Visitas

eXTReMe Tracker

2011/11/28

Henry Miller en Xalapa

No hay comentarios:
Hace un par de años mi ex alumno  de la Facultad de Letras de la Universidad Veracruzana, Víctor Hugo Vázquez, me pidió que diera una charla a sus alumnos de Literartura Norteamericana sobre algún tema que considerara relevante. Aunque podía dar la charla en español, quise hacerla en inglés para sacar el idioma del archivo antes de que se lo comieran las cucarachas. Estas fueron mis palabras.

Henry Miller is one of my favorite north american authors. As a paradox I must say he is almost ignored by the academic world of the United States. If you ask to a literature under graduate student in the States for Henry Miller, he will probably say: Henry what? Why is this so? This is so because he was absolutely sincere, direct. Because he had no prejudices. Let s hear what he wrote in a letter to Anais Nin, a French writer who was his lover and probably the most aggressive erotic writer of her times:
Preocúpese solo de su razón, de su inteligencia. No intente buscar soluciones. Antes bien  busque dificultades. Cultive la locura. No se aparte de ella. En la locura está la sabiduría para el artista (Cartas a Anais, Nin,  Plaza y Janés, 1965).
Henry Miller was almost absolutely authobiografic in his novels. He wrote about sex, hard sex, harsh sex. Sex in a taxi, sex in bathrooms, sex  during parties, sex in his friends houses. He told everything about women he loved and he used. He had two passions: women and literature. But mainly literature. He sacrificed everything, including the women he loved and cherished, to attain what he wanted. What did Henry Miller was looking for? What was his main objective in life? To write one masterpiece after the other. Did he reach his goal? Yes and no. As a whole his work is a great masterpiece. Individualy his novels are good novels, but not masterpieces. His principal attainment was his attitude in life: he was free, aggressive, clear minded, sensitive, he had no reserves to criticize.
To write his novels he exploited his friends, his women and everyone in his reach. In first place was his literature; in second place everything else. His books were censured in the United States and published by a friends in France, were he lived many years. His case was the case of a man obsessed by his literature, to the extreme of quiting his jobs, not eating, not sleeping.
Lets hear what he writes to Anais Nin:
Estoy excitado. Me despierto después de cinco o seis horas de sueño y en ese mismo instante ya estoy pensando en la próxima línea de mi libro.
I, as a writer, know that sensation. I recognize that experience: while I am writing what I think is a very important piece I don t sleep as much as usual. Between two and for hour a night are enough to regain energy.
Its very frecuent that espouses or husbands of artists, and particularly writers, become a burden to the artistic work. Leon Tolstoy wrote this:  Mi wife is like a huge stone hanging from may neck.  Henry Miller wrote about his situation in Paris:
Vivíamos en un barrio morbosamente respetable, ocupando la planta baja y el sótano de una lúgubre casa de bien. De vez en cuando había intentado escribir, pero la tristeza que mi mujer creaba a su alrededor era superior a mis fuerzas.
This lines are from his novel Sexus, which is part of a trilogy composed also by  Plexus and Nexus. The three of them form a narrative corpus called The rose crucifixion. This title implies than Miller, and by extension all men, are crucified by women, more especificly by womens sex. Rose is the color of womens sex and men live their life crucified by this rose zone, women s sexual parts. Sounds  very tragic, very simplistic, thoug it is real: men are dominated by the impire of women.
          Miller makes mokery of love and ridiculizes his wife:
Quería que le hiciese fiestas como una niña, que le susurrara tiernas naderías al oído, que la mimase, que la complaciera, que le siguiera la corriente…No quería reconocer que ella tenía un coño y yo una picha. Quería palabras de amor y presiones y exploraciones furtivas y en silencio con las manos…
But lets return to the novel Sexus.  What s the problem of the writer, main character of the novel, alter ego of Miller? The problem is that Maude, his wife, is an obstacle to his writing. What s the solution? The solution is to find another woman, that is to say, to look for another crucifixion.
Miller falls in love. Probably it would be better to say “he falls in sex” with a dancer. It s obvious she is also a prostitute, but Miller doesen t care, he finds her marvelous. And that new experience impulses him to write with great entusiasm.
          About The rose  crucifixion  I wrote a brief lecture, published now in my book  Poéticas y obsesiones. I will finish this little chat reading its final pages. Victor Hugo Vásquez, one of my most outstanding pupils many years ago, asked me to lecture on Shakespeare. I offered to lecture in Miller and here I am. Víctor Hugo asked me this lecture two day ago: so I didn’t have much time to prepare it. So here are the final words of this brief chat about Henry Miller, one of the greatest novelist of twentieth century in North América.

2011/11/27

Mis alumnos de Letras, Danza y Teatro

No hay comentarios:

El grupo de Lectura y Redacción en la Facultad de Letras: hay varios escritores en potencia pero no voy a dar sus nombres

El grupo de Lectura y Redacción en la Unidad de Artes (Teatro y Danza): todos sonrientes y felices porque durante un semestre sacaron a la luz sus trapitos y los tendieron al público sol.
24 de noviembre de 2011 17:00

Y aquí hay un texto que rompe las barrreras del tiempo: mi profesora de Lectura y Redacción en San Isidro de El General, Vilma Alfaro,  me conoció cuando yo tenía 15 años y asistía a sus clases. He aquí una bella carta que me escribió recientemente recordando a ese adolescente febril que fui:
"
Qué lástima no haber tenido la oportunidad de saludarle personalmente en su visita a Costa Rica.Me hubiera encantado.
Cómo le recuerdo?
Incursionaba al aula apresurado, dueño de esa sonrisa propia del adolescente (maliciosa? ) Irradiaba el encanto de ese joven que empieza a cuestionarse, a indagary a analizar todo lo que les nuevo.
Aquella mirada atenta, me resultaba escrutadora pero, graciosamente,diluida en ese halo encantador del asombro, ese asombro que, a través de los años, nos va robando la vida.
Confeccionaba extensas redacciones y lo recuerdo atendiendo a mis sugerencias, sumamente interesado y respetuoso.
Ahora comprendo que, tras aquella inocente y tierna mirada, Marco Tulio nos estaba sumergiendo ( a todos sus profesores ) en ese su mundo "nivolesco " como diría Unamuno.
No sé si estoy equivocada, pero lo intuí siempre romántico, sensible, vulnerable
Leer Breve historia de todas las cosas, me ha permitido rescatar con más claridad,aquellas imágenes un poco difusas de mi siempre recordado exalumno.
Como escritor le admiro muchísimo y no pierdo la esperanza de adquirir algunas de sus obras.
Con la esperanza de saludarle algún día personalmente,lo saluda cariñosamente...

2011/11/26

Todo lo que dijo D'Alessandro sobre Historia de todas las cosas

No hay comentarios:
La fiesta de Aguilera Garramuño (Sobre Historia de todas las cosas, novela de Marco Tulio Aguilera Garramuño, coeditada por Trama Editorial de España y Ediciones de Educación y Cultura de México, en Agosto 2011)
Héctor D’Alessandro*
‎Tras terminar Historia de todas las cosas, novela de Marco Tulio Aguilera Garramuño, hubiera querido exclamar como Gracián al leer a Marcial, que las Musas al acabar de leer su obra no pudieron poner “Finis”, sino “Fenix”, puesto que lo que deseé infinitamente fue que continuara la fiesta de la lectura. Este libro fue publicado cuando su autor, nacido en Bogotá, tenía 26 años de edad, nada menos que uno de los números de Dios. A Marco Tulio lo conocí hace casi un año en la república de Internet y en setiembre en persona en Barcelona. Un hombre tranquilo e inteligente con una mesurada y humorística distancia respecto de su estereofónica imagen a través de los medios; un hombre además generoso intelectualmente y entusiasta.
La biografía de esta novela me llevaría muchas cuartillas y recomiendo a los entusiastas que lean el libro de ensayos Poéticas y obsesiones, del mismo autor, donde narra la génesis de su novela. (“La novela: seda entre las manos”.) Breve historia de todas las cosas, que así se tituló esta obra en su primera edición de los años setenta, ha perdido aquello de breve que parecería irónico. La novela actual es enorme, gigante, grandota, mamotrética. Y sobre todo desfachatada y exuberante; que fueron los dos primeros adjetivos que me vinieron a las mientes nada más comenzar a leerla y continuaban acosándome muchas páginas más tarde. Pertenece a la tradición, por su prosa, de Cervantes y Quevedo, y por la exageración hiperbólica de los gestos y acciones de sus personajes, a la del doctor Rabelais.Como hablar sale gratis, algunos han dicho que se parece a Cien años de soledad, y es posible entender la razón de tal comparación, incluso decir, como se dijo, que era una parodia de aquella novela, y es cierto también que esta novela se parece a sí misma más que a otras, es única y original en tanto no se le puede comparar con ninguna otra novela que haya leído. El pueblo que le da contexto a la acción y cuya historia se narra a través de sus personajes que se antojan infinitos e inagotables, llamado San Isidro de El General de la Quebrada de los Chanchos, también llamado en la novela una suerte de “Aquítequedas” y “el culo del mundo”, es un pueblo realmente existente en la república de Costa Rica, de la cual Marco Tulio debe ser ya por lo menos ciudadano más que ilustre.
El sistema de comparaciones, alusiones e imaginería, que los franceses nos enseñaron a distinguir para desasnarnos acerca de la catadura del narrador, marca el mapa del territorio literario y es festivo y diferente y sobre todo lleno de alusiones cultas a la tradición literaria universal.
Hay una “mar océana” de comparaciones jocundas, vitales, preindustriales, pueblerinas y jugosas por todo el orbe de la novela, como puede haberlas en Cien años de soledad, sólo que en la obra de Gabo son solemnes, y en las de Marco Tulio, supremamente graciosas y felices: hay “un calor que multiplicaba la imagen” (¿cómo no lo va a haber?), hay la “pestilencia a orín de coneja en el sobaco del Vladimiro que alborotaba a las niñas”. Hay incluso la exageración de chiste de que algunas personas ante la duplicación de los objetos por el calor a cierta hora del día “no sabían por cuál puerta entrar en sus casas”, hay un violinista que asesina a todos los pájaros de alrededor con sus prácticas del instrumento musical, hay un negro que despierta de un sueño profético con un objeto en sus manos que lo conducirá a su propósito en esta vida, hay monjas de malos hábitos que salen volando y que parecen aletear con sus manos burlándose de la candidez de Remedios la bella, hay una especie de iluminado que hace cantar a la naturaleza vegetal y que habla con Dios como por teléfono, hay un tal Benjuil Mnemjián que haría palidecer al Blacamán de Gabo, hay compositores famosos que interpretan violines Peugeot y trompetistas que hacen sonar trompetas de oro que anuncian el nuevo mundo, hay gringos escapados de Viet Nam y gran cantidad de putas, unas muy sofisticadas (la “Sietecolores” y otras de una vulgaridad escalofriante, por ejemplo), hay prostíbulos de rubias auténticas y rubias falsas y hay prostíbulos de burras finas y muy educadas… y hay tantas cosas, personajes, situaciones, que uno no puede evitar pensar en el aleph de Borges, pero ampliado, hasta la respetable cantidad de 515 páginas. 515 páginas que se antojan breves. No sé quién dijo que las buenas novelas, cuando son largas, parecen breves. Y las malas novelas, cuando son breves, se hacen eternas. Todo lo anterior, ese maremágnum de situaciones y personajes bizarros y muy queribles, se encuentran en medio de un arbolado de alusiones a las más diversas tradiciones, que al lector culto le hacen disfrutar y relamerse: Pepe Kardon, el escéptico, un personaje, un vagazo que se la pasa en el parque, cuando acaba con algo, no es con cualquier cosa sino con “el porvenir de una ilusión”. Una cierta dama es, en alusión a la poemática homérica, la “de los pesados senos”. Hay un “desierto de amor y un marmuerto de poesía”. Y hay en todo esto un juego constante y sistemático que es lo más inteligente de la novela a mi entender: el modelo que escoge Marco Tulio para entroncar su novela con una tradición y el modelo que escoge para situar su territorio imaginario en una tradición imaginaria colectiva. El uso acertado de la alusión a las grandes obras de las tradiciones filosóficas Occidental y no Occidental para abaratarlas, para devolverlas a la tierra, al barro, revolcarlas un poquito entre el pueblo, demuestra que el propósito de esta novela no es un poco más de turismo folclórico en las vidas de unos seres extraños sino ir más allá e inscribir conscientemente a la novela en una tradición de la Gran Novela del Mundo. Y en este sentido ganó la partida. Joyce dijo que había escrito unas novelas fáciles para buscarse un sitio y una complicadísima para tener a los profesores y a la crítica ocupados durante centenares de años. Marco Tulio comenzó a la visconversa: hizo primero la obra difícil y luego las fáciles. Por eso García Márquez le profetizó que nunca volvería a escribir a este nivel. Y es justamente a esto donde nos lleva la novela: a un gran nivel.
Y el punto más alto de la misma es un aspecto que la emparenta con Guillermo Cabrera Infante de manera mucho más conexa que con cualquier otra tradición. Su deseo voluntario y llevado a cabo con éxito de jugar con las palabras y con las frases, sobre todo las frases hechas, esa especie de taras del lenguaje y conducirlas por el derrotero juguetón que a Marco Tulio le dio la gana.
Es esta una novela donde se inventan palabras todo el tiempo. Desde el bautismal “frenápteros” con el que se advoca a los seres de mente alada y los “frenólitos”, seres de pensamiento petrificado, hasta los “saúdes” seres hechos exclusivamente para el amor, pasando por un bestiario personal que conforma todo un nuevo universo personal, curiosamente al alcance de cualquier buen lector. Este eje conceptual estará en función mientras dura la novela. Milan Kundera, para crear personajes e ideas filosóficas que sustenten a sus narraciones busca en lo “denso” y lo “leve” en Nietzsche, Marco Tulio, como latinoamericano, lo inventa todo, incluso los conceptos desconocidos hasta ese momento en que sustentar su creación. Imagino a un personaje de su pueblo de novela, situado en un mundo circunferencial en el cual el culo está en todas partes y el ojete en ninguna, diciendo o declarando que “Aquí no necesitamos a ningún Nietzsche”. (Lo ven, ya se me contagió, esto es lo que pasa con las novelas oníricas, rimbombantes, espectaculares y lúdicas, que se le meten a uno entre las sinapsis como un virus y se ponen a andar solitas.)
Pero, ¡alto! Sigan porque hay mas invenciones, hay “trascendenteadicto”, hay “intelectontos”, hay una mujer “espectaculear”, un “latrocínico”, hay “intelectontos”, “nariztotélicos” y acontecimientos “tempestivos”.
Y no acaba ahí, va mucho más allá, porque entre otras joyas, hay también la destrucción calibrada del sinsentido común, puesto que hay un “vulgar hierro frustrado”, hay un “fructuosa mente”.
Y no acaba aquí la magia de esta extraordinaria novela inventada por un estudiante universitario porque se aburría en clase de filosofía, no les cuento más para que lo investiguen ustedes y disfruten como yo lo hice sorprendido.
El camino de la novela nunca es recto, está lleno de bifurcaciones sin jardín y con flora, que en el momento menos pensado alude a elementos que dejan de ser metafóricos y por obra del grande ingenio de Marco Tulio, pasan a ser “meta(ysaca) fóricos”.
Algo para leer y no dormir, para cultivar un buen y productivo insomnio, para quedarse asombrado como ese personaje medio nerudiano adaptado a la convivencia en San Isidro de los “grandes ojos fijos de pescado frito”.
Por último y para que no digan que no soy serio, Historia de todas las cosas a diferencia de Cien años de soledad, tiene una perspectiva o propósito moral radicalmente distinto: al acabar la novela uno se queda con un buen sabor de boca, no queda aquella sensación bíblica de condena del mito de García Márquez sino que abrimos la puerta a un mundo de esperanza, de belleza, de dificultades y, de un modo significativo, de colaboración entusiasta en la incompleta obra de Dios.
· Héctor D'Alessandro. Escritor uruguayo residente en Barcelona, coach de Programación Neurolingüística

