EL INFIERNO EN LA BIBLIA


CITAS DE LA BIBLIA EN LAS QUE SE MENCIONA AL INFIERNO
Pero antes una reflexión de MT:
Me he preguntado a veces si es justo el juez que condena a los culpables o pecadores a una eternidad de sufrimiento solamente a causa de un instante, o dos o tres, de debilidad. Levinas opina que "no es el juicio final lo que importa, sino el juicio de todos los instantes, en el tiempo en que se juzga a los vivos". Estoy de acuerdo.
Tenía guardadas estas citas que recogí cuando decidí leer y subrayar la Biblia de principio a fin. Quiero compartirlas con mis 50 0 cien lectores diarios.
A menudo, antes o después de escribir un cuento o una novela, se me ocurre que debo leer otro u otros libros antes de corregir mi cuento o novela. Para corregir Paraísos hostiles leí El origen de las especies. Para corregir mi novela Breve historia de todas las cosas --por cierto: el filósofo Ken Wilber copió mi título y lo puso a un libro suyo, que apareció diez años después del mío--leí la Ilíada, La Odisea y El Quijote. Para corregir mi cuento "El suave olor de la sangre" leí la Biblia y varios libros sobre sacrificios prehspánicos. Este procedimento en cierta manera bárbaro, no creo que sea exclsivo de MT: es casi inevitable, cuando se aspira a escribir algo "grande".
Van las citas de la Biblia.

“Las persecuciones y tribulaciones son señales que demuestran el justo juicio de Dios que así os purifica, para haceros dignos de su reino, por el cual padecéis lo que padecéis. Porque delante de Dios es justo que él aflija a su vez a los que os afligen. Y a vosotros, que estáis al presente atribulados, os haga gozar juntamente con nosotros del descanso eterno cuando el señor Jesús descenderá del cielo y aparecerá con los ángeles que son los ministros de su poder. Cuando vendrá con llamas de fuego a tomar venganza de los que no conocieron a Dios y de los que no obedecen el evangelio. Los cuales sufrirán la pena de una eterna condenación confundidos por la presencia del Señor, y por el brillante resplandor de su poder”. (Thessalonicenses II)

“A estos se siguió el tercer ángel, diciendo en voz alta: Si alguno adorare la bestia, y a su imagen, y recibiere la marca en su frente o en su mano. Este tal ha de beber también el vino de la ira de Dios, de aquel vino puro preparado en el cáliz de la cólera divina y ha de ser atormentado con fuego y azufre a la vista de los ángeles santos y en la presencia del Cordero. Y el humo de sus tormentos estará subiendo por los siglos de los siglos: sin que tengan descanso ninguno de día ni de noche, los que adoraron la bestia y su imagen, como cualquiera que recibió la divisa de su nombre”. (Apocalipsis)

“Más al cabo de mil años, será suelto Satanás de su prisión y engañará a las naciones que hay sobre los cuatro ángulos del mundo, a Gog y a Magog, y los juntará para dar batalla, cuyo número es como la arena del mar. Y extendiéronse sobre la redondez de la tierra y cercaron los campamentos de los santos y la ciudad amada. Mas Dios llovió fuego del cielo que los consumió, y el diablo que los traía engañados fue precipitado en el estanque de fuego donde también la bestia y el falso profeta serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos”. (Apocalipsis)

Marco Tulio Aguilera

No hay comentarios:

Publicar un comentario