Julio César Martínez

Centenarios
Julio César Martínez es una de esas raras aves que por décadas se mantienen en una insobornable, incansable, inexplicable labor cultural que lleva a cabo por el puro placer de hacer lo que le gusta. La debilidad de Julio César es crear, mantener y alimentar suplementos culturales, revistas literarias, conferencias y todo tipo de actividades afines, las que lleva a cabo invariablemente con impecable pulcritud y elevación, sin ánimo de lucro, con entusiasmo de adolescente enamorado, sin crear capillas excluyentes ni promover grupos de elegidos. Tiene una inclinación casi rayana en el heroísmo por buscar y promover gente talentosa, que en general no aprecia en lo que de verdad vale su trabajo. La actual empresa es una revista que sin exageración alguna puede considerarse una de las más bellamente diagramadas de México. Todo en Centenarios, revista bimestral de la Secretaria de Educación de Veracruz, es de primera calidad: el papel, la fotografía, los artículos de creación literaria, de investigación, de promoción del turismo y la cultura. Una revista que no debería tener el tiraje actual --20 000 ejemplares-- sino cien mil: digna de estar en todos los centros de cultura, hospitales, consultorios, hoteles, dependencias universitarias y de gobierno. Una revista que ha causado la admiración de los viejos lobos de la edición como Hernán Lara Zavala, Joaquín Díez-Canedo y quien quiera que la haya visto y leído. En el número 5 hallamos un artículo de Jesús Jiménez Castillo sobre el nacimiento de Xalapa, una semblanza del poeta José Joaquín Pesado escrita por José Emilio Pacecho con su habitual erudición y don del verbo, un ensayo sobre la escultura en Xalapa, una amplia e interesante entrevista al escultor Sebastián (obra de Julio César), tres textos de Mistercolombias (un cuento inédito, próximo a aparecer en el libro El imperio de las mujeres; una conferencia pronunciada en Pittsburg titulada "¿De dónde salen los cuentos?" y una especie de justificación vital del autor titulada "Las razones de MT"). El honor que le hace Julio César de MT es grande y el xalapeño-mexicano-colombiano sabe agradecerlo. Gracias, JC: Sabes que he acompañado tus proyectos desde 1980 cuando me organizaste la conferencia "La creación del cuento" en la neblinosa Xalapa en la calle Bravo, cuando todavía no peinábamos canas ni lucíamos espléndidas barrigas y los hijos los teníamos guardados en los entresijos del futuro y nuestras esposas tenían cinco o seis años de edad.

Marco Tulio Aguilera

No hay comentarios:

Publicar un comentario