2011/11/23

Noticias del frente de batalla en Xalapa

No hay comentarios:

 Una vez que presentamos mi novela Historia de todas las cosas en Madrid y Barcelona, ya de regreso en Xalapa, me he entregado a la rutina de concluir mis cátedras en la Unidad de Artes y en la Facultad de Letras de la Universidad Veracruzana y mientras tanto tengo varias expectativas abiertas: ¿Qué sucederá con esta novela, cuya primera versión en 1975 levantó tanto polvo, hasta el punto de que se la comparó con Cien años de soledad? Hasta el momento sólo ha habido una reacción crítica, la de Héctor D'Alessandro, que elevó la novela al extremo de cantarla como clásico. Pero hay que aclarar: Héctor es amigo. Segunda expectativa: La presentación de la edición 14 de Cuentos para después de hacer el amor.
Tercera: A principios el próximo año presentaciones de mi Historia de todas las cosas en el DF con el apoyo de Joaquín Díez Canedo; el Puebla con el apoyo de Ricardo Moreno Botello, el poeta PIM y el amigo Abascal; y en la FILU. En mayo posiblemente viaje a Neiva, que celebra los 25 años del Premio de Novela José Eustasio Rivera, cuyo primer ganador fue MT. El fin de semana pasada fue la última competencia de natación. Gané tres medallas de plata.
Hay muchos libros guardaditos, que no he movido por mi carácter de veleta y metome-en-todo: dejo que los libros se queden quietos por años cuando se acaban las ediciones y no me ocupo de buscar reediciones hasta que encuentre viento a favor: las novelas Las noches de Ventura, La pequeña maestra de violín, Los placeres perdidos, están agotadas y no he buscado reediciones. Ah, otro asunto interesante: firmé contrato con Alfaguara para convertir Cuentos para después de hacer el amor y El pollo que no quiso ser gallo en e-books.
¿La salud? Perfecta, con análisis esporádicos. El optimismo a toda vela:  no hay por qué sufrir: las cosas marchan por sí mismas.

2011/11/20

Natación: fuente juventud

No hay comentarios:
Premiación de estilo libre

 Las competencias de fin de año de AquaX fueron  multitudinarias pero el único adulto que participó fue MT, de  modo que tuve competir con muchachos bastante jóvenes. El la foto de arriba se puede ver al ganador, al centro, y al tercer lugar, al fondo. En primer plano MT, es decir Johnny: batí dos récords personales pero incurrí en lo que ya es costumbre: llegar tan tarde, que perdí la posibilidad de participar en estilo libre. Y hubo otro error: me lancé a la piscina en la segunda prueba y llegué en primer lugar, lo que me pareció sorprendente. Después me enteré de que prueba era de pecho y no de estilo libre. Los jueces fueron condescendientes con el desorientado MT, y aceptaron su tiempo para computarlo... De modo que por la primera razón anotada, no pude cumplir con mi cacareada promesa de ganar cuatro medallas. Más fotos abajo.
Mis tres medallas de segundo lugar. Todas las competencias me las ganó el moreno de la foto de arriba

Mi ronco y provecto pecho

2011/11/17

Noé Jitrik habla sobre mi Amazonas

1 comentario:
Una nota de Noe Jitrik sobre mi novela del Amazonas:"...Querido Marco Tulio: Acabo de terminar la lectura de "Agua clara en el Alto amazonas". Me he quedado encantado con el libro: echa humor a chorros, es ameno y divertido y la prosa fluye no como el Amazonas mismo sino como un río manso y claro. Nada que ver con la novela en boga, aunque la palabra tiene un costado náutico, compulsivo y autocomplaciente: hay en ella una sabiduría narrativa y un distanciamiento muy convincente, nada artificioso. No puedo menos que agradecerte el buenísimo momento que me ha deparado la lectura, suerte de mi parte. Te mando un gran abrazo y espero verte pronto, no es imposible uqe vaya a México el año que viene. Tuyo, Noé"

2011/11/11

Ricardo Moreno Botello habla sobre El imperio de las mujeres

No hay comentarios:
Sábado 20 de febrero de 2010 Un comentario sobre Aguilera Garramuño
EL IMPERIO DE LAS MUJERES, Cuentos EN LUGAR DE hacer el amor
Ricardo Moreno Botello
Raúl Arias Lovillo, rector de la Universidad Veracruzana, MT,  Peter Broad, presidente del senado de la Universidad de Indiana, Ricardo Moreno, editor de Educación y Cultura
No se espere de mi, un afanoso lector interesado y humilde editor, el análisis literario del nuevo libro de mi amigo Marco Tulio Aguilera, El Imperio de las Mujeres o Cuentos EN LUGAR DE hacer el amor; mi participación --jubilosa por cierto-- al lado dos distinguidos universitarios y del propio autor, es resultado más bien de la amable e inmerecida distinción que Marco Tulio tiene para uno de sus más necios seguidores, invitándome a celebrar juntos el nacimiento de este libro.
El Imperio de las Mujeres, hay que decirlo, es el tercero y último, al parecer, de la serie de libros que comenzó con Cuentos para DESPUES de hacer el AMOR, editado por Punto de Lectura, España, 2005, y dónde apareció, junto a otros 14 cuentos, un relato que me llenó de asombro. Se trata de la divertida historia llamada “Amor contra natura”, que unió en el universo de la literatura erótica y supernatural a un rinoceronte –enfermo de nostalgia y de amor– con una recia pero virgen y graciosa doncella-helicóptero.
La serie siguió con un nuevo libro, Cuentos para ANTES de hacer el amor, editado por Alfaguara en Colombia y por Ediciones de Educación y Cultura en México en 2007, agrupando 12 nuevos cuentos, todos ellos piezas finas que refrendan la calidad y maestría de uno de los más destacados narradores latinoamericanos realmente existentes.
Fue publicando este segundo libro de su saga amorosa como conocí a Marco Tulio Aguilera Garramuño, por intermediación de otro común amigo del medio literario y editorial, Jorge Abascal, quien se hizo cargo para nuestra empresa de la serie “Íntimos”, donde se incluyen los libros de referencia. Antes de eso, sólo tenía noticia de Aguilera Garramuño, por la lectura de un cuento sobre el Quijote (“De cómo pende la verdad más íntima del Ingenioso Hidalgo de un pelo de camello”) que escribió para un libro colectivo, con el que EEyC conmemoró el 400 Aniversario de la publicación de la primera parte de El Quijote de la Mancha.
Me sorprendió en aquel cuento el jocoso manejo por parte de Marco Tulio del lenguaje cervantino, que combinaba con un juego de atmósferas y ocurrencias borgianas, dando como resultado una curiosa e irreverente narración que les invito a leer. En el cuento de marras, tuve primer conocimiento de la narrativa erótica de Aguilera Garramuño, cierto que allí cobraba un tono por demás divertido. He aquí un pasaje del relato:
"Y estas letras decían, ni más ni menos, que a don Alonso de Quijano no se le había secado seso alguno por leer libros de caballerías, sino que el leer tales embelecos era más bien la consecuencia de otra sinrazón, contra la cual no hay santos ni aves marías ni rosarios que valgan y no son otra cosa sino los apuros del cuerpo que llegado a determinada edad, necesita tanto y tantísimo, hasta las noches en blanco, de las delusiones del amor que dan las dulcineas con perfumes de azaleas, manzanilla, hierbabuena y frestán, como de las efusiones del corpóreo cuerpo, que se dan, es claro, no sólo con los jolgorios de jóvenes y mozas y en los legítimos connubios de esposas y esposos, sino en los mismos frailes y monjas, incluso en los santísimos, que siendo píos, si pueden esquivarse de los juegos de manos, no pueden evadir las trampas que el diablo pone en sueños, pues bien se sabe, sueña el pobre y sueña el rico y sueñan los que no tienen el tener y los que mucho poseen sueñan el carecer."(1)
Traje ese pasaje a colación no sólo porque, como he dicho, me recuerda mi primer contacto con la narrativa de Aguilera Garramuño, sino porque pone de manifiesto también, en qué medida su prosa, sus relatos y sus juegos literarios están siempre concebidos, de una manera u otra, desde su mirador erótico, desde ese exquisito divagar amoroso que nuestro autor sabe incorporar como pocos a su trabajo literario.
Llegaron después a mis manos otros libros, con dedicatoria personal del propio Marco Tulio, de aquellos textos tempraneros (para usar un calificativo erótico de nuestro medio) que iniciaron la fama de nuestro escritor: Mujeres amadas, en las dos ediciones de la Universidad Veracruzana, 1988 y 1996; y Los placeres perdidos, EDAMEX, México, 1990. Esta última obra tiene su primera edición por Fundación Tierra de Promisión, Colombia 1989, cuando ganó la I Bienal de novela “José Eustacio Rivera” en febrero de 1988. Lo se porque tal edición la vi celosamente guardada en el escritorio de nuestro editor en jefe Enrique de Jesús Pimentel.
Una vez descubierto por mi parte ese perfil estilístico de Marco Tulio, y habiéndome deleitado también con sus Cuentos para DESPUES de hacer el AMOR que el propio Abascal me hizo llegar, la propuesta que se nos planteó de editar los Cuentos para ANTES de hacer el amor fue acepotada sin dilación alguna. Había incluso que prepararle una bienvenida a nuestra editorial con la producción de un libro de lujo, que correspondiese con la calidad literaria del autor. Ciertamente tuvimos un feliz resultado, la edición mexicana de esa obra fue bien elogiada: ¡forma fue fondo! Ahora contábamos, en tanto que editores, con un libro propio (“nuestro libro”, como nos lo adjudica el generoso autor) para ofrecerle al lector mexicano la posibilidad de seguir escudriñando en el universo lúdico y erótico de Aguilera Garramuño. Sólo habrá que agregar al respecto que esta Feria Internacional del Libro Universitario, en 2008, fue escenario también para la presentación de aquel libro.
Pero Marco Tulio es incansable y ¡qué bueno! Además de seguir afinando hasta la saciedad su gran novela Historia de todas las cosas, esa que ya como leyenda anunciada tiene casi vida propia y que esperamos que pronto encuentre al feliz editor; además de dedicarle ratos de su vida, por aquí y por allá, a la formación de nuevos escritores; además de desplegarse cuanto puede como filoso lector, traductor, ensayista, crítico y bloguero literario, también nos ha entregado esta nueva producción de cuentos, cuya presentación hoy nos congrega: El Imperio de las Mujeres o Cuentos EN LUGAR DE hacer el amor.(2)
Ya se han dicho y seguirán diciéndose muchas cosas alrededor de la manera de tratar los temas amorosos y eróticos por parte de Aguilera Garramuño, de su forma abierta y clara, sin complejos; de sus formas delicadas a veces y entusiastas otras; de su ingenio y finura. Ello hace de las obras eróticas de nuestro autor una literatura relevante, de oficio consagrado. Pero Marco Tulio sabe que otras pasiones se mezclan también en la vida de hombres y mujeres, que sacuden sus sentidos, alteran sus almas y las disponen o predisponen para el acto amoroso.
Esos soplos del carácter o del genio humano están allí presentes, en sus cuentos, en los personajes que crea con trazos precisos. Pienso por ejemplo en los arrebatos de vanidad o de orgullo que describen a un escritor, cuya búsqueda de la fama obnubila todos sus actos; o las cimas del absurdo que pueden alcanzar personajes mediocres. En fin hay una veta psicológica muy lograda y madura en los relatos de nuestro autor que determinan la calidad, verosimilitud y riqueza de sus narraciones. Este conjunto de recursos literarios, convertidos en voces, personajes y tramas cuentísticas excepcionales, está abundantemente presente, para quién lo desee disfrutar, en El imperio de las mujeres del inefable Marco Tulio Aguilera Garramuño.
Hombre de variado origen, migrante involuntario, alma latina y vecino de estas tierras jalapeñas, Marco Tulio ha ganado fama, imponiendo el valor de sus letras a golpe de lanza, artículos, libros, blogs, en un medio tan excluyente y caprichoso como el literario. En ese dificilísimo mundo de los premios-cocinados-al-gusto y de las best-selleridades predeterminadas y bestiales, que el propio Marco Tulio ha descrito con detalle en algunas de sus célebres ficciones, en sus escritos críticos o combatiendo en el ciberespacio.
¿A qué responde esta máquina incansable llamada Aguilera Garramuño? ¿Con qué combustible se alimenta esta irrefrenable fábrica de ficciones? (Sabemos que hoy mismo se presentará también su libro Maelström el agujero negro). Creo que una respuesta compleja sólo la tienen los veracruzanos, que han vivido mucho tiempo cerca de Aguilera Garramuño. Pero aceptemos al menos que esa fuerza inmarcesible, que sostiene el alma de nuestro autor sólo puede llamarse amor propio. Un orgullo que con el talento y oficio de Marco Tulio produce literatura de la más pura cepa, del mejor linaje latinoamericano.
No abundaré más sobre la vida y obra de nuestro autor, otros lo conocen mejor que yo, le han destinado un tiempo de estudio a profundidad, como Peter Broad, aquí presente, biógrafo y traductor al inglés de las obras de Aguilera Garramuño, o Raúl Arias, rector de esta gran Universidad Veracruzana, cuya comunidad debe sentirse muy complacida de contar en sus filas con un destacado escritor como Marco Tulio. A ellos dejaremos ahora la palabra.
¡Muchas gracias por su presencia y atención!


