Mi querido diario

En la finca de Sergio rumbo a Los Farallones, Cali




















ANTES LES OFREZCO UNA LARGA AUDIO  ENTREVISTA QUE ME HIZO STANISLAUS BHOR
http://www.ivoox.com/historia-todas-cosas-marco-tulio-audios-mp3_rf_1590034_1.html

3 de diciembre de 2012. Ya en el ADO rumbo a Xalapa escribo. Anoche pernocté en el Hotel Posada del Sol (no había habitaciones en mi hotel: el Bello en Veracruz): toallas de blanco terroso, un travesti indiferente en la recepción, habitación 212.  Ni un solo mensaje envió por correo electrónico ni una llamada telefónica hizo. Estaba ocupada arreglando la casa, acondicionando su spa, refunfuñando? En la televisión del ADO una película con disparos y gritos. Las noticias: disturbios durante la toma de posesión del nuevo presidente. Hordas de hombres vestidos de negro y enmascarados que se pregonaban anarquistas a gritos asolaron el centro histórico del DF. El gurú Maracuyá escribió: Es difícil dar la cara hoy cuando toda la vida se ha pasado dando las nalgas. ¿Quién? No dije. Se entiende. Inventé al gurú Maracuyá para decir mis verdades y eludir la censura: sigo siendo extranjero y sobre mí pesa la espada de Dámocles: artículo 33. Envececer no es más que una vieja costumbre que una persona ocupada no tiene tiempo para adquirir, dice Maurois. Mi amigo el escritor oculto dice: La única opción que tienen hoy las novelas para salvarse, es que sean sólo los huesos, lo esencial. Ohm, ohm. La vida comienza todos los días. Valga este mensaje de manual de auto ayuda. El dinero es un buen amigo del novelista. Si quieres ganar el interés del lector desde la primera página de tu libro, di a cuánto asciende la deuda del protagonista, dice Franzen. En la foto que acompaña la entrevista se ve a Franzen, el novelista norteamericano de moda, el autor de “la gran novela americana” (sick), sin afeitar, con sus anteojos de pasta negra y una expresión de gringo tonto. La misma foto que exhibe en todos los reportajes. Parecida a la única foto que difunde Santiago Gamboa, el patito feo: la cara picada de viruela, una barba rala, gafas baratas y expresión de gran maestro de generaciones. Ya me voy aproximando a las 1000 páginas de la novela que estoy escribiendo. El 31 de enero del 2013 suspenderé el flujo y comenzaré a corregir desde el principio, cortaré despiadadamente. Espero dejar solamente 400 páginas. Mi querido Gato me estará esperando en la estación. Espero que su compañía haga menos áspero mi regreso. Dicen que se ha detectado un agujero negro tan grande que rompe las reglas del universo y las teorías sobre cómo forman las galaxias. Se trata de un gigante en el que cabrían 17.000 millones de soles.
10 de diciembre: Ya llevo una semana en Xalapa: 5 días de básquet, poco trabajo. Lecturas y reseñas. Buenas noticias: se prolonga mi sabático. Gracias, querida UV, gracias Raúl: ¿por qué me va a preocupar tener tantos malquerientes si una persona como él me aprecia y me apoya? No entiendo esa malhadada costumbre que tengo de quejarme. La verdad es que soy un privilegiado. Ah, no les había contado: no gané el Premio Tusquets. Mejor: así puedo seguir mi vida sin tantos sobresaltos.

Marco Tulio Aguilera

No hay comentarios:

Publicar un comentario