Encuentro con Guillermo Arriaga y crónica de la Feria del Libro de Arteaga, Coahuila

Del viaje a Coahuila lo mejor que me pudo suceder fue encontrarme con Guillermo Arriaga



Anoche, tras mi conferencia en la Feria del Libro de Arteaga, Coahuila (lleno completo en un salón para 300 personas) fui invitado a la premiere de la película Fin del mundo, de Guillermo Arriaga y Sergio Avilés. Una película divertidísima en la que se hace un recorrido por los atractivos naturales de Saltillo. En el enorme salón de la Escuela Normal se proyectó la película. Pero antes asistí al culto del héroe en su esplendor: filas interminables de mujeres esperaron para sacarse una foto con el Arriaga, el mejor cineasta de México, quien se dejaba gozar con sonrisa invariable. Antes Guillermo y Sergio Avilés me habían invitado a almorzar en un hermoso restaurante: allí Guillermo y yo nos dijimos mutuos (y sinceros, no dudo, elogios): le pregunté que si asistiría a la próxima FILU y dijo que en principio sí, siempre que lo invitaran a cazar. Los coahuilenses muy cariñosos y eficientes: la ciudad: increíblemente limpia. Es otro México, no hay duda. La feria es pequeña pero ha ido creciendo en importancia.Ya va por la edición 16. Estuvo dedicada a Colombia.
Sorpresas de la vida. El día anterior Sergio Avilés me había invitado al aeropuerto de Saltillo a ir a recibir a Guillermo Arriaga, director de Amores perros, Babel y 21 miligramos, películas inolvidables. Nos abrazamos como hermanos después de habernos twitteado varias veces. Arriaga es un tipazo cordial, alto, de ojos claros, muy norteño, un personaje que reunió en una película nada menos que a Charlise Theron y Kim Basinger. Guillermo me dijo que había leído varios libros míos (Breve historia de todas las cosas  y Cuentos para después de hacer el amor.  Él me contó sus proyectos, yo los míos. Descubrimos grandes coincidencias: el básquet, las frauen, el montañismo, la literatura. Le pregunté que si estaría dispuesto a ir a Xalapa a ir a la FILU y me dijo que sí, pero para hablar de literatura, no de cine... De modo que espero que los organizadores de la FILU inviten a Arriaga y a Sergio. El nombre de mi conferencia fue “Esplendores y miserias de un escritor latinoamericano”, y como sucede habitualmente hay personas que quieren la foto con la autor, particularmente jóvenes a las que les llegaron mis palabras. Pero las que se fotografiaron conmigo fueron pocas. En cambio con Guillermo Arriaga por lo menos 50 mujeres hicieron fila para disfrutar de una foto con este icono del cine y la literatura mexicanas.
 
Entusiastas lectoras tras la conferencia
Edecanes de la premiere de la película El fin del mundo, de Arriaga y Avilés
 la entrada del Museo del Desierto, ¡impresionante!

Marco Tulio Aguilera

No hay comentarios:

Publicar un comentario