Xalapa, Ver., 12 de septiembre de 2009

1 Marco Tulio Aguilera G. “De cómo pende la verdad más íntima del Ingenioso Hidalgo de un pelo de camello”. En De Claro en Claro, Cuentos sobre el Quijote. Ediciones de Educación y Cultura, Colección Íntimos. México. 2005, pp. 23 y 24.
2 El Imperio de las Mujeres. Cuentos en lugar de hacer el amor, Ediciones de Educación y Cultura. Colección Íntimos, México, 2009. 237 págs.

2011/11/08

Hacer el amor 14 veces

1 comentario:

Esta es una segunda propuesta para la portada de la nueva edición de Cuentos para después de hacer el amor
Y una entrevista que me hizo Pablo Giordano, escritor argentino que está estrenando novela: Las Chozas, que ya leí. Intenté apoyarlo para que se publicara en México, pero los famosos "lectores" de la inominada editorial, la rechazaron. Repruebo a los "lectores", apruebo la novela: la vida entre turbulenta y feliz de muchachos en un pueblo pequeño de la provincia argentina.
Va la entrevista...
PARA PABLO GIORDANO
Cuando el escritor colombiano Marco Tulio Aguilera Garramuño  vio publicada su primera novela  Breve historia de todas las cosas en Buenos Aires tenía 24 años de edad. Hubo diversas reacciones críticas, algunas excesivamente elogiosas y otras, pocas, colocándolo a la sombra de García Márquez. Seymour Menton escribió que su primera obra era lo más cercano a  Cien años de soledad  que se había producido en Colombia, Raymod Williams afirmó que Marco Tulio no necesitaba del boom ni de García Márquez, pues era un escritor que podía hacer su propio boom él solo, el crítico uruguayo Jorge Ruffinelli vaticinó que andando el tiempo Garramuño sería uno de los grandes de la literatura española, el mexicano Edmundo Valadés consideró que  Breve historia de todas las cosas podría repetir el fenómeno de la obra mayor de García Márquez. Más de 30 años después de la primera publicación, Garramuño ha corregido y aumentado su primera novela y además le ha cambiado el título: ahora se llama  Historia de todas las cosas y sus editores (Educación y Cultura de México y Trama Editorial de Madrid) apuestan por que el autor, ya maduro, ha cumplido su objetivo, de poner en circulación una novela de la calidad literaria de  Cien años de soledad. Más de 30 años después de su primer publicación Garramuño ha visto editadas casi 30 títulos, que han recibido buena acogida crítica y de lectores de Latinoamérica.
  1. El escritor  MT Aguilera Garramuño es muy conocido en América Latina pero en España no tanto, pese a que fue finalista en el premio Alfaguara de novela del año 2000 con la obra El amor y la muerte.  ¿A qué cree usted que se debe esa falta de diálogo literario entre los dos continentes?
Hay que aclarar que fui finalista del Premio Alfaguara pero eso no se difundió. Fui llamado a la oficina de Marisol Schutlz, directora de Alfaguara en México. Ella me dijo que el Premio estaba entre la novela de un escritor mexicano y mi novela  El amor y la muerte.  Marisol me preguntó si yo estaba listo para asumir un premio del tamaño del Alfaguara, con todo lo que ello implicaba de viajes y compromisos. Le dije que naturalmente estaba listo y que desde que comencé a escribir había estado listo para todo lo que la profesión implicara. Ella me dijo que ganara o no, de todos modos la Editorial iba a publicar todas mis obras, una por una, hasta completar el catálogo completo de mis libros. No sucedió ni lo uno ni lo otro. El premio le fue concedido a  La piel del cielo, de Elena Poniatowska. Mi novela fue publicada en edición limitada en Colombia y luego México no quiso reeditarla. La obra recibió crítica entusiasta y abundante en muchos países. Y eso fue todo. Luego publicaron  Cuentos para después de hacer el amor en Suma de Letras México y España y  El pollo que no quiso ser gallo en Alfaguara infantil. La promesa de publicar mis otros libros no se cumplió.

  1. Como escritor de largo recorrido ¿Cómo se define usted?
Soy una persona extremadamente disciplinada, tanto en mi trabajo como escritor, como en mi labor como lector de la Editorial de la Universidad Veracruzana y en actividades deportivas. Fui fondista en mis años universitarios en Colombia, basquetbolista en Estados Unidos y México y actualmente soy nadador de categoría máster. Participo en competencias con frecuencia y lo mínimo que he alcanzado a nivel de competencias amateur son dos medallas de plata y lo máximo seis medallas de plata y una de bronce. Mis libros los trabajo por muchos años y son el fruto de largas investigaciones y de muchas escrituras, reescrituras y correciones. Si he de definirme debo decir que soy una persona que cumple sus objetivos con una terquedad casi invulnerable.

  1. ¿Cuáles son sus motivaciones literarias y en qué  fuentes ha bebido?
Cuando publiqué mi primera novela algunos críticos y lectores dijeron que yo era un imitador de García Márquez. Muchos otros lectores, entre ellos el mismo García Márquez negaron esto. Se me encasilló como uno de los fundadores del post boom. Creo que con el resto de mis obras, que suman casi 30 libros, he demostrado tener mi propio mundo. He tenido algunas obras que podrían calificarse como “éxitos”: por ejemplo  Cuentos para después de hacer el amor, que ya lleva 14 ediciones y  El pollo que no quiso ser gallo, que ya se acerca a los 40 000 ejemplares vendidos en Latinoamérica. Hay quienes me atribuyen cercanía a Henry Miller, Rabelais, Rubem Fonseca, Cabrera Infante, lo que no me molesta en lo más mínimo.

  1. ¿Es el narrador un mentiroso compulsivo? ¿Cuál es su relación con la sinceridad y la mentira?
El narrador es un mentiroso que descubre o busca verdades. Para mí el buen escritor es el que dice lo que nadie se atreve a decir o el que descubre lo que nadie hasta ahora ha descubierto. Como persona pública practico una sinceridad a veces insultante; como critico literario no me permito nunca adular buscando mi propio interés. Tengo una costumbre que a veces puede parecer chocante: defenestrar crítica y analíticamente los libros que son lanzados como si fueran obras maestras y que en realidad son fantoches publicitarios. Lo he hecho varias veces con libros que reciben grandes premios literarios.
  1. Dentro de su trayectoria como escritor encontramos una cantidad importante de publicaciones en el ámbito del cuento y la narrativa  ¿En cuál de esos géneros se siente más cómodo y por qué?
Cuentos y novelas son territorios en los que me siento a gusto. Creo haberle atinado en algunas obras a la escritura de buenos cuentos y de novelas bastante legibles. Algunas han tenido ediciones limitadas y poca repercusión. Esto lo atribuyo a que yo me dedico básicamente a escribir, y cuando publico un libro, me olvido de él y me dedico a pensar en lo que ha de venir. Tres veces fui representado por Carmen Balcells y en las tres terminamos distanciándonos, más por mi culpa que por la de su agencia. Cuando ellos estaban negociando yo quería meter la cuchara, y eso no lo acepta la agencia. Después tuve otro representante colombiano que terminó estafándome. Entonces tomé la decisión de rascarme mis propias pulgas.El hecho de que yo viva en la periferia y no en una gran ciudad, ha favorecido que yo no tenga mucha exposición… lo que me parece muy bien, pues para un megalómano como yo lo mejor es que lo ignoren. Vivo en Xalapa, una ciudad de la provincia mexicana, y aquí he encontrado buen acomodo: llevo una vida tranquila, sin mucho traqueteo, sin demasiados viajes a ferias, conferencias, congresos y ello ha favorecido mi trabajo literario. Si viviera en Barcelona o el Distrito Federal en México, posiblemente me habría dedicado a la farándula literaria, a la figuración y habría terminado escribiendo la habitual basura de los adictos a la figuración.

  1. Alguna vez se dijo de usted que sería el sucesor de García Márquez. ¿Esa aseveración ha marcado, de alguna manera, sus ambiciones literarias?
Sin duda García Márquez me marcó. Mi primera novela, Breve historia de todas las cosas tiene una relación directa con  Cien años de soledad, no sólo por el manejo de técnicas literarias semejantes sino porque pinta un pueblo muy particular, muy imaginativo, que podría recordar a Macondo. Este hecho hizo que el primer editor de esta novela, Daniel Divinsky, de Ediciones La Flor, de Buenos Aires, afirmara que a él le gustaba más mi novela que  Cien años de soledad. García Márquez la leyó en tiempo récord y me llamó para felicitarme. Y muchas veces, en privado, ha hecho excelentes comentarios sobre ella. Pero me dijo, como le ha dicho a muchos otros autores: “Nunca voy a hablar públicamente bien de tu novela porque eso te perjudicaría. Una vez hablé bien de une escritor y ya nunca volvió a escribir nada bueno”. Lo que yo le respondí en esa oportunidad a Gabo fue:  “Puedes hablar bien de mí, puesto que yo tengo tan alta opinión de mi trabajo, que nada me puede hacer creer que soy más grande de lo que creo ser”.
  1. Usted es colombiano de nacimiento pero reside en México desde hace más de treinta años. ¿La experiencia de la migración ha marcado de algún modo su obra y su relación con la realidad?
Vivo en México hace más de 30 años pero sigo siendo colombiano no sé si por romanticismo, por terquedad, nostalgia,  pereza de hacer trámites o por llevarle la contraria a la corriente que tiende a denigrar de la nacionalidad colombiana. Tal vez si viviera en Colombia mis temáticas habrían cambiado pero no mi espíritu ni mi empecinamiento. Pero éstas son elucubraciones ociosas. Como sólo tenemos acceso a una dimensión espacio-temporal, puedo hablar de lo que he vivido, no de lo que podría haber vivido.

  1. ¿Cómo ve la situación actual de la literatura en América Latina y cuáles cree usted que son las señas de identidad de sus escritores?
Hay una tendencia a negar los orígenes  entre los escritores latinoamericanos que han alcanzado una buena difusión en Europa. Muchos de ellos quieren escribir como europeos, quieren ser universales a costa de olvidarse de sus fuentes. A eso se ha llamado “negar las raíces”, usando un término bastante maniqueo. Opino que el problema no es que nieguen sus orígenes, sino que comienzan a plegarse a las exigencias de un mercado que les exige una especie de estandarización. Es claro que a pesar de esto Latinoamérica sigue siendo un surtidor prácticamente inagotable de buena literatura, que de alguna forma opaca lo que se hace en España. Fuera de Reverte y algunos best sellers españoles  casi nada llega a las librerías de Latinoamérica, mientras que en España siguen campeando unos buenos nombres. Entiendo que España esté ofendida por el hecho de que casi todos los grandes premios se los lleven los escritores latinoamericanos… Pero es un hecho: la buena literatura se sigue produciendo en Colombia, Argentina, México , Perú.
  1. Y para terminar, usted ha ganado un número considerable de concursos literarios. ¿Ayudan estos eventos a depurar la calidad creativa o son, al contrario, nuevas formas de mercantilizar la literatura?
Los premios me han ayudado a saltar trancas, a publicar en grandes editoriales sin hacer antesalas, a construir una buena casa para mi familia, me han dado desahogo pero no fortuna, me han permitido hacer viajes y me han dado reconocimiento en varios países. En general los premios que ayudan a elevar la calidad de la literatura son los pequeños premios. Hasta el momento no he recibido ningún premio verdaderamente grande. He sido finalista en Alfaguara y Planeta México. Por otra parte es bien sabido que los grandes premios están casi todos viciados. ¿Quién entiende que se le dé un Planeta a Camilo José Cela, un Alfaguara a Vargas Llosa o a Savater? La mercantilización es la que domina. Me encantaría que a los miembros de los jurados de esos grandes premios se les hiciera un examen a ver si de verdad leyeron diez de los 500 o más libros de concurso. Los premios los terminan dando los editores y los grandes nombres son sólo pantallas.
Marco Tulio Aguilera Garramuño, en quien hay una mezcolanza de razas bastante interesante (sus antepasados fueron vascos, judíos, italianos, chibchas y hasta holandeses)  es un autor que levanta polémica a donde quiera que vaya. Estará en Madrid y Barcelona durante los meses de septiembre y octubre y se presentará en la Librería de Trama Editorial,  en la Biblioteca Bóbila de L’Hospitalet de Llobregat y en El Portal del Ángel de El Corte Inglés, lugares en los que hablará sobre  El libro de la vida, una pentalogía del tamaño de  En busca del tiempo perdido, de la cual hay tiene publicados los cuatro primeros libros ( Mujeres amadas, Las noches de Ventura, La pequeña maestra de violín  y  La hermosa vida). También presentará en Madrid y barcelona su novela  Historia de todas las cosas,  voluminosa novela que “si no está a la altura de  Cien años de soledad, por lo menos es más divertida” según palabras del autor, a quien no siempre le ha divertido la comparación que se le hace con García Márquez.






