EL BLOG DE NARCISO


DIOS, ¿POR QUÉ ME HICISTE TAN PERFECTO?

He estado visitando blogs de escritores amigos y conocidos. Me he percatado que son pocos los que hablan de sí mismos, como si les diera pena o tuvieran algún pudor o temiesen la crítica de los no-narcisistas (¿cuál será el antónimo de narcisista? Propongo: castrado). Todos los seres humanos somos narcisistas. Solo que la mayor parte de los seres humanos son hipócritas. He notado también con poca inquietud que mi propio blog, este Descabezadero, casi no sale del tema MT. Supongo que eso le cae mal a algunas personas. Bueno. No supongo. Lo sé. Aquí y allá encuentro insultos, no sólo en los comentarios a mis artículos sino en los de otros escritores. Quien está seguro de sí mismo, se admira, se quiere, se promueve, camina azotando el suelo (no en puntas de pies). En general los hipócitas hacen alianzas de mediocres. Es posible que progresen en la escala del dinero o de la burocracia, pero no en la de la calidad moral o artística. ¡Fin! Me estoy poniendo sentencioso.
Por otra parte reconozco que el mundo no se reduce a mi mundo y que en muchos blogs encuentro noticias que me interesan y me atraen. Me parece que el mundo es más interesante que mi mundo. Pero, amigos, es que yo soy un narciso irredento. Me amo más a mí mismo que al mundo.
....
Y diez horas después...
Mi sobrina Natalia Aguilera, diseñadora gráfica, me escribe refiriéndose al tema de esta entrada: P.D: Que dediques tu blog a hablar de ti, es perfecto, ¿que acaso para eso no se han hecho?
-----Ahora voy a copiar un anónimo enviado, no sé por qué, al blog de Eduardo García Aguilar, periodista de France Press en París y escritor colombiano: Tenga mucho cuidado con el tal Aguilera, no da paso sin huarache. Además, no solo está mal de su cabeza, es sumamente mentiroso y es insoportable, también, le aseguro, su único fin es sacar ventaja de donde puede. ------Voy a agregar a este señor llamado "Anónimo", a la lista de mis enemigos o malquerientes, bastante nutrida por cierto. La simpática agresión me ha inspirado la idea de hacer una antología de insultos que espero publicar proximamente en este blog. En Monterrey particularmente han surgido varios promotores que se empeñan en desacreditarme diciendo que parezco bobito, que estoy loco, que soy un amante del dinero, que soy un mediocre.
La calidad del chorizo se mide por la longitud de la cauda de perros que lo persiguen. Obvio: no doy paso sin huarache: ¿quién teniendo huarache prefiere caminar pata al suelo? Me gusta el dinero, como a todo el mundo. Que estoy mal de la cabeza eso se sabe desde que tengo uso de razón. Si no fuera mentiroso abandonaría la literatura. Soy insoportable: cierto, muy cierto. Un hombre sensato debería encontrar suficiente compañía consigo mismo. (Tarea: ¿qué personaje en qué novela dice esto?). ¿Soy un mediocre? De acuerdo: soy un mediocre...pero un mediocre que trabaja. ¿Habrá mayor mérito que ser un mediocre y pasearse por casi treinta premios literarios y veinte editoriales en muchos países? ¿Bobito? Depende del imbécil o iluminado que me mire. Yo en el espejo me veo bastante guapo e inteligente.
...Felicidades Benedetti: Feliz viaje. De tu oba sólo quedará lo mejor...

Marco Tulio Aguilera

2 comentarios:

  1. :) Después de leer esta entrada, creo que si la modestia (virtuosa o hipócrita, real o simulada) está en relación directa con el antónimo del narcisismo, al proponer que la escala va de castrado a narciso, el remedio está dicho: viva el EGO y el amor exesivo a uno mismo.

    ResponderEliminar