9 de febrero de 2016

Reglas básicas para escribir una novela

La revista nicaragüense ALtanto se tomó el trabajo de sacar algunas conclusiones a partir de algunas conferencias sobre el oficio de escribir novelas. Helas aquí:
Los aforismos que se reúnen aquí fueron tomados de conferencias dictadas por Marco Tulio Aguilera Garramuño (Bogotá, 1949) a lo largo de dos décadas (1990-2010). Si se quiere consultar alguna, sería conveniente que le den clic a esto:http://mistercolombias.blogspot.com/
  1. Cuando uno escribe una novela tiene que afrontar varias decisiones muy graves, de las cuales depende el éxito o el fracaso de la obra. Una de ellas, quizá la más importante, es la selección del narrador o los narradores. La pregunta básica sería: ¿Quién cuenta la historia? Otras preguntas serían: ¿Desde qué perspectiva temporal se cuenta? ¿Desde el futuro, cuando lo que se cuenta es pasado; de forma contemporánea, es decir, cuando se va contando a medida que las cosas van sucediendo; desde el pasado, inventando lo que va a suceder, etc.?
  2. También es importante trabajar el estilo de forma tan minuciosa que uno pueda pasar varias horas en una sola página, buscando las palabras adecuadas. Tanto tiempo pasar sentado ante la computadora, que sea necesario inventar una mesa alta, como un atril, para escribir de pie, pues luego vienen los dolores en las rodillas.
  3. Para escribir novelas tengamos pretensiones —o más bien juegos— de orden científico: hagamos tablas estadísticas de frecuencia para medir la aparición dosificada de los personajes, tracemos gráficas de la longitud de los fragmentos, elaboremos esquemas sobre los diversos ingredientes de la receta literaria (lo épico, lo cómico, lo dramático, lo cursi…)
  4. La estructura debe ser fragmentaria y la fragmentación tener nuevos fragmentos. Es decir, cuando hay una historia larga e interesante, se corta, para dar paso a otras, y luego la primera historia se reanuda, luego la segunda y luego la tercera, con lo que se va creando un tejido bastante intrincado de relatos.
  5. La palabra “tejido” es muy importante cuando se habla de novelas: el novelista tiene los hilos —a veces abundantes— en las manos, y no debe permitir que se le enreden, debe buscar que haya una simetría, una armonía, una música de fondo. Hay hilos argumentales, hilos temporales, hilos estilísticos, hilos estructurales, que deben tejerse con minuciosidad. Lo ideal del tejido novelístico sería encontrar una textura como la de la seda: que resbale entre las manos, que acaricie, que arrope, que seduzca, que se convierta en espacio habitable, amable.
  6. ¿Qué ganamos o qué perdemos de la primera a la segunda novela? No sé. Creo que toda pérdida es ganancia y que no hay experiencia que no tenga valor.
  7. Aquí tenemos una definición provisional de lo que podría ser una novela: el intento de recuperar algo que hemos perdido o el deseo de crear algo que añoramos. Una prueba de ello es el título de la obra maestra de Proust: En busca del tiempo perdido.
  8. Queremos inventar nuestra propia love story pero no deseamos repetir lo que ya se ha hecho, aunque tampoco queremos desaprovechar las experiencias pasadas. De modo que una vez que escribimos la historia básica, nos damos a la tarea de leer todo lo que hallamos sobre el amor: Romeo y Julieta, El Banquete, El Cantar de los cantares, Dafnis y Cleo, Mujeres enamoradas, El amante de Lady Chatterley, todo Henry Miller. A manera de collage introducimos escenas casi textuales de esas obras, diluyéndolas de tal manera, que parezcan partes de nuestra novela. También esbozamos una teoría general sobre el amor y el erotismo.
  9. No se trata, entonces, de contar simplemente una historia, sino de buscarle un sentido, una trascendencia: ¿qué es el amor, qué es el erotismo, qué son las mujeres, qué buscan, cómo se comportan? En la medida en que los lectores compartan estas curiosidades y sientan que el novelista está dando respuestas, sentirán que la novela es de ellos, que el novelista está contando una historia conocida que puede iluminar sus propias vidas.
  10. Por desgracia las novelas están estrechamente vinculadas a la situación económica del país en que salen publicadas: si el país está en crisis, la novela está en crisis. Si la novela no dispone de un aparato publicitario que la apoye, corre el riesgo de permanecer en bodega. Pero las novelas tienen sus misterios y de pronto salen de la oscuridad y comienzan a venderse y a tener lectores.
  11. La mayor parte de las personas que escriben por necesidad, siguiendo el mandato interior que pregonaba Kafka, lo hacen para comprenderse, para explicar su posición en el mundo, incluso para justificarse. La escritura es una satisfacción solitaria, por lo tanto en cierta forma onanista. Ser leído es como escapar del onanismo y entregarse al amor: compartir la pasión pero también el veneno. De la misma forma, las obras escritas y no publicadas se transforman en veneno que puede echar a perder la vida de un escritor.
  12. Cuando uno desde chiquito se soñó Cervantes no tiene otra alternativa que hacerse ilusiones y trabajar para estar a la altura de sus sueños. El proyecto de escribir una serie de libros es tan absurdo, tan optimista, como la idea de que éstos se venderán abundantemente. Sólo siendo un irredimible optimista se puede persistir en la profesión del escritor en estos tiempos de penuria.
  13. La idea de que una buena novela debe captar el espíritu de su tiempo la entiendo de la siguiente manera: lo que importa son los efectos de las circunstancias sobre los personajes, más que las circunstancias mismas.
  14. Uno va escribiendo como el navegante del barco de la vida, entre las brumas del tiempo, a veces ve islotes, en ocasiones continentes, frecuentemente sufre alucinaciones y descubre que todo es falso y todo verdadero, que todo importa y todo carece de importancia, que el camino vale tanto como la llegada. Tal vez la razón del arte sea recuperar los islotes de la memoria, los instantes memorables, para hacerlos habitables, para ofrecerlos al lector, al espectador. Somos criaturas de un día, pero con el privilegio de la memoria y la ventaja de la conciencia. Las novelas son el resultado de una larga vigilia en busca de esos islotes de la memoria, de esos continentes de la naturaleza humana. Cada novelista descubre y crea sus territorios, les da habitantes, una geografía, unas leyes, e invita a los lectores a visitar su territorio.
  15. El novelista es una persona a la que no le basta con una vida. Es un ser elevado a una segunda potencia por arte de su imaginación y su soberana paciencia.

