FRACASOS Y BOLETIN SOBRE "ESCENAS DE AMOR, EROS Y PORNOS EN LAS OBRAS DE GARCÍA MÁRQUEZ"

Octubre de 2010. Ya en Xalapa puedo revisar con tranquilidad los correos electrónicos atrasados: me reciben dos noticias relativamente malas o "fracasos". Editorial Almadía no está interesada en publicar mi novela Profesor Amóribus, confesor erótico y sentimental. Planeta no quiere publicar un volumen que contenga mis tres libros Cuentos para después de hacer el amor, Cuentos para  ANTES  de hacer el amor y Cuentos en lugar de hacer el amor. Yo, que estoy ya tan curtido en rechazos, recibo las noticias con buen ánimo: sinceramente creo que pierden ellos. En el caso de Almadía no entiendo las razones; en el caso de Planeta las entiendo perfectamente: soy un escritor "literario", es decir, no soy un escritor comercial. Planeta lo que quiere es vender y yo, ay, no les garantizo las ventas... Eso creen y tal vez  tengan razón. En general están publicando libros por encargo, libros de ocasión... y así yo no juego. Hay muchas noticias atrasadas. No he podido sentarme a escribir las incidencias del regreso a Xalapa. Tal vez lo haga mañana. ¿Fracasos? No. Los fracasos no existen en mi vida. Puse ese título por joder. Si les dijera que el libro mío que ha tenido más ediciones, Cuentos para después de hacer el amor (en total entre 15 y 17 ediciones en varios países) fue rechazado trece veces, ¿lo creerían? Si les dijera que mi libro infantil El pollo que no quiso ser gallo (Alfaguara) perdió tres veces el Premio Nacional de Literatura Infantil Juan de la Cabada en México y sólo lo ganó en la cuarta ocasión, ¿me entenderían? Los que están equivocados son generalmente los demás. La fidelidad al mandato interior es lo fundamental en la vida del escritor. El resto es farándula, bagatela y coqueteo con la mediocridad. Por otra parte, ya tengo firmados contratos para publicar nuevas ediciones de Cuentos para después de hacer el amor y Cuentos para antes de hacer el amor. Mi novela Mujeres amadas aparecerá en su cuarta edición a mediados del 2011. Y estoy esperando noticias de España sobre mi nuevo libro de cuentos infantiles, Cuentos para la princesa Mariann. ¿Fracasos? Los de las editoriales que prefieren los billetes a la literatura.Y lo confieso: me acerqué a Planeta por la dosis de espíritu mercenario que todavía me queda: unos morlacos nunca sobran a quien ha dado en llamarse Gastón Garramuño.

ESCENAS DE AMOR Y EROS EN LA OBRA DE GARCÍA MÁRQUEZ
Tomado de Veracruz Cultural, 29 de octubre de 2010
En el XXXIII Congreso de Literaturas Hispánicas celebrado en Indiana a fines de octubre, Marco Tulio Aguilera pronunció el discurso inaugural “Escenas de Amor y Eros en la obra de Gabriel García Márquez” ante académicos de universidades de América y Europa. En el congreso, al que se llamó “Lo erótico o su contrario” se hizo una revisión del tema del erotismo en la narrativa y la poesía de diversos autores latinoamericanos y españoles. De San Juan de la Cruz a Jorge Bayly, de Elmer Mendoza a Sor Juana Inés de la Cruz, trataron las ponencias que se llevaron a cabo en el Blue Room del edificio de Rectoría de la Universidad de Indiana. Peter Broad, Presidente del Senado de la Universidad y director del Congreso trató el tema “Erotismo y violencia” en Sergio Bolaño, Elmer Mendoza y Fernando Vallejo.
Llamó la atención la versada conferencia de Marco Tulio Aguilera, académico de la Universidad Veracruzana, quien hizo un repaso de las obras de su compatriota Gabriel García Márquez, destacando las páginas en las que este autor narra escenas eróticas y llegando a algunas polémicas conclusiones: los personajes masculinos son en general machistas, abundan todo tipo de relaciones extra maritales, hay ausencia de amor y abundancia de violencia. He aquí el primer párrafo de la conferencia: “En la mayoría de las obras de García Márquez Eros, entendido como la relación estrictamente erótica o física, domina sobre Amor, entendido como una relación en la que están involucrados los sentimientos, el espíritu o ese no sé qué que no termina por definirse. No pretendo entrar en sutilezas sino que voy a abordar directamente en el tema. Es cierto que Eros implica a veces Amor, y que el ideal de Eros es precisamente incluir Amor, como en una llama doble, al decir poético y acertado de Octavio Paz. El problema es que Eros no implica necesariamente Amor y ello complica cualquier análisis, estudio o acercamiento… Razón por la cual me he permitido separarlos, para poder hablar de ellos cómodamente. Y para separarlos sin desacreditar por completo al dios Eros, he decidido inventar un nuevo dios, que me permita hablar de lo estrictamente orgánico-erótico sin lastimar al simpático e inocente angelito con las y flechas. Ese dios lo he llamado Pornos”.
En el párrafo final el confrencista concluyó: “Lo que plantea Octavio Paz como el ideal de la existencia de la pareja: amor y eros, constituyendo la llama doble, en las obras de García Márquez no se logra. Andan, Amor vendado por la obnubilación, y Eros, cegado por el instinto, como dos entidades independientes, buscándose a ciegas en la oscuridad… sólo que Amor está en una habitación y Eros en otra: nunca se encontrarán. Y acechando al Amor y a Eros está siempre Pornos, que quiere aplastar a Eros y desacreditar a Amor, para dejarlo en carne viva. En síntesis: del amor, como de la muerte, no se puede entender sino el misterio. Me parece que eso nos quiso trasmitir Gabriel García Márquez sin entender verdaderamente lo que quiso decirnos. Con que nos haya hecho sentir el pálpito de ese corazón de la oscuridad de la naturaleza humana ha sido suficiente para que se haya convertido en el escritor más querido de nuestros tiempos”.

Marco Tulio Aguilera

2 comentarios:

  1. También hay que comer, fumar, y beber... y quién diga que solo se dedica al arte por amor al arte es muy sucio mentiroso... o es de familia acomodada.

    ResponderEliminar
  2. As the admin of this website is working, no hesitation very rapidly it will be renowned, due
    to its quality contents.

    My homepage ... kangaroo :: ::

    ResponderEliminar