2011/11/07

Fotos y videos prohibidos de Aguilera Garramuño

No hay comentarios:
Portada del libro coeditado por Educación y Cultura de México y Trama Editorial de España

Manuel Ortuño, coeditor español de la novela, Armando Mena, director de la Librería de la Universidad de Puebla, y el autor, a la salida del restaurante Enza, en Madrid, tras celebrar la aparición del libro.

Ricardo Moreno Botello, editor de Educación y Cultura, Manuel Ortuño, Armando Mena y el autor, en el Barrio de las Letras, Madrid.
Con bolso, la subdirectora de Educación y Cultura, Cecilia Moreno.

Aquí editor y autor están tramando algún golpe para recuperar lo invertido en un libro de 515 páginas, publicado a todo lujo
 
Tras haber libado y comido en el restaurante Enzo de Madrid, los dos editores y el autor: los editores preocupados, y el escritor... sonriente.

Y aquí un video con las palabras del escritor uruguayo Héctor D'Alessandro durante la presentación del libro en Barcelona

Y también el video de las palabras que pronunció el autor...

2011/11/04

No hay comentarios:
Portada tentativa de edición 14 de Cuentos para después de hacer el amor. Busque el error y gánese un ejemplar. 
He aquí una selección de párrafos críticos sobre el libro, hecha por Peter Broad.
Con motivo de la reciente publicación de las ediciones 11 y 12 de  Cuentos para después de hacer el amor, editados en colección de bolsillo Punto de Lectura de la editorial Alfaguara en México y España, me permití hacer una selección de opiniones de críticos de diversos países sobre este libro de Marco Tulio Aguilera, escritor residente en Xalapa y  académico de la Universidad Veracruzana dentro de la Dirección Editorial.
     El 12 de febrero de 1984, con motivo de la aparición de la primera edición de Cuentos para después de hacer el amor el crítico uruguayo, en aquel entonces director del Centro de Investigaciones Lingüísticas y Literarias de la Universidad Veracruzana, escribió: “Superar el enorme escollo que constituía la presencia avasallante de Gabriel García Márquez es hazaña doble para un joven escritor colombiano. Y esto es precisamente lo que hasta cierto punto hizo Marco Tulio Aguilera en sus cuentos publicados en 1983 por la editorial Leega”.
Seymour Menton, prestigioso académico norteamericano, refiréndose a Aguilera Garramuño en 1978 afirmó: “Mientras varios escritores colombianos no han podido resistir la atracción de  Cien años de soledad... ninguno se ha acercado tanto al astro sagrado como este colombiano, que con su primera novela ya fue comparado con su modelo”.
      Alejandro Sandoval, en el diario  Excélsior, refiriéndose a la segunda edición de  Cuentos para después de hacer el amor escribió: “Marco Tulio ha alcanzado ya desde su primer libro de cuentos una verdadera maestría en la recreación de atmósferas. La caracterización de los personajes es vigorosa y bien delineada, lo cual incide con fortuna en la cabal realización de cada cuento”. Y concluye: “Comparar a Garramuño con García Márquez  es asunto vano, ya que la altura literaria de Aguilera Garramuño nada necesita de tal referencia.”
     Enrique Serna, en Sábado de Unomásuno,  el 8 de abril de 1989, con motivo de la cuarta edición de Cuentos para después de hacer el amor escribe: “Muy pocos escritores del momento combinan así la musicalidad y el desenfado, la poesía y la ironía... Lo singular de Aguilera Garramuño es que sus saltos mortales de tono y estilo corresponden al eclecticismo con que sus personajes intentan defenderse de una circunstancia vital insufrible y caótica.”
         Germán Vargas, uno de los siete sabios que menciona García Márquez en Cien años de soledad, en el Diario del Caribe, Barranquilla, Colombia escribe: “Éste sí es —refiriéndose a Cuentos para después de hacer el amor— sin lugar a dudas, uno de los libros más regocijantes que registre la historia de la literatura latinoamericana. Un talento excepcional y una gracia especialísima son distintivos de Garramuño.”
    Ariel Muñiz, escritor uruguayo, en la revista  Plural, en enero de 1984,  escribe:  “La limpieza expresiva, la elegancia, el prodigioso dominio del tempo, la fantasía desbordada, muestran a Aguilera en una fase crucial de sus recursos creadores.”
    Luis Arturo Ramos, en la revista  Plural, escribe: “Un lenguaje ágil e imaginativo,  vertical, incisivo, en su afán de explorar psicologías y abrir espacios frente a los ojos del lector. La comparación afortunada, la explicación mordaz y a veces absurda de actos y pensamientos, redondea los cuentos y retrata otros mundos que gravitan adyacentes al nuestro.”
    Roberto Vélez Correa escribe en  La Patria, de Manizales, Colombia:Armado de un lenguaje literario amplio, de una lujuria idiomática deslumbrante, Aguilera Garramuño en  Cuentos para después de hacer el amor  sumerge al lector en un universo dispar de planetas y satélites que giran alrededor de una estrella que encandila, atrae y quema el amor.”

"En los campos de la verdadera ficción Marco Tulio campea con orgullo y facilidad sin límites, lo que hace que sea un placer torturante leerlo en cuentos a veces agobiantes y supervertiginosos. Estos Cuentos para después de hacer el amor nos presentan a un señor narrador.”  (Gustavo Álvarez Gardeazábal,  El Colombiano, Medellín, 1985.)
“Marco Tulio rescata con buen humor esa necesaria audacia del cuento que lo convierte sin duda en uno de los autores más originales y sólidos de Latinoamérica.” (Juan Domingo Argüelles, El Día,  diciembre de 1985.)
     “En  Cuentos para después de hacer el amor podemos disfrutar de monstruos o tiernas criaturas sensuales rodeados de una atmósfera de comedia y sátira, de mordacidad y sutileza, perversidad y una honrada búsqueda del sentido de la vida y el amor” (María Luisa Hernández Rizo, Presentación de la tercera edición, El Universal, septiembre de 1987.)
     “Se disfruta de una narración ágil, divertida e ingeniosa que hace que el lector no detenga su lectura. Estos cuentos presentan el amor en forma real con una chispa intelectual que es digna de Woody Allen.” (Roberto Castelán, Revista Chicone,  Guadalajara, octubre 1984.)
     “Con un encanto por la narración de historias llanamente, con una escritura no exenta de romanticismo tardío y truculencia, llena siempre de agilidad, de buen ritmo, de humor y de inteligencia, Garramuño confirma con los ascensos y las pendientes de los once cuentos contenidos en este volumen su pericia y las virtudes de su narrativa.” (José Homero, Semanario de  Novedades, agosto de 1987.)
     La confirmación de la calidad y trascendencia de este libro se dio cuando fue seleccionado como uno de los libros más importantes del siglo XX en Colombia, selección que llevó a cabo la revista Semana.  Cuentos para después de hacer el amor  incluye textos premiados con los Premios San Luis Potosí, Latinoamericano de cuento de revista  Plural, Ciudad de Xalapa, de La palabra y el hombre (segundo premio; el primero fue otorgado a Sergio Pitol, en 1979) y Guazacoalco. La edición española de libro de bolsillo Punto de Lectura tuvo una magnífica acogida y la edición mexicana fue seleccionada para participar en el concurso Alfaguara te paga por leer. Sobre estos cuentos se ha hecho teatro, cine, narración oral, videoclips, dramatizaciones radiofónicas. Pronto el libro estará disponible en e-book.

2011/11/02

PREMIO INTERNACIONAL DE NOVELA JOSÉ EUSTASIO RIVERA 2012

3 comentarios:
En 1988 se entregó el Primer Premio Internacional José Eustasio Rivera en la Ciudad de Neiva, capital de tierra caliente de Colombia y lugar de nacimiento del autor de La Vorágine, una de las tres novelas más importantes que ha dado nuestro país. El premio se le otorgó a mi novela Los placeres perdidos, honor que ha estimulado y fundamentado mi carrera. Para el 2012 el concurso se internacionalizará y tendrá una dotación de 80 millones de pesos, lo que lo "posicionará" como uno de les certámenes de novela con bolsas más cuantiosas. Para celebrar los 25 años del concurso he sido invitado a Neiva el próximo mes de mayo de 2012. Espero que no haya obstáculos para asistir.
Reproduzco un documento sobre el Concurso, su importancia y sus perspectivas:

BAJO EL LIDERAZGO DE GUILLERMO PLAZAS ALCID LA BIENAL NACIONAL DE NOVELA JOSE EUSTASIO RIVERA SE INTERNACIONALIZA EN LOS CUATROCIENTOS AÑOS DE FUNDACIÓN DE NEIVA. POR INICIATIVA DEL DESTACADO DIRIGENTE, EL SENADO DE LA REPÚBLICA APROBÓ LA LEY 42 POR LA CUAL CREA ESTE IMPORTANTE EVENTO.  PLAZAS ES UNA DE LAS FIGURAS QUE MEJOR INTERPRETA LA REALIDAD HUILENSE. SU  PROYECTO, IGUAL QUE OTRAS PROPUESTAS  SUYAS ES ASUNTO DE DIGNIDAD Y OPORTUNIDAD QUE DESPIERTA LA ATENCIÓN DE  ESCRITORES, INTELECTUALES, PROFESORES Y DIRIGENTES A NIVEL LOCAL Y NACIONAL.
ANTECEDENTES            
Para conmemorar el Centenario del nacimiento de José Eustasio Rivera, el Congreso de la República, por iniciativa del senador Guillermo Plazas Alcid, aprobó la Ley 42 de 1988, mediante la cual, se crea entre otras La Bienal Nacional de Novela. El objeto de la Ley, fue   facilitar los recursos necesarios para dicha conmemoración, además de la realización de obras como el Centro de Convenciones José Eustasio Rivera. Sin duda, se trató de una iniciativa que mirándola detenidamente cumplía varios propósitos: el  primero de ellos, rendir homenaje al mayor de los cantores de este  Valle de las Tristuras y, por otra, construir, dotar y poner en funcionamiento el centro de cultura que llevara el  nombre del autor de Tierra de Promisión. 
Como todas las cosas de buenas intenciones en el país,  desde sus inicios, han tenido que recorrer un camino bastante tortuoso que va, desde la inclusión de la partida  inicial para el comienzo de la celebración del Centenario y el inicio de la obra material, fijada en $80.000.000 millones de pesos de la época; hasta la edición completa de la obra literaria del autor conmemorado, incluyendo conferencias, evocaciones, documentos relacionados con su vida político-cultural.
Para  muchos,  evocar es recordar y eso es sencillamente lo que se pretende a través de esta nota, porque no puede ser de otro modo, entre otras razones, porque en las rememoraciones están las reflexiones sobre las contradicciones que se dieron en un momento dado, lo que sin duda, puede explicar de alguna forma como se presentaron y qué grado de ingerencia tuvieron quienes estaban al frente de la responsabilidad histórica, de donde parte un asunto como la adquisición del lote de la vieja cárcel de Neiva, la demolición de la misma, la colocación de la primera piedra y el inicio de la obra en sí, asuntos en los que tiene que ver la figura de Guillermo Plazas Alcid y el gobernador Félix Trujillo Trujillo, obra que prosiguieron casi todos sus sucesores.
 Por estar el doctor Guillermo Plazas Alcid, directamente comprometido en la ejecución de dicho proyecto, a través de esta faceta de su vida, podemos apreciar ya no el hombre político, de grandes lides de plazas públicas con su partido, sino, que  desde entonces podemos saber a ciencia cierta, de  su enorme interés por la cultura,  de su convencimiento por las bondades de  la educación, donde caben sus iniciativas y apoyo a los colegios de bachillerato nocturno, su gran impulso a la Universidad Surcolombiana, la creación de la Fundación Tierra de Promisión, lo que está reflejado en diferentes artículos  en el semanario  El Debate, en iniciativas de obras en la ciudad de Neiva como el estadio de fútbol y otras obras, razón por la cual recibe  reconocimiento y testimonios de sus conciudadanos. 
Podría pensarse que esas múltiples actividades dejaran de lado la Bienal Nacional de Novela. No, al contrario la misma se estructuró a tal punto, que siendo alcalde de la ciudad, el Honorable Concejo Municipal avaló su proyecto mediante Acuerdos 052 de 1996 y, 052 de 2009 y el convenio Interinstitucional que involucra a la Universidad Cooperativa de Colombia a partir del  30 de diciembre de 2000.
Este hombre sencillo ha ido madurando su pensamiento, adaptándolo al espíritu de la modernidad y al medio en el que le ha correspondido desenvolverse, lo que equivale al derecho de pensar y respetar el pensamiento del otro, en una sociedad difícil, en donde el principio a la vida, bien y honra no está plenamente garantizado, sino, que más bien son parte de la capacidad de coexistir para ser testigos y arbitro de asuntos relacionados con el bienestar común de sus conciudadanos. 
BREVE RESEÑA
En la celebración del primer Centenario del nacimiento de José Eustasio Rivera, se hace un enorme esfuerzo  histórico, cultural, artístico y literario. Bajo la Coordinación de Isaías Peña Gutiérrez, se llevan a cabo conferencias, recitales poéticos y la edición de la obra completa del poeta y novelista homenajeado. También llegan a la ciudad por iniciativa de Isaías destacados escritores: Germán Espinosa, Manuel Mejía Vallejo, Rafael Humberto Moreno Durán, Armando Orozco, Marco Tulio Aguilera Garramuño, Benhúr Sánchez Suárez, a los que se suma un número importante de escritores  y artistas locales.
En realidad, después de la fiesta de Los Papelipolas con Gonzalo Arango, paseando las calles de Neiva en burro,  en el Festivalito Cultural de Neiva en 1957, no se había dado algo parecido desde entonces. En la fiesta del Centenario, como es de suponer, la atención se centró en determinados personajes de la vida cultural y política del momento. Tal vez, los eventos más significativos fueron la premiación del ganador de la Primera Bienal, Marco Tulio Aguilera Garramuño, la entrega de la obra de José Eustasio y, con seguridad, el inició de una nueva etapa de las letras del Huila, porque  no fue solo  instalar y dejar a la deriva una velada, sino, crear un espacio que han  conservado con éxito sus organizadores. A pesar de las dificultades, la Bienal existe desde 1988 y se prepara para continuar adelante, con el apoyo del Municipio de Neiva a través de su alcalde y la Dirección de Cultura.
En el país han existido y existen muchos concursos de cuento, poesía y novela. Sin embargo, ninguno cuenta con Ley del Congreso de la República ni Acuerdo del respectivo Concejo de la ciudad donde se desarrolla, no obstante, en esas ciudades, existe más compromiso y más identidad con esos eventos, que el que le brinda la clase dirigente y el ciudadano común a una actividad de esta naturaleza en nuestra urbe.
No se puede negar que la vida cultural, intelectual y política en nuestro medio ha ampliado su radio de acción, tampoco se puede negar que muchos habilidosamente han sacado partida de ello, conjugando una serie de elementos, en donde cabe mencionar la desaparición paulatina del proceso de secularización que la había   caracterizado, con lo que se da apertura a procesos de individualización de la expresión de la cultura y el arte, lo que de paso fortalece el individualismo como base y fundamento del desarrollo de una sociedad en crisis y gravemente deteriorada en la concepción de sus valores, marcada por el desconocimiento de los suyos  y,  por ende,  la falta de enseñanza en las escuelas, colegios y universidades de los hombres y mujeres que precedieron a Rivera, asunto que nos permita tener un panorama más amplio de las letras huilenses.
El doctor Guillermo Plazas y el  Huila, deben  tener claro que desde el 12 de febrero de 1988, cuando se decidió el ganador de la Primera Bienal Nacional de Novela, la historia literaria del Departamento es otra porque, desde entonces, muchos hombres del país dedicados a las letras, se han fijado en esta comarca con el propósito de dar a conocer sus obras o ganarse la Bienal.  Ahora bien, el tiempo que no se detiene nos indica que la Fundación Tierra de Promisión, convoca con el entusiasmo de siempre a los escritores del Departamento y el país para que participen de uno de los legados más importantes que han recibido estas tierras, por eso, debemos recordar a Thedor Adorno, cuando expresó: “Hay que saber reorientar el pensamiento y la acción para que la barbarie no se repita”.
LA FUNDACIÓN TIERRA DE PROMISIÓN
La Fundación Tierra de Promisión (Ley 42 de 1988) La Alcaldía de Neiva (Acuerdos 052 de 1996 y 052 de 2009) y la Universidad Cooperativa de Colombia (Convenio Interinstitucional entre la Fundación Tierra de Promisión y la Universidad Cooperativa de Colombia, de 30 de diciembre de 2000), son las instituciones  responsables  de la Bienal Nacional de Novela José Eustasio Rivera.
La Fundación para la Enseñanza y Promoción de los Oficios y las Artes, Tierra de Promisión, fue creada el 13 de julio de 1984 y en el  Acta de Constitución intervinieron 260 personas. La misma cuenta con tres instrumentos operativos a saber: Ley 42 de 1988, Acuerdos 052 de 1996 y 052 de 2009 y  Convenio Cultural Interinstitucional con la Universidad Cooperativa de Colombia, de 30 de diciembre de 2000.  En el Artículo 4º. De la Ley 42 se lee: “Establécese la Bienal de Novela Colombiana, o de Crítica Literaria, a partir de 1988, y deléguese su organización a la Fundación para la Enseñanza y Promoción de los Oficios y las Artes, Tierra de Promisión, con sede en la ciudad de Neiva”.
El 1 de diciembre de 2006 en el evento de  premiación de la X Bienal de Novela José Eustasio Rivera, la alcaldesa de la ciudad, doctora Cielo González Villa, aceptó y dio vía libre a la propuesta oficial de parte del doctor Guillermo Plazas Alcid, de  Internacionalizar la Bienal de Novela José Eustasio Rivera, evento que se llevará a cabo a partir de la XIII convocatoria nacional y I Internacional en 2012 durante la conmemoración de los 400 años de fundación de la ciudad de Neiva, con apoyo decisivo de la Caja de Compensación Familiar del Huila, en cabeza del doctor Armando Ariza Quintero.                   
LEY 42 DE 1988
(Septiembre 16)
LEY POR LA CUAL SE INSTITUYE LA BIENAL NACIONAL DE NOVELA JOSÉ EUSTASIO RIVERA Y,  SE ORDENA LA CONSTRUCCIÓN DEL CENTRO CULTURAL Y DE CONVENCIONES EN HOMENAJE AL ILUSTRE NOVELISTA  POETA HUILENSE. EL PROYECTO ES INICIATIVA DEL DOCTOR GUILLERMO PLAZAS ALCID.
LEY 42 DE 1988
(Septiembre 16)
Por la cual se conmemora el centenario del nacimiento de un eximio ciudadano, y se dictan otras disposiciones.
El Congreso de Colombia,
DECRETA:
Artículo 1º. La Nación se asocia el júbilo de las letras americanas con motivo de la celebración del primer centenario del nacimiento de una de sus mayores glorias; el poeta y novelista José Eustasio Rivera.
Artículo 2º. En homenaje al ilustre escritor colombiano José Eustasio Rivera, el Congreso Nacional contratará con cargo en su presupuesto, la elaboración de un retrato al óleo, el cual será colocado en ceremonia especial en lugar prominente del Capitolio Nacional.
Artículo 3º. Ordénese, bajo la dirección del Ministro de Educación Nacional, la recopilación, preparación, edición y distribución de la obra completa del novelista y poeta huilense José Eustasio Rivera. Los ejemplares de esta obra se destinarán a las bibliotecas escolares.
Artículo 4º. Establécese la Bienal de Novela Colombiana, o de Crítica Literaria, a partir de 1988, y deléguese su organización a la Fundación para la Enseñanza y Promoción de los Oficios y Artes, Tierra de Promisión, con sede en la ciudad de Neiva.
Artículo 5º.  En la ciudad de Neiva, cuna del novelista y poeta José Eustasio Rivera, el Gobierno Nacional por conducto del Ministro de Obras Públicas y Transporte proyectará, construirá, dotará y pondrá en funcionamiento un centro de cultura popular denominado José Eustasio Rivera.
La actividad cultural de este centro, estará programada y dirigida por el Ministerio de Educación Nacional, o por la entidad que éste señale.
El Gobierno propondrá la inclusión de ochenta millones de pesos ($80.000.000) en el presupuesto Nacional de la vigencia fiscal siguiente a la expedición de la presente Ley con destino al cumplimiento del presente artículo.
Artículo 6º. Autorízase al Gobierno Nacional para celebrar los contratos que se requieran para el cumplimiento de los artículos anteriores.
Artículo 7º.  El Gobierno Nacional propondrá la inclusión de cincuenta millones de pesos ($50.000.000) en el Presupuesto Nacional de la vigencia fiscal siguiente a la expedición de la presente Ley, los cuales se destinarán al cumplimiento de lo ordenado en sus artículos 2º. y 3º.
Artículo 8º.  El Gobierno Nacional queda facultado para realizar los créditos, contra- créditos y efectuar las operaciones que sean necesarias para dar cumplimiento a lo dispuesto en los artículos anteriores.
Artículo 9º.  La presente Ley rige s partir de la fecha de su promulgación.
OJALÁ LAS NUEVAS  GENERACIONES DE HUILENSES Y COLOMBIANOS ENCUENTREN EN ESTA LABOR QUE FORMA PARTE DEL PATRIMONIO COLOMBIANO, UN EJEMPLO DE CÓMO SE PUEDE MANTENER VIVA LA VOZ DE UN ESCRITOR A PESAR DE MÚLTIPLES DIFICULTADES.
LA BIENAL DE NOVELA JOSE EUSTASIO RIVERA HA PERMITIDO A LOS ESCRITORES ARMAR Y DESARMAR EL ROMPE CABEZAS DE HISTORIAS, IDEOLOGÍAS, AMORES Y ENOJOS POR EL QUE  TARDE O TEMPRANO PASA EL ESPEJO HUMANO. ESTA RESEÑA ENFRENTA A LOS LECTORES CON EL IMPERTINENTE OFICIO DE QUIENES MIRAN A SUS ALREDEDORES PARA CONTAR DE MANERA INDISCRETA Y DESCARNADA ASUNTOS DE VIDA.

PRIMERA BIENAL NACIONAL DE NOVELA JOSÉ EUSTASIO RIVERA, 1988
OBRA PREMIADA: LOS PLACERES PERDIDOS
AUTOR: MARCO TULIO AGUILERA GARRAMUÑO
 LO PICARESCO, FUNDAMENTADO EN LA IRONIZACIÓN
Su novela “Los placeres perdidos”, es la historia de un hombre que recibe distintos nombres de sus tías: Adolfo, Dolfo, Delfín…, ellas lo veneran, le respetan sus andanzas por Cali y Pance con su maletín y útiles: Rapidógrafo, lapicero fino de arquitecto, de tinta verde, una flauta que toca con asombro de enamorado - asunto habitual en él- un frasco de mermelada, varios cuadernos en donde están escritas seis o siete novelas que inició con el conocimiento de las primeras letras, en caracteres góticos y viñetas, lo que le ha valido fama de genio, a lo que agrega algunas partituras de su ingenio, inconclusas, igual que las novelas. En uno y otro trabajo se concibe un mundo sin absolutos, sin pretensiones y con una percepción generalmente equivocada, en donde el erotismo es la prueba fundamental de la existencia, la confirmación suprema de la ironía, la fantasía y la recreación de historias para cuestionar y persuadir a través de la riqueza propositiva exagerada, algunas veces,  en lo irónico y en el énfasis de los devaneos eróticos y de las múltiples aventuras sexuales, en donde los símbolos, parodias y escenarios sirven para cuestionar las costumbres y formas de vida de una sociedad en la que amor y muerte forman el complejo ritual que la reinterpreta; de ahí que el cuerpo del joven Adolfo no sólo sirve de recuerdo incestuoso de las tías, sino que también es fuente de deseo de quienes lo ven, asunto al que no escapa ni siquiera el ilustre profesor Paz.
Adolfo es desbordado por los acontecimientos y los  sueños,  como el de tener un piano doméstico de gran calidad, negro retinto, igual a un corcel árabe,  para ponerle música al mundo;  por lo que proyecta adaptarle ruedas para llevarlo tirado de una bicicleta por todas partes, pero también escribe con la ilusión de ganarse un premio para la cuota inicial de Steinway; desarrollar  su carrera con el piano portátil en la Plaza Caicedo y Cuervo para comprar con las ganancias un instrumento llamado Cromuno del siglo XVIII,  en una tienda de Rótterdam.
Jurado: Néstor Madrid-Malo, Benhúr Sánchez Suárez, Gustavo Álvarez Gardeazábal 
MARCO TULIO AGUILERA GARRAMUÑO. Nació en Bogotá en 1949. Ha publicado los libros: Breve historia de todas las cosas  (novela),  1975; Alquimia popular (cuentos), 1979;  El arte como problema (conferencia) con varios autores, 1979; La cuadratura del huevo (ensayos), 1979; Cuentos para después de hacer el amor, 1983; Paraísos hostiles (novela), 1985; Mujeres amada (novela), 1988;  El juego de las seducciones (novela),1989; Los placeres perdidos (novela), 1989; Los grandes y los pequeños amores, (cuento), 1990; Las noches de Ventura (novela), 1995; Buenabestia (novela), 1995; Las pasiones extrañas (cuento), 1993. Ganó la Primera Bienal de Novela José Eustasio Rivera en 1988, con los Placeres Perdidos, el titulo con el que participo la obra es: Venturas y Desventuras de un Frenáptero.
SEGUNDA BIENAL NACIONAL DE NOVELA JOSÉ EUSTASIO RIVERA, 1990

OBRA PREMIADA: LA ESTRELLA DE PAPEL

AUTOR: ENRIQUE CABEZAS RHER                  



LA OBRA Y SU ENTORNO 



La historia de “La estrella de papel” es común,  familiar,  y tiene el ambiente que quizá sea el propicio en la alternancia de los planos temporales, en razón de la vivacidad compleja  y sugerente en algunos casos de la vida de los burócratas, el papel que desempeñan en la sociedad, la relación entre sí y con los demás, lo que lleva a comprender el valor y el alcance propuesto, al reflejar una verdad que aparentemente es asunto  de algunos, para hacerla desembocar con precisión en realidad absurda, conectada en el relato por memorandos que dejan en claro el clímax y a menudo la sátira y los cuestionamientos con los que va recreando lo cotidiano, la mojigatería y las contradicciones, que hacen resaltar no sólo la vida de esas personas, sino también, la forma como están inmersas en el mundo y en la memoria del entorno; lo que se aprecia desde el comienzo por los vicios y costumbres de los burócratas, amaestrados por la dirigencia gubernamental, por lo que son  llevados a  un desfile militar en donde el presidente y los soldados rinden tributo a la bandera, partiendo del palacio de gobierno, transitando por la carrera séptima donde está el conserje Ismael Mondragón, personaje horrible,  poderoso e imprescindible del sistema; puente de comunicación entre el pueblo y sus superiores a los que trasmite por señales,  gestos y voz ronca, cuanto ocurre.

Esto que aparenta ser ficción, resulta ser la verdad del país y representa una forma de ser tradicional, en donde el presente tiene sentido por el pasado, porque todo ha sido así, de ahí que sea una realidad calamitosa, degradante y descarnada, que muestra el estado de sumisión de un pueblo, sujeto a los políticos corruptos en alianza con la iglesia, terratenientes y empresarios; por lo que no hay reivindicaciones, sino que los elementos claves del estamento le sirven de soporte para mantenerlo, tal como se aprecia con las recomendaciones para conseguir empleo  del senador Misael Cortéz, ser despreciable y ruin, que se baja los calzones y muestra el pene en las recepciones, sin embargo, es  instrumento eficaz del sistema en ese mundo desesperanzado.