7 de febrero de 2016

XV BIENAL INTERNACIONAL DE NOVELA JOSÉ EUSTASIO RIVERA

   FUNDACIÓN PARA LA ENSEÑANZA Y PROMOCIÓN DE LOS                       
                                    OFICIOS Y LAS ARTES TIERRA DE PROMISIÓN
             Calle 5 No. 5-124 Neiva, Huila, Colombia          
              NIT. 891.104.152- 1

XV BIENAL INTERNACIONAL DE NOVELA JOSE EUSTASIO RIVERA

CONVOCATORIA

La Fundación para la Enseñanza y Promoción de los Oficios y las Artes, Tierra de Promisión, en cumplimiento del Artículo 4° de la Ley 42 de 1988, y con el apoyo de la Alcaldía de Neiva – Acuerdos 052 de 1996 y 052 de 2009, emanados del Concejo Municipal –, convoca a todos los escritores en lengua castellana, a participar en la XV Bienal Internacional de Novela José Eustasio Rivera, para exaltar la memoria de ésta gloria de la literatura colombiana y universal, de acuerdo con las siguientes
Bases:
1. Pueden participar escritores de cualquier país, edad y sexo, con un solo trabajo escrito en lengua castellana, a doble espacio y por una sola cara, en tamaño carta, por triplicado, con una extensión mínima de 120 y máxima de 350 páginas debidamente numeradas y cosidas, acompañado de medio magnético – CD – y enviado por correo certificado a:
FUNDACIÓN TIERRA DE PROMISIÓN
XV Bienal Internacional de Novela José Eustasio Rivera
Carrera 13 No. 3 A – 41 ó calle 5 No. 5-124
Móvil: 3167459008
Neiva – Huila – Colombia

