La insaciabilidad de Garramuño

“Fuerte pero seria”, la novela por publicar de Marco Tulio Aguilera, La Insaciabilidad
CLAUDIA CONSTANTINO / JUEVES, ENERO 30, 2014
La JORNADA

Este año Marco Tulio Aguilera Garramuño, publicará su novela “La Insaciabilidad”, que pertenece a un ciclo de siete novelas de las cuales ya tiene escritas y publicadas varias. La que nos entregará este 2014, trata de la Xalapa de los años 80, de la niebla, de La Parroquia, de La Orquesta Sinfónica y de la libertad o libertinaje de los tiempos de soltería y, asegura que tiene una gran carga filosófica y de reflexión sobre el amor, el erotismo, la naturaleza masculina y femenina; “es una novela un poco fuerte, pero muy seria”, adelanta su autor. Está por otro lado, en negociaciones con una editorial española importante, la publicación de su novela-tratado científico-testimonio: “el sentido de la melancolía” que trata sobre la depresión.
El libro de la vida, compila toda su obra; son siete libros: “Mujeres amadas”, la primera de ellas y que ya es Best Seller, pues va para su cuarta edición en la editorial de la Universidad Veracruzana, lo que es inusual pues muy pocas ediciones alcanzan ahí, siquiera un segundo tiraje.
La segunda entrega del libro de la vida es: “La Insaciabilidad”, que será publicada este año; la tercera, es: “La Hermosa Vida”, también publicada; de ahí sigue: “La Maestra de violín”; “El Sentido de la Melancolía”; y “Sin máscara frente al espejo”; última de esta serie, de la cual todavía no quiere hablar, pero nos revela, ya tiene terminada, como una especie de recuperación de toda la vida de un escritor; síntesis e intento por comprender la vida.
A la pregunta de si la literatura está en crisis, el escritor responde: “me parece que no y eso me recuerda una frase de Borges: “le tocó vivir en tiempos difíciles, como a todos los hombres”; no hay una sola época en que no se haya dicho que estamos en crisis y no puedo juzgar la literatura mundial porque no la he leído toda, pero si he leído muy buenos autores, que no sé si son del tamaño de Dickens o Tolstoi, pero son grandes autores como Cormac McCarthy en Estados Unidos o Coetzee, de Sudafrica”.
Y continúa diciendo: “me parece pedante ponerse a tratar de juzgar la literatura mundial. No hay perspectiva para comparar a Coetzee con Balzac y no se le puede pedir a ningún escritor que todos sus libros sean obras maestras, me parece que todos tienen libros buenos y malos. Lo que si veo es que entre los escritores mexicanos, pasa que después de recibir un premio, ya se apendejan y te puedo decir que, por ejemplo Élmer Mendoza, Juan Villoro o Jorge Volpi, después de recibir un buen premio comenzaron a producir cosas sólo para cumplir con las solicitudes de las editoriales y por eso me parece que los premios son perjudiciales para algunos”.
A propósito del tema de los premios, para el escritor colombiano, el más respetado en idioma español es el de Anagrama y el menos es el de Alfaguara; y asegura: “tengo incluso una pequeña inquina con ese premio, porque cuando se lo dieron a Poniatowska, me enteré de algunos manejos indebidos, de primera fuente y tras eso, leí la novela y no me gustó y me inconformé. En ese ocasión participó mi novela ‘El amor y la muerte’ y tengo pruebas objetivas de que tenía mucha más calidad, en lo que estuvieron de acuerdo muchos en el mundo de la literatura; conservo 80 reseñas de diferentes países hablando bien de esa novela y en el caso de la novela de Poniatowska hubo sólo dos reseñas: una que le hizo Carlos Fuentes, por compromiso con la editorial y porque era muy generoso con sus amigos y con los que lo servían y otra en Proceso donde la pusieron pinta”.
Y prosigue explicando: “tras esa inconformidad manifiesta, me fueron sacando de Alfaguara, ya no reeditaron ‘El amor y la muerte’, ni tampoco ‘Cuentos para antes de hacer el amor’ y sólo me queda un libro con ellos que no han podido sacar porque es Best Seller infantil; se llama ‘El pollo que no quiso ser gallo’, que ha vendido 35 mil ejemplares.
Pero de todos sus libros, del que se han dicho cosas extraordinarias; como cuando René Avilés Fabila advirtió “será un clásico”, es “La historia de todas las cosas”, por el cual Guillermo Samperio dijo que: “el gran escritor residente en Veracruz, no se llama Sergio Pitol, sino Marco Tulio Aguilera”; y Felipe Garrido dijo “es una obra maestra”, nos platicó divertido este autor.
Por último, al tocar el tema de la fama, confiesa: “para mi ha sido muy conveniente no tener un éxito muy grande, porque he podido seguir siendo el que soy, una persona libre para estudiar, viajar, hacer deporte, trabajar para la editorial de la UV, donde dictamino y evalúo libros. En este momento estoy haciendo un catálogo de publicaciones y en él  se va a recuperar toda la historia de la editorial”. Mañana en el mismo espacio lea la segunda parte de la entrevista.


Marco Tulio Aguilera

No hay comentarios:

Publicar un comentario