Mi querido diario: Historia de una rodilla

A los amigos les reporto que salí bastante bien de la operación de la rodilla, con la mala noticia de que el traumatólogo, el dr Gerson, me prohibió el básquet y me sugirió seguir con la natación. No tuve ningún dolor, y ahora 20 horas después de la intervención, todavía no tengo dolor, aunque me estuvo hurgando con punzones la rodilla, metió una breve cámara y con una especie de boca de piraña me estuvo succionando las partes malas y excrecencias que andaban flotando en un líquido semitrasparente (vi la operación en una pantalla). Estaré 20 días fuera de circulación, lo que me parece un exceso, pero ni modo: si aspiro a obtener una mísera medallita en el Campeonato Nacional Máster de Natación en Zacatecas, tendré que cuidarme. Como deberé estar en cama la mayor parte del tiempo no dudo que estaré prefuentando (frecuentando, corrijo) el Facebook.

Marco Tulio Aguilera

No hay comentarios:

Publicar un comentario