Junto a la novela se enviará un sobre cerrado, en cuyo exterior se escribirá el título de la obra y dentro de él se incluirán los siguientes datos: nombre completo del autor, lugar y fecha de nacimiento, domicilio actual, teléfono, correo electrónico, y una breve reseña biográfica.
2. Las novelas enviadas al concurso deben ser originales e inéditas. No se podrá participar con una obra que haya obtenido algún reconocimiento nacional o internacional. Ningún participante podrá enviar más de una novela, ni concursar simultáneamente en otro certamen con la misma obra.
   FUNDACIÓN PARA LA ENSEÑANZA Y PROMOCIÓN DE LOS                       
                                    OFICIOS Y LAS ARTES TIERRA DE PROMISIÓN
             Calle 5 No. 5-124 Neiva, Huila, Colombia          
              NIT. 891.104.152- 1


3. El plazo máximo para el envío de las novelas vence el 23 de marzo de 2016, el fallo se dará a conocer el 23 de agosto del mismo año y la premiación se llevará a cabo en la sede de la Fundación Tierra de Promisión el día 21 de octubre de 2016 en ceremonia especial que contará con la presencia del ganador del concurso, los tres finalistas, los miembros del jurado, los organizadores del premio literario, las principales autoridades de la ciudad, invitados especiales y diferentes medios de comunicación.
4. El Jurado Calificador, integrado por tres destacados escritores de Colombia y del exterior, cuyos nombres se darán a conocer en el momento de emitir el fallo – decisión que puede ser unánime o por mayoría –, concederá un único premio indivisible de 80 salarios mínimos legales vigentes (Art. 2° del Acuerdo No. 052 de 2009), más una medalla y un pergamino; premio que será entregado por la Alcaldía de la ciudad de Neiva. La decisión del Jurado es inapelable, y en ningún caso el premio podrá ser declarado desierto.
5. El jurado podrá seleccionar hasta tres finalistas, quienes serán invitados al acto especial de premiación y recibirán una medalla y un pergamino.
6. De la obra premiada se hará una primera edición de 1.000 ejemplares que se entregarán en la ceremonia especial de premiación. De éstos, 200 serán para el ganador de la XV Bienal Internacional de Novela, 200 para la Secretaría de Cultura del Municipio de Neiva, y el excedente para la Fundación Tierra de Promisión, quien se encargará de distribuirlos entre los profesores de literatura, las universidades, periódicos, revistas, bibliotecas e instituciones de carácter cultural de la región y del país.
7. Los participantes deben adjuntar certificación Notarial escrita garantizando que los derechos de publicación de la obra están libres; que ésta no ha obtenido premio alguno en concurso anterior, ni se encuentra concursando en ninguna otra convocatoria nacional o internacional.
8. Al conocerse el fallo del jurado, los organizadores no se comprometen a hacer devolución de las obras enviadas. La participación en la Bienal implica la aceptación de estas bases.
   FUNDACIÓN PARA LA ENSEÑANZA Y PROMOCIÓN DE LOS                       
                                    OFICIOS Y LAS ARTES TIERRA DE PROMISIÓN
             Calle 5 No. 5-124 Neiva, Huila, Colombia          
              NIT. 891.104.152- 1

9. Para cualquier diferencia que tuviera que dirimirse por vía judicial, las partes se someten a la jurisdicción ordinaria competente en la República de Colombia, con renuncia expresa a cualquier fuero o jurisdicción que pudiera corresponderles.
10. Dado que el objetivo primordial del Premio Bienal Internacional de Novela José Eustasio Rivera es mantener vivo el nombre del insigne escritor huilense y difundir su obra, para lograr un mejor conocimiento de la misma por parte de las nuevas generaciones, la Fundación Tierra de Promisión promocionará a los escritores participantes, quienes autorizan para tal fin a los convocantes a utilizar sus nombres y su imagen en la difusión del concurso.
Dada en Neiva, Huila, Colombia, a los veintitrés (23) días del mes de septiembre del año dos mil quince 2015.
Fundación Tierra de Promisión
FÉLIX RAMIRO LOZADA FLÓREZ                                             JULIO CÉSAR MEDINA HERNÁNDEZ
Director Ejecutivo                                                                      Secretario General

1612 - NEIVA 404 AÑOS - 2016


3 de febrero de 2016

1500 metros libres. Derrotado por el campeón

Fotos alusivas a la competencia de los 1500 metros libres de natación Aquatlón en AquaX, Xalapa, el 1 de febrero de 2016, en la que ocupé el segundo lugar tras Mauricio Carre, quien (después me enteraría) es Campeón Nacional de Triatlón 60-64 años e Ironman. 
Mauricio Carre, campeón nacional de triatlón e  ironman

Hablando con él me enteré que ha derrotado dos veces al cáncer (uno de próstata y otro de hígado). 