Jurado: Manuel Mejía Vallejo, Álvaro Pineda Botero, Germán Espinosa



ENRIQUE CABEZAS RHER. Nació en Guapi, Departamento del Cauca en 1941, cursó sus primeros estudios en Buenaventura y Cali.  Estudió Sociología y Ciencias Políticas y Administrativas.  Es Magíster en Administración Industrial.  Recibió primera mención en la Revista Innova en 1966, mención en el Concurso de Cuento de la Universidad Externado de Colombia en 1972 y el Concurso de Ciudad de Ibagué en 1971 y 1972. Segundo Premio en el Concurso de Cuento “Máximo Gorki” de la Embajada Rusa y el Instituto Colombo - Soviético en 1972. Obtuvo el Segundo Premio en el Concurso de Cuento Mundo Visión, en 1973; el Tercer Premio en el Concurso Cultural de Bolívar, en 1974. Fue primera mención en el Concurso del Instituto Cultural de Popayán en 1976. Primer premio en el Concurso de Cuento Prensa Nueva de Ibagué en 1988.

Su primera novela,  Miro tu lindo cielo y quedo aliviado, ganó el primer puesto en la Bienal de Novela de 1981 en Cali. En 1987, semifinalista en el Concurso de Novela Plaza & Janes, con Luisa o el Infierno Rosado.  La Estrella de Papel, su tercera novela obtuvo el primer premio en el Concurso de Novela Ciudad  de Pereira en 1988. Otras novelas suyas son: Los días que están dentro del Espejo y el Capitán del Capitán. Ganó la Segunda Bienal de Novela  José Eustasio Rivera en 1990, con La Estrella de Papel.



TERCERA BIENAL DE NOVELA JOSÉ EUSTASIO RIVERA, 1992

OBRA PREMIADA: NO MIRES ATRÁS

 AUTOR: JUAN CARLOS RUBIANO



LAS PAUSAS DE LA TRAGEDIA



Es interesante el contrapunteo narrativo, en donde hay una predisposición fragmentaria de la historia, que de a poco se va metiendo en la mente del lector por medio de acontecimientos que se van rearmando mediante la rememoración y a través de una  búsqueda ansiosa del ser perdido, amado y ausente-presente, lo que genera indagaciones  delíricas, caóticas, en un ambiente y una atmósfera sórdidos, en un medio telúrico en donde se  lucha, se proyecta y  explica en cierto sentido la tragedia al descubrir en un encuentro fortuito la amada, convertida en indigente, lo que  no deja de ser más que una ironía, porque Arturo en medio de la noche y en el encuentro casual la reconoce y decide matarla para terminar con su dolor.

El narrador referencia la decepción amorosa de Arturo y Marcela al momento de conocerse, casi sin  hacer juicios, dándole dinamismo a la historia,  por lo que al  cumplir diez años de matrimonio encuentran una extraña  relación con el número 13 y él en esa búsqueda, en ese desdoblamiento, intenta darle una explicación al accidente aéreo en el que iban 53 pasajeros, 2 cabineras, el piloto y el  copiloto. De pronto se le viene a la mente un viejo accidente y un cuadro donde hay un árbol del que brotan gusanos con cabeza de caballo que pintó Arturo  16 años  atrás. Esos elementos crean la atadura, las peripecias, la realidad y la teoría sobre los accidentes aéreos, las especulaciones sobre los seguros y la idea de que los pasajeros fueron drogados con escopolamina, abandonados en una pista clandestina y el avión utilizado en el tráfico de drogas, lo que nos indica que el narcotráfico emerge con gran dinámica en una región propicia y en donde la gente tiene gran predisposición a ello, en razón a que proporciona dinero fácil, de ahí que lo expuesto sea totalmente válido, máxime cuando Tito y el señor X ven la oportunidad de sacar ventaja del insuceso aunque parezca un poco fantasioso, porque se presume que los narcotraficantes no pueden dejar rastros.

La dinamización de la narración se acentúa en las contradicciones que van fluyendo mediante movimientos cinematográficos y conversaciones de autorreflexión, donde se aprecia a un Pablo ambicioso, egoísta y calculador, frente a un Arturo dudoso, indeciso, con aura de enamorado en el pasado y con la imagen de Ana, la mujer amada que había desaparecido hacía quince años, dándole vueltas en la cabeza, asunto que es aprovechado por éste para sacarle una buena suma de dinero mediante una trampa.

Jurado: Germán Castro Caicedo, Mario Jursich, Juan Luis Mejía



JUAN CARLOS RUBIANO VARGAS. Nació en Bogotá el 8 de julio de 1959.  Finalista en el Concurso Nacional de Cuento Gobernación del Quindío, en 1980.  Primer premio al primer Concurso Nacional de Crítica Cinematográfica de Focine en 1981. Primer premio en el Primer Concurso Latinoamericano del Libro de Cuentos de la “Revista del Sur” y la Universidad de la Sorbona, París, 1991.  Primer premio al mejor guión al Concurso Nacional de Video Ficción “Demetrio Aguilera Malta” convocado por Asocine, Quito, 1991.

Entre sus libros están: Crónicas Sincronicas de Jody Bayone – reportero, Tres exóticas Aventuras de Ray López: Detective privado. Ganó el concurso de Cuento del Tiempo.  Ha realizado cine, televisión y publicidad.

Ganó la Tercera Bienal Nacional de Novela José Eustasio Rivera con No mires atrás.



CON LA INTERNANCIONALIZACIÓN DE LA BIENAL DE NOVELA, GANA EL HUILA Y NEIVA PORQUE SE CONVIERTE EN EL CENTRO MÁS  INTERACTIVO DE LA NOVELA EN AMERICA, AL MOSTRAR UN PROYECTO CUYA FINALIDAD ES DEJAR VER LA CARA POSITIVA DE UNA LABOR CULTURAL QUE TRASPASA LAS FRONTERAS Y QUE TIENE COMO ECO LA VOZ DEL HOMBRE  DE TIERRA DE PROMISIÓN.





CUARTA BIENAL NACIONAL DE NOVELA JOSÉ EUSTASIO RIVERA, 1994

OBRA PREMIADA: MURIEL, MI AMOR

 AUTOR: ALBERTO DUQUE LÓPEZ



LA MÚSICA DEL PIANISTA Y EL CORO DE CANARIOS



Los libros de Alberto Duque López tratan asuntos de gentes sencillas,  preocupadas por problemas comunes como el amor, el sexo y el aspecto físico, ubicados siempre en las calles de  los barrios pobres y periféricos de Puerto Colombia y Barranquilla.  En ellos va recobrando sueños, ensueños y remembranzas, a manera de flash-back, de distintos acontecimientos que van desde el asesinato de tres mujeres una noche de carnaval por un estudiante de Barranquilla, hasta las rememoraciones de Alejandra con la música del pianista al que hacen coro diez canarios enjaulados, o Alejandra  trabajando en el periódico a la madrugada, en la sala de redacción repleta de colillas, latas de gaseosa, cervezas y cuartillas arrugadas, en donde aparece por primera vez el hombre gordo... sí el hombre gordo de Muriel, “solo, triste, abandonado como los cuerpos de los muchachos que un mediodía se tomaron la Embajada, estaban desesperados, gritaban, chillaban como locos, temblaban, tiemblas con el frío mientras va caminando a pocos pasos de la señora que quiso hacer las compras de Navidad, de una vez mientras el marido se quedaba escuchando los discursos y echando de menos los barquitos que cada hora salen del muelle y dan la vuelta a Manhattan...”, de esa forma analiza la situación política, la que asume y presenta con índole testimonial, con fuerza, argumentación y profundo contenido crítico,  cuidándose de no confundir, a la vez que hace minuciosas referencias a distintos aspectos de la vida nacional en su estilo característico, amainado de ricas imágenes lírico-metafóricas para mostrarnos la vida en continúo movimiento, en la ciudad o en las inmediaciones de un pueblo.

El amor y la violencia se entrecruzan para crear expectativas, enigmas y alucinaciones que se sintetizan en crímenes atroces, o en el triángulo de amor visualizado a través de una acumulación de recuerdos de sueños, de fantasmas y de experiencias traumáticas que desdoblan la psiquis..:”O un experimento que quiere visualizar muchas desesperanzas, o un divertimento, o una broma macabra, o un intento para darle una nueva piel al erotismo que puede nacer de un fragmento de jazz escuchado en medio del humo, a las tres de la madrugada”.

Jurado: Eduardo Santa, Isaías Peña Gutiérrez, Carlos Orlando Pardo



ALBERTO DUQUE LÓPEZ. Nació en Barranquilla en 1943.  Ha publicado entre otros los siguientes libros: Mateo el flautista, Premio Esso, 1968; Mi revolver es más largo que el tuyo; El pez en el espejo, Alejandra. Ganó la Cuarta Bienal Nacional de Novela “José Eustasio Rivera” con  Muriel Mi Amor. Colabora con diarios y revistas nacionales y extranjeros con cuentos, ensayos, reportajes y artículos sobre temas literarios y cinematográficos. 



QUINTA BIENAL NACIONAL DE NOVELA JOSÉ EUSTASIO RIVERA, 1996

OBRA PREMIADA: EL TIEMPO DE LAS SOMBRAS

 AUTOR: BORIS SALAZAR

         

EL SUEÑO AMERICANO



En la novela hay una alegoría referida a la travesía de los latinos al sueño americano, en especial  los colombianos; por eso,  desde el principio,  en su novela,  El tiempo de las sombras, el narrador está recordando que nació en Colombia, pero sabe de lo  duro de la vida en Estados Unidos, sobre todo cuando no se tienen ni siquiera proyectos de vida, es decir, se vive al día. Al ser llevado a Jackson Heights descubre un lugar tétrico donde la gente vive en función del dinero y de las apariencias y puede darse cuenta que ese es el reino de las víctimas, especialmente de los viejos que son arrastrados con promesas e ilusiones hasta encontrarse con los ricos sonrientes, tratando de venderles el sueño americano de la Florida: piscina, club de tenis, sauna y miles de amigos de la tercera edad, reflejan la subjetividad del entorno. La combinación de la ficción con elementos de la realidad deja ver un mundo de violencia, drogas y rencores, en un medio en el que todos son extraños, pobres,  rebuscadores y discriminados. Es una sociedad que va transformando en  comercio todo, igual a una inmensa tienda en la que no hay espacio para los más pobres, quizás por estas razones, es un concientizador moviéndose en un mundo difícil en el que existen distintas correlaciones, pero con elementos recurrentes como la pobreza, la desesperanza y el abandono estatal que convierte al hombre en víctima del mundo mercantilista destructor, misterioso y de efímeras sonrisas, de ahí que el lector también  sea parte de un sistema político, económico, religioso y socio cultural que se fundamenta en la ley del más fuerte.

La obra  tiene señales de identidad sobre una base sólida de unidad  y circularidad, un  buen tratamiento estético,  con presencia de imágenes fantásticas,  con muy buenos enlaces en la configuración  ideológico-social del discurso narrativo, por lo que se nota una búsqueda que determina la mirada crítica y sensible del discurso, especialmente en el registro doloroso de la realidad, de la visión pesimista  a través de ese mundo sórdido y marginal que deja de lado lo paradisíaco de la utopía americana. Esto le sirve, a la vez,  para ir recordando la ilegibilidad de  su última novela en la que 235 personajes  en 2.000 páginas dejan ver cómo  la desgracia acaba con la posibilidad de sobrevivir.

Jurado: Alberto Duque López, Germán Santamaría, Ignacio Ramírez



BORIS SALAZAR. Nació en Ibagué el 22 de septiembre de 1955.  Economista, PHD en Economía y profesor en la misma área en la Universidad del Valle.  Ha publicado la Otra Selva, 1991; El Sueño de Mamá, 1992; Ojos Verdes Piel Canela, 1992; Fatboy, 1992; Caravana, 1992. Ganó el concurso Latinoamericano de Cuento. Finalista del Concurso Nacional de Cuento de la Universidad Nacional, sede Medellín, con Historia de Amor de un inquilinato de la calle veinte.  Ganó el Concurso Nacional de Novela Ciudad de Pereira, con la obra Mil Novecientos Veintiocho, finalista del Concurso Nacional de Novela de Colcultura con Sombras Nada Más.  Ganó la Quinta Bienal de Novela José Eustasio Rivera en 1996, con el Tiempo de las Sombras.



SEXTA BIENAL NACIONAL DE NOVELA JOSÉ EUSTASIO RIVERA, 1998

OBRA PREMIADA: DE RUMBA CORRIDA

AUTOR: ADALBERTO AGUDELO DUQUE



 EL JUEGO DE LA VIDA 



De Rumba Corrida no es una novela convencional, sino más bien un juego de la imaginación, mediante el cual el narrador va asociando una serie de eventos, a veces ambiguos,  en donde se van configurando  personajes  sórdidos, casi siempre visualizados pero con diferentes estado de conciencia,  por medio de  diversos elementos participativos en el conjunto narrativo, lo que nos deja ver la complejidad del mundo que se pretende expresar en el desarrollo del texto, en donde una mujer espera al hombre que ama, con los recuerdos del hijo que una vez pensaron tener. Son recuerdos amargos, fatigantes,  porque en ellos está  la costumbre de esperarlo todas las noches con la idea de besarlo, abrazarlo, gritar y amar. Es decir, la entrega total por la nada, por lo que fue y la hizo sentir feliz y mujer, pero que, en adelante todo será tristeza  y silencio, desde el momento en que franqueó la puerta y partió con la esperanza y la ilusión del hijo, a sembrarlo en otro vientre. Sin embargo, el hombre también añora a su hijo, lo supone fuerte, rebelde, luchando para salir del abandono y la pobreza, de las necesidades, de los condicionamientos del patrón y de la ropa prestada. La tragedia los atormenta y los lleva al reproche por el hijo que malograron. El relato continúa en un marco de contrastes,  tristezas, con distintas descripciones  y reflexiones sobre la incertidumbre y los destrozos del comportamiento de cierta manera irracional,  en concordancia con el tono angustioso y complejo, evocativo y revelador del nudo de asociaciones en el monólogo incesante de la conciencia prolongada en los recuerdos a pesar del paso del tiempo, de las conjeturas y la nostalgia por lo absurdo de estos y por el acercamiento intimista a los diversos asuntos,  donde la razón pierde su validez al dejar los acontecimientos al margen, a la trascendencia del deseo posible bajo un torrente de pasiones, temores y desamores, observando con tristeza, al convertirse la novia en centro de atención con el amado recostado y sostenido contra sus senos, por lo que todas las miradas recaen sobre ellos: gente del pueblo, hombres, mujeres y niños de edades, belleza y condiciones variables: mancos, cojos, tuertos, caratejos y enfermos.

