Elección de rector en la Universidad Veracruzana y Junta de Gobierno

MT con el 0018, el  rector de blanco: Carrera de los Médicos, 1989
Raúl Arias Lovillo y la Universidad Veracruzana no merecían el atentado por parte de un grupo de enmascarados. Fue sin duda una venganza directa contra él y un intento de controlar e influir en la elección del próximo rector (y tener, claro, acceso al presupuesto). Ahora la Junta tendrá que considerar seriamente que si nombra a Porfirio o Audirac, podría haber una seria alteración del orden institucional. Por ello (me atrevo a hacer un pronóstico) podrían salir elegidos ya sea Montfort o Sara (que no me parecen malas opciones). La idea de reiniciar el proceso de elección de rector me parece descabellada, pues daría pie a un vacío de poder, que podría desestabilizar a la Universidad. El destino de la Universidad no puede dejarse en manos de personas que no se atreven a dar la cara.

Marco Tulio Aguilera

No hay comentarios:

Publicar un comentario