El tiempo de Mauricio fue de 28 minutos 30; el mío fue de 31 minutos 54 segundos. e rebasó cuatro veces en piscina de 25 metros. 

Y tras la hazaña, los pecados: me fumé un cigarrito y fui a comer tacos al Palacio del Colesterol.


Con el campeón, que hizo 28 minutos en 1500 mts.


Mi tiempo fue de 28 minutos 54 centésimas

El campeón me aventajó por cien metros
Mi recompensa fue una taquiza en el Palacio del colesterol

24 de enero de 2016

Dos vídeos y un breve comentario sobre Demonios en casa, de Pedro Ángel Palou

Vídeo sobre el primer cuento,  "El emboscado"
Vídeo sobre el cuento "Exterminio"

Ya terminé la lectura del libro de relatos de Pedro Palou: me gustaron todos los textos menos uno. En general se nota el oficio de un buen lector y un mejor escritor. He querido hacer un vídeo sobre el último cuento, "Los hermanos" pero tuve un problema con la hp en la que habitualmente hago mis vídeos. 
Hay un aire medio gótico, que recuerda los hermosos cuentos de Poe en los que las mujeres son protagonistas: Berenice, Lady Rowena,Ligeia.

Una de las características importantes de este libro es el trabajo homogéneo de los cuentos: fragmentos breves, estilo extremadamente sencillo (lo que no es críitica sino virtud, pienso); incluso en la temática hay uniformidad... uniformidad que se nota desde el título: Demoinios en casa: sobre el poderoso poder y el peligro del imperio del del deseo en las relaciones familiares. El demonio está en casa: es el deseo; el deseo que generalmente desencadena tragedias.
No he podido sentarme a hacer una reseña formal del libro peroya hice tres vídeos que reuniré en mi blog... espero hacer un vídeo sobre el último cuento.
Buscando en internet hallé que el cantante Ricardo Arjona tiene una canción que se llama Demonio es casa.

17 de enero de 2016

Sweet porn (género porno-west)

