BALANCE DE 2010

Presentación de mi novela Agua clara en el Alto Amazonas (Universidad de Puebla) en la Feria del libro de Puebla (presentador: Joaquín Díez-Canedo) y en la Feria del Libro Universitario (presentadores: Peter Broad, José Luis Martínez El Bueno, Rafael Antúnez). Viajé a San Isidro de El General, Costa Rica, donde me trataron como si yo hubiera fundado el pueblo (aumenté seis kilos comiendo gallopinto y arroz con pollo). Viajé a Indiana, Pennsylvania, donde dicté la conferencia inaugural "Escenas de amor, eros y pornos en la obra de García Márquez". Participé en tres competencias de natación, gané cuatro medallas y tres diplomas. Clausuré los talleres literarios que tenía en marcha en vivo y de manera virtual. Culiminé mi etapa como maestro universitario y no sé si volveré a dar clases. Firmé contratos para hacer reediciones de Cuentos para después de hacer el amor (edición 14) y Cuentos para antes de hacer el amor (cuarta edición). Hubo abundante y positiva crítica a Agua clara en el Alto Amazonas. También un par de comentarios adversos (entre ellos uno de Enrique Serna, que dice que la novela es floja).  Planes para el próximo año: publicación de Historia de todas las cosas, novela que es más que una parodia de Cien años de soledad, de la que han dicho algunos amigos (amigos tenían que ser) que está a la altura de la novela de GGM. El 3 de enero de 2011 iniciaré la corrección final de El sentido de la melancolía, novela que será también un tratado sobre la depresión, la enfermedad del siglo. Tengo pensado ir a España en octubre aunque no me reciban con alfombra roja y mariachis. Ah, iniciaré el año peleando contra el Sistema Nacional de Creadores de México. Si todos se agachan yo porfiaré en mantenerme de pie.

Marco Tulio Aguilera

No hay comentarios:

Publicar un comentario