Noticias recientes

Noticias recientes

Sigue suspendido el Descabezadero diario de un escritor. Ya no parece haber interés en el Diario Milenio por estos textos y yo me he visto envuelto en una serie de asuntos urgentes. Estuve en el Salón Azul de Humanidades donde di una charla sobre mi trabajo como escritor. Dos horas estuve con estudiantes de Letras e Idiomas y en verdad que fue una presentación agradable, con gente receptiva, informada que demostró haber leído. Una frase de una chica me llamó la atención: "Yo no creía que había gente como usted". No hurgué en el sentido de la afirmación. Entre los libros que se ofrecieron para su venta, el más solicitado fue Cuentos para después de hacer el amor(Punto de Lectura, España lo que no es novedad. A la fecha es el que más se ha vendido de mis libros, a excepción de El pollo que no quiso ser gallo (Alfaguara Infantil, México) que leyeron todos los niños de cuarto de primaria en México. De Cuentos para ANTES de hacer el amor (Educación y Cultura, México) sólo se vendió uno: está muy caro y los estudiantes tienen habitualmente agujereados los bolsillos.
Recibí un e mail de mi amigo y maestro Gustavo Álvarez Gardeazábal, haciendome notar que mi blog es campo propicio para desplegar mi onanismo. ¡Obvio! Mi onanismo, mi vanidad, mi egolatría y todos mis defectos.
Gustavo me envió su novela La resurrección de los malditos, en publicación privada, pues ya este escritor ha sido marginado por todas las editoriales comerciales por razones que tienen que ver con su osadía, su atrevimiento, su insolencia, su orgullo y el hecho de haber sido marcado por un proceso judicial que lo tuvo en la cárcel varios años. Gustavo fue alcalde de su pueblo, Tuluá, y gobernador del Valle del Cauca, y ya aspiraba a la presidencia de la república de Colombia, cuando comenzó la persecusión y ulterior encarcelamiento.
De lo que llevo leído de La resurrección de los malditos puedo deducir que Gustavo ha recuperado el vigor narrativo de sus mejores tiempos (cuando publicó Cóndores no entierran todos lod días -un clásico-, El Divino, Dabeiba, y otras obras que hicieron historia).
He recibido invitación de ir a la Feria del Libro de Quintana Roo. Espero ir para tener la oportunidad de bucear. Noticia ya pasada: sufrí una insolación por jugar basket a medio día con temperatura cercana a 38 grados. Un par de días con fiebre y adelante.
Sigo adelante con el proyecto de escribir una novela que esté a la altura de Cien años de soledad. ¿No me creen? No me importa... Lo que me importa es que yo sí crea.
Alfaguara Infantil me mandó por internet las ilustraciones de la edición colombiana de El pollo que no quiso ser gallo, que saldrá en los próximos días. Bastante mediocres, por cierto, sin imaginación, posiblemente hechas a la carrera. Los niños leen los cuentos pero las ilustraciones les ayudan a entrar en los textos, mediante su fantasía. Las del mismo libros publcadas en Alfaguara Infantil de México son divertidísimas, llenas de detalles, muy coloridas. Imagino que el ilustrador colombiano ni siquiera leyó los cuentos sino que se enteró sumariamente de los temas.
Todas estas críticas se las comuniqué a la editora de Colombia y espero que le lleguen a los ilustradores y les pongan una bombita de imaginación en el cu...erpo.
Abajo coloco las ilustraciones a ver si en el blog se pueden ver.

Marco Tulio Aguilera

No hay comentarios:

Publicar un comentario