Jurado: Rafael Humberto Moreno-Durán, Fernando Cruz Kronfly, Darío Ruíz Gómez



ADALBERTO AGUDELO DUQUE. Nació en Manizales. Licenciado en Idiomas Moderno y Literatura. Ha publicado Suicidio por Reflexión, 1967; Toque de Queda, 1979; Variaciones, 1994; con el que ganó el premio Nacional de Cuento de Colcultura.  En 1985 publicó Los Pasos de la Esfinge; Los Espejos Negros, 1991; Javier Carbonero, 1997; Falsas Verdades en 2002; Toque de Queda y Reloj de Luna en 2000. Ganó la Sexta Bienal de Novela José Eustasio Rivera en 1998, con De Rumba Corrida.



SEPTIMA BIENAL NACIONAL DE NOVELA JOSÉ EUSTASIO RIVERA, 2000

OBRA PREMIADA: ROSAS PARA FRANZ LISZT

AUTOR: JESÚS RINCÓN MURCIA



IMÁGENES Y SUEÑOS MORDACES



Son múltiples y complejos los problemas que abarca Rincón en su novela, que van desde la ambición política de Aníbal Fuentes pasando por el alcoholismo de su mujer Márgara; la relación lesbiana de su hija Alma con la francesa Marie Rose; los intereses arribistas de estos, al pretender un matrimonio por conveniencia de Alma con el conde Geovanni Lozzi hasta llegar al bajo mundo de un músico extranjero en decadencia Franz Liszt, una prostituta hermosa, Victoria, la mesera gorda de un bar  Carola, un taxista, Emilio; homosexuales, truhanes, pordioseros y vagabundos en general. Todo ello, narrado detalladamente con un análisis  y una crítica sólida, representa un conjunto de  imágenes mordaces de una sociedad en decadencia e inmersa en una profunda crisis de valores morales y socio-políticos, lo que se deja entrever mediante visiones certeras  de situaciones que afloran poco a poco y nos permiten comprender la realidades interiores y exteriores,  manifiestas en los amores de dos mujeres, en la vida del bajo mundo, en la degradación de hombres y mujeres que han tocado fondo entre alcohol, drogas; en la convulsionada y agresiva vida nocturna de una ciudad de crímenes y pasiones en la que apenas se sobrevive despiadadamente en los inquilinatos, bares, burdeles, calles: el vagar de unos y otros.  Es la miseria, la muerte, la depravación, la injusticia, la violencia urbana acumulada y repetida como una comedia que, generalizada, refleja la impotencia y el abandono del Estado.  Sin duda la obra de Rincón tiene unos personajes, una acción, un tiempo y un espacio, que combina  muy bien la ficción, lo individual, lo autobiográfico, lo histórico, lo cotidiano y lo social, en los que se presenta al hombre-mujer como una totalidad y en donde se recrea la realidad y la fantasía para dar a conocer lo verdaderamente significativo por medio de un lenguaje poético y expresivo  por su contenido, sus imágenes y el ambiente, en general con una gran visión del mundo recreado, lo que nos deja entrever su compromiso con la realidad.

Jurado: Adalberto Agudelo Duque, Mario Escobar Velásquez, Benhúr Sánchez Suárez



JESÚS RINCÓN MURCIA. Escritor y cantante colombiano. Medalla de Oro XXVI Concurso de Cuentos Ciudad de San Sebastián, España (1983), con Mariposas negras sobre la Ciudad.  Medalla Alejo Carpentier como El mejor cuentista inédito (1985), con La muchacha que se fue con tu esperanza. Segundo lugar Premio Nacional de Novela Punch (1984), con Me lo contaron las piedras. Finalista en varios concursos. Columnista de El Tiempo y de Colprensa.  Barítono galardonado nacional e internacionalmente. Creador del Premio Aplauso a las Bellas Artes. Ganó la Séptima Bienal Nacional de Novela José Eustasio Rivera con Rosas para Franz Liszt en el 2000.



OCTAVA  BIENAL NACIONAL DE NOVELA JOSÉ EUSTASIO RIVERA 2002

OBRA PREMIADA: El ÁLBUM DE MÓNICA PONT

 AUTOR: OCTAVIO  ESCOBAR  GIRALDO                                   



LA FUENTE DE LAS VISIONES, LOS SUEÑOS Y LA MUERTE



En El Álbum de Mónica Pont encontramos la reconstrucción  del texto de ésta,  al tiempo que se pretende descifrar los escritos de Leonel, citando permanentemente a Rilke e incorporando en la narración  secciones, a veces fragmentos o simplemente párrafos,  que sirven como vehículo de interconexión en el desenvolvimiento de la misma. De esta forma el lector se encuentra frente a un dilema al tratar de resolver el contrapunteo que genera el clímax en su intento por saber quién está contando y quién está generando semejante embrollo, en el que hasta el autor-narrador juega de personaje con sus amigos: “Octavio Escobar y Philip Potdevin son dos de los escritores jóvenes más importantes del país, incluso del último tuve noticia  a las pocas horas, por boca de Octavio Arbeláez”. Esta técnica presenta ciertas dificultades por la cantidad y calidad  de ideas, los numerosos sucesos englobados, reelaborados y el cambio permanente de situaciones,  unificadas en acciones y pasiones por el sentido sobrecogedor de las diversas expresiones temáticas. En efecto, los signos, símbolos y hombres, constituyen la estructura sobre la que se fundamenta la realidad histórica y la “relación” de una pareja de lesbianas que hacen el amor públicamente; un matrimonio en permanente crisis y una pareja de amantes destruida por la fatalidad. Esa especie de paralelismo, el orden, el desorden y el caos, no parecen dejar salvación, al no existir en un momento dado distinción entre voluntad, pensamientos y los hechos que se  van dando, lo que implica una serie de acontecimientos sobre los cuales el lector debe ser sumamente cuidadoso para su entendimiento porque, a veces son diálogos de corte filosóficos, otras  veces son cuestionamientos  o señalamientos  sobre el conflicto socio-político colombiano; en algunas ocasiones son reflexiones a partir del comportamiento del matrimonio en crisis  y, en otras,  es la relación de la pareja de amantes que culmina en tragedia.

Jurado: Cecilia Caicedo de Cagijas, Jesús Rincón Murcia, César Pérez Pinzón



OCTAVIO   ESCOBAR   GIRALDO. Nació en Manizales, en 1962. Ha publicado los libros: El diario de Tony Flowers, 1995; Saide, 1995, con el  que obtuvo el Premio Nacional de Novela Negra. Los libros de cuento: El color del agua, 1993; Las láminas más difíciles del álbum, 1995, Premio Confamiliar del Atlántico de Literatura Infantil y Juvenil; La posada del Almirante Benbow, 1997;  De música ligera, 1998, Premio Nacional de Literatura del Ministerio de Cultura de Colombia. En el 2002 ganó el Premio Nacional de Cuento de la Universidad de Antioquia con el volumen Hotel en Shangai. En el mismo año ganó  la Octava Bienal Nacional de Novela “José Eustasio Rivera” con  El Álbum de Mónica Pont. Cuentos suyos han sido traducidos y publicados en antologías en Bulgaria y Alemania. Actualmente es profesor de la Universidad de Caldas.



NOVENA BIENAL NACIONAL DE NOVELA JOSÉ EUSTASIO RIVERA, 2004

OBRA PREMIADA: DIOS PUSO UNA SONRISA SOBRE SU ROSTRO

AUTOR: WINSTON MORALES CHAVARRO

 

VISIONES  FUERTES E INTENSAS FRENTE AL ESPEJO



En la novela de Winston el sonido está  asociado con la muerte, apuntando, de manera razonable, evocativa y fascinante,  a una extraña fusión de los sentidos, lo que deja entrever ciertos placeres sensoriales entre la música de la morgue y el mutismo silencioso, formando una especie de devoción mística, muy próxima a los sonidos  cavernosos de los pies de los cadáveres,  mientras  las palabras, la música y los sonidos persisten de manera suave,  dulce y perturbadora, manteniendo una visión fuerte e intensa frente al espejo de la sala del hospital, donde una luz cálida permite establecer la diferencia que hay entre los muertos y él. Esa explicación, que comprende a “posteriori”, le permite recordar que la madre siempre se paraba frente al espejo para  darle la bendición antes de salir  para el colegio;  entonces la veía distinta, adornada de collares,  pero él, de manera extraña,  no se reflejaba, parecía incoloro,  opuesto a su madre, como una larga sucesión de descargas plateadas que se van perdiendo en la idea del castigo de Dios por renegar de la misa.  En la medida en que matiza y estructura todos los asuntos de la morgue, esas imágenes se vuelven imborrables al convertirla en realidad percibida de  los asuntos que lo rodean: neveras, camillas, los pies de los muertos, el brillo de los congeladores, los sonidos flotando en una especie de vacío y repetidos en ecos,  con lo que  nuclea y establece los nexos de la trama, en la que cada suceso parece repetirse, lo que está implícito desde el primer momento en que llega a la morgue y se encuentra con el cadáver de la joven; por lo que empieza a considerar que es mejor ver los difuntos a través de  la vidriera y no directamente en el ataúd porque la muerte es como un viaje a la luz, como una tercera dimensión que se repite al hacer el amor,  porque los orgasmos están directamente relacionados con los muertos.  Cada  suceso reconstituye en la sombra del siguiente al ir arrojando luces que dan referencias del encadenamiento temático, lo que se ve al recoger los Cds de la maleta que llevaba día y medio en el rincón, de donde parecía fluir música;  sin embargo, no recordaba haber escuchado esa banda,  influida por grupos ingleses de los 70´s y los 80´s.

Jurado: Guiomar Cuesta Escobar, Benhúr Sánchez Suárez, Antonio Iriarte Cadena



WINSTON MORALES CHAVARRO. Nació en Neiva, en 1969.  Comunicador social de la Universidad Surcolombiana de Neiva.  Primer Puesto en el Concurso Nacional de poesía de la Universidad del Quindío, y segundo premio en el Concurso Nacional de Poesía “Ciudad de Chiquinquirá” en el año 2000. Libros: Aniquirona, 1998; La lluvia y el Ángel (coautoría); De Regreso a Schuaima, 2001; Memorias de Alexander de Brucco, 2002.  Incluido en las antologías Crónica poética del Huila, Nuevas Voces de fin de siglo, Emociones-Brasil, y “Por los bellos, por los verdes países” del Ministerio de Cultura, 2002. Premio Nacional de Poesía Universidad de Antioquia, 2001.

Ganó la Novena Bienal Nacional de Novela José Eustasio Rivera con Dios puso una sonrisa sobre su rostro.



DECIMA BIENAL NACIONAL DE NOVELA JOSÉ EUSTASIO RIVERA, 2006

OBRA PREMIADA: AFUERA ESTABA LA NOCHE

AUTOR: ADOLFO ARIZA NAVARRO

             

LOS GUERREROS INVISIBLES DE LA TRAGEDIA



Adolfo nació en la población de La Avianca, Departamento del Magdalena, desaparecida  por una matanza de los paramilitares. Este  asunto lo plasma en su obra, en donde ahonda en la experiencia, el pensamiento y el sentir de hombres y mujeres víctimas de ese horroroso suceso, mientras recuerda los caballos que su  padre amarraba  de las ramas de un viejo laurel, a un lado del portón desvencijado, el suelo cubierto de extraña grama, reseca y marchita y un poco más arriba la silla, ahora sola, en que se sentaba el abuelo a pensar por las tardes y a decir que allá en esa  loma debía construirse la casa, porque allí llegaba una brisa que le daba precios a la tierra, al ganado,  y proporcionaba la ideas sobre lo trágico de la vida de su padre y su familia.

