Mis peores libros del año

Si yo publicara la lista de los que me han recomendado la diplomacia y la prudencia, no terminaría: desde GGM hasta mi máneger, pero es que así nací, así me criaron y así moriré, aunque ya no me quieran en Alfaguara y se me cierren casi todas las puertas editoriales. Aquí va una muestra de mi don de gentes...
Harían un gran favor los que publicaran las listas de los peores libros del año o los libros que no terminaron de leer:
Yo anoto la primera lista:
1. Mr Gywn, de Baricco
Terminé de leerlo con gran esfuerzo
2. Otro que no terminé de leer es 
uno de Beatriz Rivas: El oficio de las diosas 
(estoy siendo sincero: los que me conocen lo saben: quizás el problema no sea el libro sino el lector: mediocre o tendencioso)
3. Otro que me dio enorme pereza fue Alberto Ruy Sánchez (y eso que lo compré con cariño): ya ni me acuerdo de su título pero sí de los pesos que pagué)
4. El orgasmógrafo de Serna me pareció MALO
5. Uno de Villoro, de cuentos, ni lo compré: escuché un cuento en su voz, y me pareció tan flojo que me dije: Majo, Juan es simpatquísimo, pero no merece mis 200 pesos
La dizque Biografía provisional de Pitol o algo así me pareció una colección de refritos que no invitaba ni un mal tequila
6. Los libros más recientes de Poni los anoto sin leerlos
7. La invención de amor, de Ovejero, no me pareció malo pero sí apresurado y "tipo concurso"
(en su descargo La etica de la crueldad de Ovejero está en la lista de mis 11 mejores libros)
8. Puertas tan pequeñas de Ave Barrera: no está mal escrito pero me aburrió a morir y lo dejé en la pag 80
9. La plenitud del amor, de Marco Tulio Aguilera, me pareció tan malo que decidí no publicarlo, a pesar de que estaba al borde... (no es broma)
Si quieren tomar esta lista como inocentada, pueden hacerlo.

 

Marco Tulio Aguilera

No hay comentarios:

Publicar un comentario