PARA HACER EL AMOR

El autor de la balada de los bandoleros baladíes (ver reseña abajo de esta nota) me trajo cinco ejemplares de la 5a. edición colombiana de Cuentos para después de hacer el amor, libro que después de  28 años sigue siendo leído, comentado y reeditado. Muy pronto saldrá la nueva edición mexicana en la editorial Jus y con esa edición se alcanzarán al 15 o 16 ediciones en lengua castellana. Curiosamente mi otro libro, de título y temática parecida, Cuentos para ANTES de hacer el amor, ha andado más lento: en Colombia no se ha terminado de agotar la primera edición y en México va por la tercera. Lo atribuyo a lo siguiente: como los títulos son tan parecidos, los compradores al ver al segundo libro, creen que es el primero, y no lo compran. Me parece que los dos libros son de un nivel semejante, e incluso el tercero, El imperio de las mujeres (Cuentos  EN LUGAR  de hacer el amor) logra ir más allá en cuanto a la calidad y la innovación de lo que es el cuento en general, y mis cuentos en particular.
Hice un viaje celérico al DF con varios objetivos: 1. Asistir a la presentación del libro premiado en el Concurso Internacional Sergio Galindo. Lo presentaron Agustín del Moral, el bloguero de Hermano cerdo (blog recomendable, contestatario, insolente, como Una hoguera para que arda Goya, que pone en el aire el misterioso Stanislaus Bohr). Buena presentación; la prensa y los medios ausentes porque ya se sabe: lo que les interesa es lo que se vende, la calidad les vale madre... y la Veracruzana es calidad. Creo que me hice demasiado visible en la presentación, cosa que después me pareció desagradable. 2. Recibir los libros que me traía mi amigo colombiano y unos billetes verdes de derechos de autor de Colombia (más de los que esperaba). 3. Hablar con Atonio Ramos, el editor de Jus, con respecto a la nueva edición de Cuentos para después de hacer el amor. Tres objetivos cumplidos.
El aire azul de la Ciudad de México me mantuvo la boca amargada y ello me reconfirmó la idea de que debía regresar a Xalapa inmediatamente: además por otra razón: el Final Four, la final del campeonato Latinoamericano de Básquet, en la que la Universidad tiene ¡dos equipos! Increíble: Los halcones rojos de Veracruz, los Halcones de Xalapa. Los otros dos equipos son Regatas de Argentina y Capitanes de Arecibo de Puerto Rico.
¿Conclusión? Ya hay condiciones para ir bien equipado a Barcelona con la mejor compañía, my wife, que ahora nada metida en industrias de fabricación de licores y trajines de hipnotismo. Bendita juventud que da energía para todo.
Ya ando pensando en alimentar otro blog que tengo abierto y sin contenido. El Descabezadero ya es tan grande que se está volviendo difícil manejarlo

Marco Tulio Aguilera

2 comentarios:

  1. es un gusto para mi enontrarme con este blog pues tome la desicion de hacer una tesis sosbre uno de los textos contenidos en su libro cuentos para despues de hacer el amor. tratara de el erotismo en cantar de niñas. es un gran libro pero me gustaria leer los otros dos libros nadamas que en chipas es dificil consegirlo.

    ResponderEliminar
  2. su libro cuentos para despues de hacer el amor s fantastico, precisamente sobre uno de sus cuentos me decidi hacer mi tesis es el de cantar de niñas, quisiera leer los otros dos libros peroen chiapas no los e encontrado. pero espero poder hacerl para complementa la lectura.

    ResponderEliminar