El narrador  deja entrever el proceder asociativo de los personajes y de los asuntos,  que configuran la tragedia y conducen a rememoraciones por los amores perdidos que  enfrentan con   asesinatos indiscriminados, el suicidio del padre,  que sacude los rasgos de pobreza bajo el manto de la noche en un “mea culpa”; a los que se suma el viacrucis de los desplazados,  las venganzas y,  sobre todo, los fantasma de los muertos. Estos fantasmas son los guerreros invisibles de la  tragedia, en donde el canto de las aves está circunscrito al regreso, al origen primigenio, a la nada del entorno; es decir, nos  encontramos frente a la desidia y el abandono estatal, de manera que los frecuentes rumores y  la impotencia ante la complicidad en la masacre, es otra manera de dejarnos ver la realidad a través de una transfiguración compleja de la crisis, por ejemplo, al narrar  los asuntos cotidianos recurre a la palabra-imagen para llevarnos a su insaciable desahogo con la joven que sigue recordando al padre con su puerca tigrilla llamada Camila, el nombre que su madre no le quiso dar a ella 
...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
1 de mayo 1980 1982 2008 2012 2013 2014 Abraham Nuncio abuso ACUARIO adolescencia Adolfo Montaño aforismo Nietszche Aforismos agresiones Agua clara Agua clara en el Alto Amazonas Agua clara en el Alto Amazonas Crítica Garramuño Marco Tulio Aguilera aguilera Aguilera Garramuño Aketzaly ALBALEARNING Alcalá de Henares Alejandro Hermosilla Ales Alessandro Baricco alexandri Alfaguara Alfonso Reyes Alquimia Alto Amazonas Alzeimer Amazonas amazonia Amenazas Amir Valle amistad Amnesia amor amor conyugal amor y amistad Ana Cristina Restrepo Anagrama Anais Nin Andres Neuman Andrés Caicedo Andrés Newman Angelina Jolie Antúnez Análisis aparthaid apócrifos AQUABEL Aquabel 2014 AQUAX Aracataca Argentina Aristóteles Armando Baraona Armando Barona Armando Ortiz Armano Ortiz Armas y Letras armonía Arredondo Ars narrandi Arteada Arturo Moreno Loyo Arturo Rubinstein Así es la vida Atletismo autoanálisis Ave Barrera Avodart azar Año Nuevo Babel Babelia Badillo Bailando por un sueño Bajtin BALCELLS baloncesto Balu Banff Barcelona Baricco Barranquilla Barrantes basquet basquetbol Bataille Batis Beatriz Meyer Beatyriz Meyer becas Beethoven Bellatín belleza Ben Victor Benhur Sánchez Bergoglio Berlí Berlín best seller Betsabé Biblioteca Departamental de Cali Bicicleta Bienal Bienal Internacional José Eustasio Rivera Biografía blog BLOOD MERIDIAN Bogotá Bolaño Bolivia boom BORGES Bougereau box Boyacá Bradbury Bravo Garzón Breve historia de todas las cosas Breves Broadway bronce Brunca Brushwood budismo Buenabestia (El libro de la Vida I) Buga burdel Buñuel básquet Cabrera Infante Cali callesmadrid cama Camilo José Cela Campeonato Mexicano de Natación Máster Campeonato Nacional Curso Cortos Masters de México Campeonato Nacional Máster CL Zacatecas 2014 Cantar de los cantares Caracol carita sonriente Carlos Fuentes Cartagena cartas Castillo Catálogo Caín celebridad Celso Garza Cenamor Centenario Cerebro Cereté Cervantes Champaña Chejov Cherild Skyneth Chevrolet Chicó Chile Cholula Chopin chéjov Cien años de soledad cienci ficción Ciencia ficción Cine cine colombiano Ciudad Juárez Claudia Constantiino Claudia Constantino clon clubes CNN Coahuila Coetzee Colección Ficción colombia Colombioa Comedia comunista concurso Concurso de cuento Sergio Pitol condromalasia conferencia conferencias Congreso Conrad corrupción corteingles Cortázar Costa Rica Crac creación Crimen y Castigo cristianismo Cristina Garza Rivera Critica Crítica crítica a libros de MT CRÓNICA DE LA INTERVENCIÓN Cuantos para antes de hacer el amor Cuba Cucaracho cuento Cuento colombiano Cuento cruel Cuento Infantil Cuento mexicano cuentos Cuentos de MT cuentos EN LUGAR de hacer el amor Cuentos para ANTES de hacer el amor Cuentos para después de hacer el amor culichi Cumbres borrascosas Cumpleaños Curriculum Cursilería cáncer Cáncer. Depresión Cátedra Carlos Fuentes Cóndores D'Alessandro D.H. Lawrence Dago García Dalai Lama Daniel Ferreira Dante Darío Jaramillo Del Paso delfines Democracia depresión Des Descabezadero Descabezaderos Desterrados detectives DF Diario Diario de MarcoTulio Diario de MT Diego Rivera Dinosaurio Dios Divina Comedia Divinsky Doctor Amóribus Doctor Faustus don Juan Donos Donoso Dostoievski Dulcinea Durrel Durrell E.A. Parra Edgar García Valencia ediciones editor Editora de Gobierno de Veracruz EDITORIAL DE LA UNIVERSIDAD VERACRUZANA Edmundo Paz Soldán Edmundo Valadés Eduardo Antonio Parra EDUARDO NICOL Educación y cultura Egolatría Einstein El amor El amor y la muerte El cantar de los cantares El Castillo el Club de Ególatras El coloquio de los perros El corazón de las tinieblas El corte inglés El cotidiano el cuarteto de alejandría El Edèn El Espectador El imperio de las mujeres El juego de las seducciones El laberinto El libro de la vida El mal de Montano El País El país de la canela El pollo que no quiso ser gallo El sentido de la melancolía elecciones Colombia Elena Garro Elizabeth Morales ELMER MENDOZA elrey emigración energía enfermedad Enrigue Enrique Serna ensayo Entrevista entrevistas envidia Eros eroticos erotismo Escitores escritor escritores escritores colombianos Escuela Normal España Español Esperando a los bárbaros esposa Estados Unidos estafilococos Estala Rojas estupro eterno retorno Ethel Krauze Eumeswil europapress Eusebio Ruvalcvaba Evelio Rosero Excelsior EYACULACIÓN Fabio Jurado Fabulas de MT facebook Facetas Falsa liebre fama Farenheit Faulkner felación Felicidad Fellatio feminismo FeNal Feria del Libro Feria del Libro de Costa Rica Feria Internacional del Libro Universitario Feria Universitaria del Libro Universitario 2014 Fernado del Pso Fernanda Melchor Fernando Allende Fernando Botero Fernando Denis FERNANDO SALMERÓN Fernando Vallejo ficción fiesta Fiesta de las Letras Fiesta del Libro y la Cultura FIL Guadalajara FILA filosofía FILOSOFÍA MEXICANA FILU FILU 2013 FILU 2014 Flaubert FONCA Fondo de Cultura Económica Fotos Fotosmarcotulio Fracaso Fray Gaspar de carvajal Freud Frida Khalo fumar Fábula Félix Luis Viera Félix Ramiro Lozada Gabo Gabriel Ruis Gadamer Gallimard GARCIA PONCE garciamarquez García Barcha García Márquez García Ponce Gardeazábal Garramuño Garrramuño Gato gatos gay Gimnasio Moderno Givenchy gloria Gombrowics Gossen Padilla Goussen Padilla Gran X gratis Grecia Greene Guadalajara Guidali Guillermo Arriaga Guillermo Lemos Guillermo Samperio Guillermo Zúñiga Gustavo Arango Gustavo Álvarez Gardeazábal género Halcones UV Hamlet Hammett Harold Alvarado HAY FESTIVAL Hay Festival Xalapa Hegel hembras Hemingway Henry James Henry Miller Heredia Hermosilla Hernández Viveros Herralde Hesse hipermodernidad Hipnosis hipocresía Hisotria de todas las cosas historia Historia de todas las cosas historiad HISTORIADE historiadetodas historiatodas Histria de todas ls cosas Hitler hombres homosexualidad Honoris causa Horacio hospital Hotel Hotel Tequendama Houellebecq Hoyday Inn Huberto Batis Huila Héctor D'Alessandro Héctor Darío Vicario Héctor Sánchez héroe IChing iglesia imperio inadaptada Indiana Indice de marzo Indice del mes indigestión Infierno ingenio iniciación Insaciabilidad Insultos Intolerancia inéditos Isadora Duncan Isaías Isaías Peña Isla Sacrificios Iñárritu James Jaramillo Levi Jattin Jattín Javier Marías Javier Núñez Jessica Viso Joaquín Díez Canedo Jorge Arturo Abascal Jorge Franco Jorge Herralde Jorge Isaacs Jorge Isaacs. Concurso Jose Luis Cuevas Joseph Roth José Agustín José Donoso José Eustasio Rivera José Luis Días Granados José Luis Díaz Granados José Luis Díaz Naranjo José Luis Piñeyro José Revueltas José Zuleta Juan Carlos Recillas Juan Domingo Argüelles Juan Gabriel Vásquez Juan García Ponce Juan Villoro JuanVilloro Juego de las seducciones juicio julio Julio César Londoño Junta de Gobierno JUS Jünger Kafka Kansas Kansas University Karenina Kataraín Ken Wilber Krauze La Fiesta de las Letras La carroza de Bolívar La ceiba de la memoria La Felguera La fierecilla domada La fiesta de las letras La Fraternidad La Habana La hermosa vida La Historia de Horacio La insaciabilidad La invención del amor La Luciérnaga La palabra y el hombre La Parroquia La pequeña maestra de violín La serpiente sin ojos La vendedora de rosas La vida es sueño La voluntad de poder Ladrón de Guevara Lara Zavala Las noches de Ventura Laura Bozo Lawrence Lawrence. Topeka Le Clézio Lecturas a MT Lejos de Veracruz Lem Leonard Cohen Leyes de Reforma León León de Greiff Libros publicados LIceo Unesco Licorera del BValle Liram Marulanda lirian Lirian Marulanda literatura Literatura colombiana literatura extrema Literatura mexicana literatura rusa Lolita Los ejércitos Los pequeños y los grandes amores Los placeres perdidos Los Turcos Luis Arturo Ramos Luis Enrique Arce Luis Miguel Rivas Luisa Valenzuela Luisseli lujo lujuria machismo Machondo machos Madonna Madrid madridbarcelona Maelström agujero negro mafia Magazín Dominical Magisterial mal Mann Manoloortuño manuelortuño mar maracuyá Marcelo Luján Marco Tulio Marco Tulio Aguilera marcot marcotulio Mario Mendoza Mario Miguel Ojeda Mario Vargas Llosa Marqués de Sade Martín Corona Martín Kohan Mary Poppins María Elvira Bonilla María Enriqueta Camarillo matrimonio Maya lima MCCARTHY Medardo Arias Medellín MEIF Melancolía Memorabilia GGM Memoria MERIDIANO DE SANGRE Mi querido diario Miguel Angel Quemain Miguel Covarrubias Miguel Ángel Chávez Miller mini cuento minicuento minificción MISTERCOLOMBIAS misticismo MIT Mito Modestia Montaigne Montañovivas Monterrey Monterroso Mordzinski Mozart MT MT en radio Muerte muerte en venecia Mujer mujeres Mujeres amadas Mujeres enamoradas Murakami Mutis Máneger Máster Mérida México Nabokov Napoleón Narciso narco Narcos Nataciòn Natación Natación y dos aforismos Naum Montt Nazi nazi. filosofía nazismo Necrópolis Negra Neiva Nettel Neuman Neurociencia New Palz New Yorker Newsweek Nexos NH Nicaragua Nicolás Lozano Nietszche Nietzsche Nike Niña niños Norte Noticias novedad Novela Novela colombiana Novela literatura básquet baloncesto planes Novela por entregas novela río Novelas ajenas Nueva York Octavio Escobar Octavio Paz Omar Ortiz Onetti onomástica Orellana orgasmo Oro Ortega y Gasset ortografía Ortuño Oscar Castro García Oscar de la Borbolla OSX Otro lunes Otrolunes Otto Granados outlier Ovejero Pablo Di Marco Pablo Hernán di Marco padrino Paganini paidofilia Palabra de autor Palo Gacho Palou Pance Para después de hacer el amor Paraiso Paraisos hostiles Paraíso Paraíso perdido pareja paz Paz Soldan Pecado Pederastia Pedro Botero Pedro de Isla Pedro Palou Pelea Pereza Periodismo cultural Peter Broad Pilar Reyes pirata Pitol PITTSBURGH plagio Planes Planeta playa Playboy Plegaria por un papa PNL Poe poema Poesía poeta Poeticas y obsesiones Poeticasobsesiones Poniatowska Porfirio Carrillo porn porno pornografía posiciones post boom Postboom poètica Poética Poéticas y obsesiones Prado Bar PRECOZ Premio Premio Alfaguara Premio Cervantes Premio Nobel Premio San Luis Potosí Premio Sergio Galindo Premios literarios profesor Programación Neurolingüística prostitutas Psicoanálisis Puebla Pulgarín Punset Purgatorio Putas Pérez Zeledón que Que viva la música Quebec Quijote Quimioterapia racismo Rajoy Random House Raymod Williams Raúl Arias reaccionario Realismo mágico records Rector de la Universidad Veracruzana rectoría redes redes neuronales redesneuronales regreso Remedios la bella René Avilés Fabila reseña Reseñas literarias restaurante retwits Ricardo Moreno Ricardo Moreno Botello ricardomoreno Risa ROBERTO BURGOS CANTOR rodilla Rodolfo Llinás Roma Romance Romeo y Julieta Rosa Beltrán Rosero Rubem Fonseca Rubem Fonseca; Ruffineli Ruffinelli rufinelli Rulfo Sade salsa Saltillo Salvador Elizondo Samperio San Isidro de El General San Andrés Cholula San Isidro de El General san Pablo Sancho Sangre SANISLAUS BHOR Santa Catalina de Siena Santa flaca Santander Santiago Gamboa Santigo Gamboa Santos Sara Ladrón de Guevara Sasha Grey seducción Seguro Social Semblanza MT senectud Sergio Galindo Sergio Pitol Serna sex sexo sexualidad Sexus Shakespeare Shua Si máscara Silvia Lemos Silvia Tomasa Silvia Tomasa Rivera Simenon Simpsons Sin máscara frente al espejo sinceridad sinfónica Sistema Nacional de Creadores sobrepeso Sociedad Juliette soledad Sowinka Stanislaus Stanislaus Bhor Stanislaus Bohr Stradivarius sudáfrica sueño Sueños sumisión Sábado Sábato Table dance Taibo Tallar de Novela taller Taller de cuento y novela Taller de cuento erótico Taller de novela Teatro TEC Televisa Temporal Teoría del caos Tequendama Texíticulos Thays Thomas Mann Tittler Tlanepantla TN Tolstoi Tolstoi Nietzsche Tomás González TORNEO Traducciones tragedia traición Trama Editorial tramaedi Trancapalanca Travesti Triatlón Triunfo Arciniegas Tropicana Tríptico del desamparo Tuluá Tusquets Twain twitnobela twits twitter UANL Umberto Valverde Una hoguera para que arda Goya UNAL Universidad Central Universidad del Rosario Universidad Nacional Universidad Nacional de Colombia Universidad Veracruzana Unomásuno UPV Uribe Ursúa USBI Utopía vacaciones Valle vallenato vanidad Vargas Llosa Vega Zaragoza Vejez Veracruz Verano verdades viaje Viaje al interior de una gota de sangre Vida conyugal Vida profunda vidas pasadas video Vila-Matas Vilas Matas Villarrica Villavicencio Villoro violación violencia Violín virginidad Virtud Visiones de Colombia en Bogotá Vitelio Ahumada Vivir para contarla Volpi Víctor Arredondo Víctor Gaviria Víctor Hugo Vázquez Rentería Wade Davies Wagner Wendy Guerra William Ospina Xalapa Xavier Velasco Yadira Lucas yage YouTube Zacatecas Zaratustra Zen Zipaquirá Zuleta Zuluaga Zúñiga Ágora Éxito Óscar de la Borbolla
www.flickr.com
Éste es un módulo Flickr que muestra fotos o videos públicos de garramux@yahoo.es. Crea tu propio módulo aquí.

ARCHIVO