XALAPA NEWS DE GARRAMUÑO

La gran novedad es que Elizabeth Morales, la alcaldesa de Xalapa, ha comenzado a cumplir la promesa que me hiciera de arreglar la cancha de básquet de la Colonia Magisterial, donde jugamos básquet de lunes a viernes los de la vieja guardia. Ya rompieron varios cuadros de cemento y los van a volver a colar, de modo que pronto tendremos si no nueva cancha, por lo menos en buenas condiciones. Sigo leyendo Doctor Faustus, de Thomas Mann, novela que siento muy ligada a lo que estoy escribiendo: Sin máscara frente al espejo, obra de la que ya llevo casi 500 páginas y que quizás para enero de 2013 tenga mil, de las cuales posiblemente le quite 600. De modo que quedará una novela de 400 páginas.
Este blog está siendo seguido por buen número de lectores en muchas partes del mundo. La más reciente lectora es  de Santa Rosa de Cabal, Antioquia, quien me dice: "Me llamo Laura Mercedes Marín. Soy de Santa Rosa de Cabal (Colombia). Tengo 16 años. Realmente no sé para que le escribo, creo que es la emoción de esperar una respuesta de un buen escritor. Los miércoles en una biblioteca de mi pueblo hay una tarde de lectura. Este mes lo estamos leyendo a usted. Me encantan sus cuentos. Yo quiero ser escritora. Quiero escribir cuentos. Me desvivo por los cuentos de Cortázar, Chejov y los nadaístas. El único problema es que creo que todo lo que escribo no está bien. No me gusta que lean mis cosas. Y lo peor es que cuando quiero mostrar mis creaciones no encuentro a quien, alguien que me diga: mirá, arreglá un poquito esta parte, o: esto casi no me gustó. 
En este momento ando leyendo El barón rampante de Italo Calvino. Mis escritores favoritos son Oriana Fallaci, Truman Capote y Cortázar. Me gusta mucho la literatura erótica. Quiero ser socióloga. Sé que el correo quedó muy incompleto, pero ya llegó mi mamá de caminar. Si algún día viene a Santa Rosa avíseme, me di cuenta que le gusta el deporte. Ella todos los días camina, es buena haciéndolo, quizás puedan salir ustedes dos a dar un paseo por la montaña, es muy bonito el paisaje y por esta época el sol está saliendo mucho. Es más bonito cuando hay sol. El sol le pone a uno bonito el pelo. ¿Qué es lo que más le gusta hacer aparte de escribir y hacer deporte?" (Laura)
La otra novedad es que en agosto volveré a competir en el Campeonato Máster de Natación de Aquabel, en Veracruz, por lo que he vuelto a entrenar seriamente. El año antepasado competí representando a la Universidad Veracruzana y gané siete medallas. Aquí está el vínculo con la noticia...
http://www.alcalorpolitico.com/deportes/notas/notas.php?nota=110906natacion.htm
La nueva edición en un volumen de Cuentos para antes y después de hacer el amor saldrá dentro de tres meses (si es que sale, ya nada se puede saber con certeza en este mundo de incertidumbres). Un libro de cuentos míos acaba de ser publicado por la Universidad del Valle,en su Colección El Solar. Se llama Amoreros.  Como todos los años espero GRANDES  noticias en diciembre pero no les pudo adelantar nada sobre esto.
Mi novela Historia de todas las cosas sigue cosechando comentarios no buenos ni muy buenos sino extraordinarios, casi sonrojantes. Cuando vaya a Colombia (lo que no está muy lejos) me reuniré con algunos editores a ver si negociamos una edición colombiana.
Extractos de notas de prensa y revistas sobre Historia de todas las cosas (Educación y Cultura, México; Trama Editorial, Madrid).

“Si uno lee con detenimiento las obras anteriores  de García Márquez, se da cuenta que son portentosos ensayos para llegar a su obra maestra. Dentro del resto, hay libros que apenas se sostienen. La obra de Aguilera Garramuño es más sólida, más innovadora, menos repetitiva que la de su compatriota. Su Historia de todas las cosas  es una novela espléndida” (www.reneavilesfabila.com.mx).
                                      René Avilés Fabila, La Crónica, México

Aguilera Garramuño en Historia de todas las cosas  ha creado un libro desternillante, libérrimo, totalmente disfrutable que no es comparable con  Cien años de soledad pero que no necesita la comparación”.
Guillermo Vega ZaragozaRevista de la Universidad Nacional

“Así como Cervantes parodió las novelas de caballerías, Garramuño parodió el realismo mágico y creó lo que no dudo en llamar un clásico de la picaresca contemporánea en lengua castellana”
Enrique Pimentel, en la presentación en Puebla

“Sin lugar a duda, el lenguaje en Historia de todas las cosas juega un papel fundamental. Garramuño concibe una lengua ampulosa, atrevida, pulcra, culta, que aguijonea los sentidos, que reta la inteligencia, con el propósito de construir un mundo de gracia extrema. Un lenguaje que arriesga e incorpora en grandes dosis el humor”.
Guillermo Samperio, en la presentación en el FCE, en el DF 

“Aventuro la opinión de que  Historia de todas las cosas  en menos de cinco años será considerada un clásico, a la altura de lo mejor que se ha escrito en lengua castellana”
Héctor D’Alessandro, Presentación en Barcelona

 “Terminar la lectura de una novela y sentir deseos de tomarla de nuevo, extrañar sus personajes, comprobar la necesidad de llamar al autor para agradecerle, quizás sean tres de los “síntomas” que nos avisan que hemos leído algo fuera de serie. Y si pasan los días y sentimos igual, entonces uno se atreve a firmar, definitivamente, que ha leído algo fuera de serie”. Félix Luis Viera, revista Otrolunes, Berlín

“Fiel a su afición por los excesos, Marco Tulio Aguilera Garramuño nos ha asestado, en las quinientas y tantas páginas su nueva Historia de todas las cosas, más que una novela, un tumulto de fabulaciones, personajes y palabras. Muy especialmente de palabras que surgen, germinan, se desbordan, se reinventan, se multiplican con la ferocidad con que crecen la selva y los deseos. De alguna manera, eso que Marco Tulio cuenta es no tanto la historia de su mítico San Isidro de El General, sino cosas que sucedieron allí, en ese espacio que le debemos y le agradecemos. Marco Tulio ha creado una gran novela”.Felipe Garrido, Presidente Adjunto de la Real Academia de la Lengua en México, Durante la presentación en Puebla
Historia de todas las cosas no sólo me gustó, me encantó, me llenó de alegría, me hizo reír a carcajadas, me puso a imaginar San Isidro de El General, como pueblo, como espacio narrativo. Es una novela maravillosa, extraordinaria, lo mejor que ha producido Colombia después de Cien años de soledad. Lirian Marulanda, Cultura en Veracruz
Historia de todas las cosas es una larga crónica de un pueblo llamado San Isidro de El General. Al contrario de la mayoría de novelas de largo aliento, sustentadas en una historia principal que sirve como centro a escenas y anécdotas incidentales que refuerzan los papeles protagónicos, la obra de Aguilera Garramuño no apuesta a una línea ininterrumpida que pueda seguirse con facilidad. El lector se enfrenta, página a página, a un feroz entramado de personajes, acciones, historias que terminan y dan paso a otras que se ramifican como las ramas de un árbol”Alejandro  Badillo, El Devorador de Libros, Puebla
http://www.revistacoronica.com/

Marco Tulio Aguilera