Épocas violentas. Segunda parte de la entrevista en La Jornada

Esta es la breve película que Facebook armó con las fotos, mensajes, personajes y eventos de mi biografía. Dura poco más de un minuto....
https://www.facebook.com/photo.php?v=10202996399128012&set=vb.1145425121&type=2&theater

CLAUDIA CONSTANTINO /  LA JORNADA, SÁBADO, FEBRERO 01, 2014
MARCO TULIO AGUILERA GARRAMUÑO EN ENTREVISTA CON LA JORNADA VERACRUZ ¦ FOTO CLAUDIA CONSTANTINO

Para continuar la charla con el escritor Marco Tulio Aguilera Garramuño, le cuestionamos acerca de la moda actual de escribir acerca de la violencia y nos responde: “Es normal que en épocas de violencia, se produzcan obras sobre la violencia; sin embargo, lo que pasa ahorita es que muchos las hacen casi por encargo, por eso hay tantas. También a muchos escritores les han encomendado libros sobre personajes históricos, como Cuauhtémoc o Pancho Villa y otros, porque tienen mucha salida y los hacen, porque son trabajos alimentarios; es decir, los escritores ganan dinero con eso; con una novela ciento por ciento literaria, es bastante difícil que sea así”.
Y entonces llegamos al tema de siempre: ¿Cómo hacen los escritores para continuar siéndolo y poder sobrevivir? “Me parece que es muy conveniente que los escritores se dediquen a otra cosa: hay muy pocos escritores puros, cien por ciento dedicados a escribir; todos los grandes escritores latinoamericanos pasaron por épocas de miseria: Vargas Llosa, Onetti. La miseria es un gran aprendizaje para los escritores; aprendizaje sobre la vida; porque una vida holgada lleva al facilismo, a la flojera. Por todo esto valoro mi trabajo en la universidad, porque mis ganancias como escritor equivalen como al cinco por ciento de mis ingresos”.
Y continúa: “el enorme privilegio de trabajar durante tantos años en la Universidad Veracruzana, han permitido que tenga gran libertad para escribir, me han dado mis años sabáticos, me han extendido esos años, cuando he pedido tiempo para escribir me lo han dado, como en la época de Joaquín Díez Canedo, quien me concedió un mes para reescribir La Historia de todas las cosas. Además, me han publicado varios libros: Mujeres amadas, Poéticas y obsesiones, El ojo en la sombra y Maestro en agujero negro, y todos se han vendido y reeditado. Así que La Universidad Veracruzana es mi gran cómplice”.
Y nos relata que “también la Universidad de Puebla ha  publicado algunas de mis obras; además en Puebla la Editorial Educación y Cultura ha publicado tres libros míos: Cuentos para antes de hacer el amor, El imperio de las mujeres e Historia de todas las cosas. Estoy muy satisfecho de mi trabajo literario, no soy un escritor que tenga sus libros en las vitrinas de las librerías de Barcelona, Paris o Nueva York, lo que me da un carácter provinciano como escritor, pero una ventaja sobre muchos otros ,y es la paz para escribir, que valoro muchísimo”.
De su trabajo actual en la Editorial de la UV, nos cuenta que él es quien dictamina libros, es decir, hace la evaluación de las publicaciones y las rechaza o recomienda, según sea lo procedente. En el catálogo histórico de libros editados por la máxima casa de estudios en el que ahora trabaja, se incluirán al menos 3 mil; entre ellos: Los funerales de Mamá Grande; libros de Álvaro Mutis; Octavio Paz y Onetti, entre otros muy importantes.
Finalmente, nos confiesa: “el éxito es algo que marcha sólo y no pienso buscarlo; me parece que llegará por sí mismo y en el año tengo buen número de invitaciones a ferias del libro en el extranjero y las más importantes de México; con lo que salgo un poco de mi ambiente provinciano, para luego volver a lo mío, como el deporte al que le pongo mucho empeño y por eso estoy buscando ser campeón nacional máster en natación y espero conseguirlo este año; intento que me impide ir reptando por la vida y sentir la fuerza que los hombres tenemos cuando nos proponemos cosas y las alcanzamos”.

Marco Tulio Aguilera

No hay comentarios:

Publicar un comentario