LA FUERZA DE LOS AÑOS Y LA CARRERA DEL FESAPAUV 2010

Ahora sí que debo recurrir a fotos viejas para ilustrar este texto: en la foto a la izquierda MT hace cinco años (con el 020) en la pista del Estadio de Xalapa; en la foto a la derecha (con el 018) al lado del rector de la Universidad Vera ruzana Raúl Arias Lovillo (de blanco) en la Carrera de los Médicos hace un año. Bajo las fotos el texto en el que explico por qué no participé en la carrera del Sindicato Académico de la U Veraruzana este año.





Por primera vez en muchos años no participé en la carrera anual de mi sindicato, el FESAPAUV. No tengo registro de las carreras en que participé: conservo una medalla de oro y otra de plata --la de oro la negocié con un amigo que ganó el primer lugar hace tres años (lo que ha sido motivo de burlas por parte de my wife: marrullero mentiroso exhibicionista, me llama)--. Una lesión grave en la rodilla izquierda, agravada por una condromalacia que me ha acompañado por casi diez años, me obligó a abandonar el básquet, que practicaba cuatro o cinco veces por semana y a refugiarme en la natación, que he comenzado a practicar con furor --hace una semana en competencia hice 17 segundos en 25 metros y le gané a unos cuantos chavos de una escuela de natación--. Mi amigo y maestro el escritor y gurú colombiano Gustavo Álvarez hace poco se burlaba de este rasgo competitivo de mi personalidad. Me escribió: "MT, ¿por qué no escribes la novela del superhéroe senil?" Yo le respondí: "Gus, ¿y tú por qué no escribes la novela de los soldaditos guapos?" Los lectores colombianos entenderán la mala leche de mi respuesta... Que sin duda no molestará a GAG: ya está por encima de eso: es un clásico vivo y su voz resuena en todos los rincones de Colombia en el programa La Luciérnaga, que oyen todos los colombianos: desde el presidente "Papa Doc" Uribe hasta el taxista más trasnochdo de Medellín. Aquí la dirección...
http://www.caracol.com.co/

De modo que aunque no pude correr, sí me apresuré a terminar mi clase en la Facultad de Teatro de la Universidad Veracruzana para ir a ver el cierre de la competencia. Ganaron la carrera los mismos que han ganado a lo largo de los años, entre ellos el inacabable doctor Serena; el hijo de Féliz Báez-Jorge (ahora director de la Facultad de Antropología) y mi ex-alumno Víctor Hugo "Víctor Ego" Vázquez Rentería (quien también le hace a la literatura: ya publicó un par de libros de cuentos; hace más de 15 años recibió un premio en un concurso en el cual yo era jurado). Vi subir a Víctor Hugo al podio con su gallarda figura, su calva artificial y sus anteojos oscuros para engañar a sus admiradoras con el misterio de sus ojos totonacas y me dije: ¡Ese es mi alumno! Mención aparte merece nuestro querido rector Raúl Arias Lovillo, que ganò la carrera de los 10 000 metros. Terminada la carrera pasó inmediatamente a privilegiarme saludándome en primer lugar, como si yo fuera el embajador de China o algo así, saludó a otras cinco o seis personas y luego se ausentó. No quiso esperarse a subir al podio pues sin duda tenía asuntos urgentes que atender. Hombre admirable el doctor Raúl Arias: tiene una energía inacabable: es el presidente de la Federación de Universidades Latinoamericanas y está en todas partes... Además, contesta personalmente la mayoría de los mensajes electrónicos que le llegan.

Marco Tulio Aguilera

No hay comentarios:

Publicar un comentario