En una primera película se la ve con un vestidito modesto que oculta más de lo que insinúa, y que le llega apenas un centímetro arriba de las rodillas, las piernas, vistas desde atrás, son más bien flacas. Tiene  una cinta casi infantil atando  una cola de caballo no muy larga ni frondosa. Está en un viñedo, tal vez de California, gozando del sol y de la naturaleza, acaricia el tronco, sus manos son muy blancas, finas.  Se arrodilla ante una parra, toma una hoja con delicadeza y la contempla, la disfruta.  Más allá de las frondas ve a un hombre con aspecto de bracero mexicano. Flaco, diríase escuálido y sin embargo soberbio, retador. Tiene las piernas abiertas. Está en medio de un callejón soleadoentre las viñas. El hombre desaparece como si fuera un fantasma. Corte. Vemos a Sasha entrar en una casita sencilla, con un ramo de flores. Se tiende en una cama, se levanta la falda, se acaricia la carne más tibia. Close up a su cara. Un minuto completo de close up sobre su mano que parece la de un pianista sobre su teclado. De pronto hay un relámpago, se ve al mexicano (tiene bigote) poniendo sus manos sobre el cuello de Sasha. Sasha sin dejar de resistirse continúa rasgeando su carne más tibia como si fueran las cuerdas de su guitarra. La mano se agita bruscamente. La niña (no debe tener arriba de dieciséis) grita como quien ha alcanzado una primera culminación. El hombre tiene camisa y pantalón negró, botas. Ella se  remueve y protesta, el hombre la da una cachetada. Sasha le mira la bragueta, luciendo una media sonrisa  y un entornar de ojos (que andando el tiempo y con el paso de las películas, cada vez más osadas –lo que parece imposible- la harán la actriz más famosa del cine de adultos: Sasha tiene algo de Greta Garbo: una frialdad, una superioridad, una imperturbabilidad escalofriantes) y le da una palmada en la entrepierna. El hombre la jala, la obliga a arrodillarse, saca su arma, un largo tubo negro, que ella velozmente guarda en la boca. El hombre tiene un reloj barato, y un ombligo extraño, que más bien parece una puñalada. El mexicano la toma de la parte posterior de la cabeza y la empuja contra su vientre hasta que la introduce toda, lo que parece increíble (pero no es increíble si se compara con las bombardinas de películas  posteriores, es bien un arma pequeña la del mexicano: en términos casi estrictos sería una luger de bajo calibre). Pero es grande y potente. El hombre la saca y le cachetea la cara con su verga, oh , sí, dice ella. El hombre la tiene firmemente asida de la cola de caballo, donde aún permanece la cinta blanca. El hombre parece no tener huevos. La toma desde arriba hace notar que los pechos de Sasha son chicos y están empinados. Ahora el hombre le pega nalgadas mientras ella chupa. Ella mira hacia arriba mientras chupa. El hombre no se ha quitado las botas. Tiene los pantalones arremangados sobre ellas. El hombre mueve el trasero adelante y atrás como (es vulgar la comparación pero literal, gráfica) un perro culiando. Insisto: el hombre es flaco, escuálido. Se lo imagina el espectador doce horas al sol, con  una canasta, recogiendo racimos de uvas. Un sombrerote de paja. Empuña su aparato y lo mueve adelante atrás. Se entabla una lucha entre la mano del hombre y la boca de ella por apoderarse del mayor número de centímetros. El movimiento se hace frenético. El hombre retira la mano y ella llega al fondo. Al retirarse la boca del aparato  éste escurre líquido cristalino. El hombre tira a la niña (no se puede hablar de mujer, si se consideran seriamente sus pechitos apenas nacientes y su rostro de una belleza  de virgen renacentista) sobre la cama, ella sigue agitando su mano sobre la herida de su propio bajo vientre, el hombre le introduce un dedo en el ano. Luego le mete su verga en el mismo sitio mientras con una mano le oprime un pecho (es claro que el hombre quiere que su reloj barato luzca bien en la pelicula). El hombre la cachetea. Ella dice fuck, fuck. Ella sostiene gimnásticamente una pierna en el aire con la ayuda de una mano. Ella le pega con una mano libre a la cama, como haciendo una rabieta, se nota que el hombre la está lastimando, sin embargo ella grita Jesucristo, fuck me, fuck me. Se ve que ella tiene un anillo de oro en el dedo  pulgar de la mano derecha. El hombre la saca,  golpea los labios mayores de Sasha con su verga. El reloj del hombre es cuadrado, con brazalete metálico (muy barato, insisto). Barato y  anticuado. O tal vez el hombre sea empleado de una fábrica donde gana tres dólares la hora. Una fortuna. A México mandará por Electra 500 dólares mensuales. Para su mujer y sus tres hijos. Uno ya terminando el bachillerato con promedio de 9.8.  El cuerpo de Sasha se ve muy joven (en posteriores entrevistas, cuando ya se la califica como la reina del porno y como la más cochina de todas, afirmará que su debut fue el mismo día que cumplió dieciocho años) tiene una energía  diríase sobrehumana, un entusiasmo dionisiaco: el mexicano no la va a derrotar: nadie,  ninguno, absolutamente ninguno, ni siquiera los negros sublimes que superan a cualquier corcel lograría borrarle la sonrisa de superioridad y el entornar de ojos que hacen pensar en Greta Garbo). No, no puede tener  más de dieciséis años. Se pellizca un pezón con pulgar  e índice de la mano derecha. En el pulgar se puede ver un anillo que debe de ser de oro. Mantiene la boca abierta, se ven sus hermosos dientes, todos saludables,  todos, uno tras otro, sin un solo arreglo. Blanquísimos. Los del frente, ligeramente más grandes que los otros, son los típicos dientes de conejo. De niña Sasha debió ser una visión del cielo. Dice ah, ah, ah. El hombre la cachetea y la insulta. