TRIUNFO Y TRAGEDIA EN PUEBLA

Sé que el título de este texto les va a parecer exagerado pero ni modo, para mí lo que sucedió en Puebla (más específicamente en San Felipe Hueyotilpan)  fue un triunfo y una tragedia. Participé en la piscina de San Felipe en cuatro competencias de natación de 50 metros en categoría máster rucos y extrarucos (resultados de MT: dorso: tiempo: 54 seg 40 centésimas; pecho, 53 seg 96; libre, 38 seg y mariposa 57 seg 03 c). Obtuve 3 primeros lugares y un segundo lugar, además del campeonato individual (tres de oro --falso-- y una de plata --también falsa). Ese fue el triunfo. La tragedia es que mis cuatro medallas las extravié (se quedaron el el Hotel City Express La Noria de Puebla o en otra parte), y el trofeo de campeón individual no lo recogí porque mi mánager, L, ya estaba aburridísima de esperar que terminara el evento y me dijo: Ya vámonos, Garric. Y yo, refunfuñando, pero reconociendo la paciencia del máneger (que estuvo desde las 8 am hasta las 4 pm en las graderías), decidí no esprar a recoger mi trofeo. Esa es la mala: las buenas las coseché con mi editor Ricardo Moreno Botello, quien me pidió que no difundiera lo que no quiere que difunda. Me traje libros de Cuentos para ANTES de hacer el amor y El imperio de las mujeres, así como ejemplares de Agua clara en el Alto Amazonas. No sé que tanto me pueda doler la pérdida de las  medallas, pero sí pienso que podrían ser el testimonio de que este venerable anciano todavía sopla. De todos modos queda el testimonio de las fotos que tomó mi máneger. Pienso subirlas pronto a este sufrido blog.

Marco Tulio Aguilera

2 comentarios:

  1. Eres un asco Aguilera; todo un asco!!!!

    ResponderEliminar
  2. El pobre individuo que lleva semanas mandandome anónimos es un estudiante que reprobó mi curso de Lectura y Redacción en la Facultad de Danza. Escribía como subdotado y creía que por el uso de una simpática coquetería yo lo iba a aprobar. Me detesta pero no puede evitar leer este blog para agravar su úlcera espiritual. Mis alumnos, por fortuna, en general me aprecian.

    ResponderEliminar