblo y mundo país, etcétera. Sin embargo, este humor, la ironía y la mofa se convierten en incentivos que acelerarán el disfrute por la lectura, además, estimulan el conocimiento sociocultural e histórico del pueblo San Isidro de El General.

3. Es fuerte en el autor el rastro gabiano, huella proveniente de las lecturas de Cien años de soledadLa hojarascaEl Coronel no tiene quien le escriba La mala hora. Este rasgo es influencia, nada más. Recordemos que los dos son colombianos que tienen intereses comunes, además Aguilera Garramuño admira y respeta al Nobel de Literatura de 1982.

4. Marco Tulio ha elaborado su propia voz literaria perfectamente distinguible cuando se leen todos los rincones del texto; cuando se lee y el lector acucioso se atreve a crear y recrear su propio mundo.

5. La participación del credo religioso católico es notable, no falta en la obra de Aguilera Garramuño ni en la de García Márquez. Los asuntos religiosos clericales en novelas como El viejo y el mar de Hemingway o La metamorfosis de Kafka (de las bastantes que hay, cito dos), las cuales suceden en un espacio físico narrativo con participación unipersonal, no aparece.

6. Los curas, obispos y monjas participan, en Aguilera Garramuño y García Márquez con argumentos de censura a las conductas pecaminosas. No se habla tanto del Infierno, ni del Purgatorio, sin embargo, se avista la persecución a las “almas pecadoras”. Cuarenta y cuatro veces aparece la palabra obispo en Crónica de una muerte anunciada, y en catorce ocasiones se alude al padre Carmen Amador en este mismo libro. Con números similares, en Breve e Historia de todas las cosas, aparecen el padre Coto (y Soto) y el padre Clímaco; el obispo, aunque pasa bastante inadvertido, no deja de ser un elemento perceptible. Las monjas con su escuela para niñas, así como “los que zambullían a la gente en el río con el pretexto de alejar a los espíritus y bautizar las almas”. (Aguilera, p. 292)

7. En los dos textos Breve e Historia de todas las cosas, y en la obra de García Márquez, no quedan de lado los temas latinoamericanos que reprimen al pueblo, tales como la corrupción, el absolutismo gubernamental, el crimen y la explotación laboral de las trasnacionales más lo típico de siempre: los cacicazgos locales familiares y personales. 

8. La omnisciencia narrativa se conjuga con distintos tipos de narradores, el testigo, el protagonista, entre otros.

9. La estadía de Aguilera Garramuño en San Isidro de El General es de cuantioso provecho; él vivió intensamente la etapa de la adolescencia que tanto lo marcó en su vida posterior. Para el pueblo generaleño es trascendente porque se da a conocer de una forma particular como lo es la literatura, ni qué decir de Aracataca que anda en el mundo con tanta intensidad por la obra de García Márquez. 

10. Notables similitudes se establecen entre San Isidro de El General y Macondo; algunas son geográficas, otras culturales, las más por ser dos pueblos latinoamericanos en soledad y en lo recóndito. El desarrollo de algunos de sus servicios comunales, por ejemplo, la electricidad con luceros pobrísimos en el alumbrado, las trasnacionales que explotan a los trabajadores, los cines y el teatro entre sus actividades culturales y de entretenimiento, entre otros hacen que tengan bastantes semejanzas. 

 

Marco Tulio Aguilera

1 comentario:

  1. Hola, te doy estos links de libros de una autora desconocida. Mucho te agradecería que los vieras y dijeras por qué valdría la pena que los destrozaran. Te los puedes descargar gratis. http://www.bubok.es/libros/208277/Tabernicolas-huevosaurios-pedodactilos-y-mamuts-sin-lana
    http://www.bubok.es/libros/217054/El-triste-diario-de-una-afanadora-que-no-se-dedicaba-a-esos-menesteres-hasta-que-se-empezo-a-dedicar

    ResponderEliminar