MT EN TUXPAN



Vine a Tuxpan, puerto fluvial de Veracruz, invitado por mi ex alumno Estuardo Garcés Mercado, quien formó parte de la generación de alumnos de mis clases de Lectura y Redacción en la Facultad de Letras de la Universidad Veracruzana allá por los lejanos1985-1989. Generación histórica e irrepetible de la que salieron críticos, cuentistas, cinematografistas, editores, poetas, profesores de historia, funcionarios culturales, ganadores de premios nacionales y becas: Nina Crangle, José Homero, Víctor Hubo Vázquez, Elina Romero, María Luis Hernández Rizo, Francisco Magaña, Estuardo Garcés, Olympia Guevara, Blanca --ex novia del poeta Feernando Ruiz Granados--, María de Jesús Herrera barrera, entre los que tengo en la memoria... No quiero acreditarme el mérito de mis alumnos: yo lo que hice en esos días es lo que sigo haciendo: poniéndolos a leer, escribir y permitiendo las locuras de la imaginación.
Después de un viaje de seis horas desde Xalapa, bordeando la costa atlántica mexicana, ayudado por mi hijo el Gato, que condujo el auto Polo con mayor seguridad que yo, llegamos a Tuxpan, que nos recibió con un clima agradable (a veces el calor llega a los 45 grados). Una sociedad de agradables y cultos personajes maduros, todos amigos y cómplices, asistió a mi charla, que dicté en el lobby del Hotel Reforma, teniendo a mis espaldas una aparatosa mampara que decía: "Marco Tulio vuelve a sorprendernos" La charla se llevó a cabo en el lobby del Hotel Reforma. En mi charla hablé como habitalmente lo hago: libremente, al capricho de la memoria, remitiéndome a la ayuda de mis libros, que iba ojeando a medida que hablaba. Hubo bastante público, incluso pulcrísimos militares y marinos con uniforme de gala, personajes que fueron presentados formalmente por la directora de la Casa de Cultura, doctora Pilar Mar. Me sorprendió encontrar personas que habían leído mis libros y que incluso tenían en sus manos el más reciente, El imperio de las mujeres. Hubo preguntas sobre García Márquez, Vallejo, Colombia. Vallejo y su aparatosa sintaxis, su escándalo perpetuo. Gabo y la excesiva vanagloria. Mucho interés. Luego salimos al Parque Reforma y tomamos con los amigos "milchei" y otros refrescos, para proceder a comer antojitos tuxpeños.
Hoy domingo temprano tomaremos una lancha para atravesar el río Tuxpan --calculo 300 metros de anchura-- en busca de un paisaje que me sirva para ilustrar la portada de Agua clara en el Alto Amazonas, novela que, como saben mis entre 37 y 119 lectores diarios de este blog, presentaré en mayo en la Feria del Libro de la Universidad de Puebla. Me acompañará en la presentación el escritor amigo Enrique Serna, puesto que Juan Villoro, a quien se lo había propuesto, estará por esos días en Cartagena, acompañado o ciceroneado por el tremndo poeta estridentista Harold Alvarado Tenorio.

Marco Tulio Aguilera

No hay comentarios:

Publicar un comentario