GARRAMUÑO RETA A LA ALCALDESA DE XALAPA A LA CÁSCARA DE BÁSQUET

Elizabeth Morales
Alcaldesa de Xalapa
De nuevo Alcalorpolítico demostró la potencia, penetración  y efectividad de su mensaje al lograr que un día después de mi solicitud de que se arreglara la cancha de la Magisterial, la alcaldesa se comprometiera a cumplir con la remodelación. Y el día de hoy apareció en el mismo Alcalorpolítico una excelente caricatura de Abraham en la que se me ve con tremendas ojeras, piernas flacas, balón de básquet y barba de ultraveterano retando a Elizabeth Morales a la cáscara.
 No me lo van a creer, pero precisamente eso era lo que había pensado: hacer el día de la entrega de la cancha remodelada un singular encuentro de básquet uno contra uno, en el que Elizabeth Morales tendrá la ventaja de la edad relativamente tierna y yo la del peso, la estatura y las mañas de viejo jugador. Y si no acepta o no le parece conveniente o lo cree desventajoso, le propongo que mande hacer una piscina olímpica en la Colonia Ferrocarrilera para que hagamos una competencia uno contra uno a 25, 50 o 100 metros, que son las distancias que domino más o menos. (Aunque llevo más de dos meses retirado de la natación porque los milagros de la naturaleza han regresado fuerza a mi rodillas y he regresado de lleno al básquet). Sé que la alcaldesa tiene una historia respetable como nadadora.
Suena utópico, pero no imposible lo de la piscina en la Ferrocarrilera.
Básicamente esta carta tiene el objetivo de agradecer a la alcaldesa el compromiso y la celeridad de su respuesta.Me parece que puestos como el suyo no deben estar reñidos con el sentido del humor.
Y lo del reto a la cáscara es en serio.
Antes de terminar quiero anotar un antecedente a este asunto de  las canchas de básquet en Xalapa. Hace no sé cuántos años, cuando estaba de alcalde el licenciado Villalpando, yo le le propuse que hiciéramos una cancha en la Colonia Ferrocarrilera. ¡Y la hicimos! El Ayuntamiento pagó media cancha y o la otra mitad. Hoy la cancha sigue en pie, ahora bardeada. Se van los hombres (y las mujeres): quedan las obras. Esto se aplica tanto a las obras públicas como a la literatura.
Ah, bueno, antes de despedirme otra vez, quiero aprovechar la oportunidad para invitar a Elizabeth Morales y a sus seguidores y al público en general, a la presentación de mi novela Historia de todas las cosas, que será el próximo sábado, a las 4 30 en el Foro Teatral Torre Lapham en la Unidad de Artes, en el marco de la Feria del Libro Universitario.
Adjunto un cartel con todos los datos de la presentación.
Un afectuoso saludo
 Marco T. Aguilera Garramuño

Marco Tulio Aguilera

No hay comentarios:

Publicar un comentario