¿QUIÉN LE TEME A MISTERCOLOMBIAS?

Aquí tienen el ambiente en el que Eugenio Aguilera Garramuño está terminando por enésima vez su novela El sentido de la melancolía
El lunes comenzará la Editorial Educación y Cultura de mi amigo Ricardo Moreno Botello el trabajo en la edición de mi novela Historia de todas las cosas,  que los lectores fieles de este blog deben conocer pues he publicado varios capítulos (que pueden encontrar en el índice a la derecha). No oculto que la novela ya anduvo por el mundo buscando una difusión a gran nivel. Fue rechazada por Alfaguara de Colombia y México, el Fondo de Cultura Económica, Plaza y Janés, Anagrama, La Flor de Argentina, la rechazaron tres agentes (Carmen Balcells, Antonia Kerrigan y Silvia Meucci en España), fue rechazada por la Editorial de mi Universidad, La Veracruzana. Finalmente será publicada por Educación y Cultura, una editorial para la cual la literatura es primordial, antes que las consideraciones económicas o que los intereses de grupo. ¿Por qué fue rechazada? Eso no me importa, pero podría aventurar una primera hipótesis: es una novela de 580 páginas. No oculto que sigo manteniendo las ilusiones adolescentes de alcanzar difusión mundial pero, habiendo llegado a la edad que ahora tengo y dedicado más que todo a escribir y no a promoverme como si mi nombre fuera una marca de salchichas, he llegado a una conciliación con mi vanidad: me basta el horizonte que veo desde mi ventana... Y además, tengo una obra mayor en marcha, mi novela El sentido de la melancolía. Sentirme ignorado y ninguneado por la élite de la literatura mexicana, marginado por el Sistema Nacional de Creadores de Arte, me da más fuerza y poder para seguir haciendo lo que creo hacer. Ricardo Moreno tomó la decisión de publicar la novela mientras iba manejando su camioneta rumbo a Morelia. Espero que recordemos ese momento como uin hito en  nuestras vidas de autor y editor. Aunque nadie creyera lo que yo creo de mí, yo seguiría creyendo. El 20 de marzo estaré en Puebla compitiendo en el torneo de clubes de natación de Puebla. Les aseguro que ganar la medalla de oro no me haría tan feliz como la publicación de mi Historia de todas las cosas. En la próxima entrada de este blog publicaré el primer capítulo. (Por cierto: Ricardo Moreno Botello acaba de recibir un homenaje de parte del Ayuntamiento de Puebla: se le reconoce su labor en el mundo de la cultura en una ciudad llena de historia, leyendas, arte y todo tipo de las mas altas manifestaciones del espíritu humano... sin olvidar, claro a inquisidores, brujos y algunos sórdidos personajes ( que, por otra parte, están ya en todo el mundo).

Marco Tulio Aguilera

2 comentarios:

  1. Gracias por las elogiosas palabras Marco Tulio! Pero más allá de merecimientos y vanidades, como tu dices, lo mejor que ha pasado es que me convencí y me convenciste de la importancia de editar "La historia de todas las cosas", una novela verdaderamente insospechada, llena de vida, que con sus personajes y leyendas parece estar siempre a punto de la explosión.
    Dejemos a otros autores vivir sus glorias y pesares, yo me quedo con la energía sostenida de tu literatura.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Ricardo. He tropezado con gran cantidad de pretenciosos entre escritores y editores, que encontrar una persona como tú me parece casi un milagro.

    ResponderEliminar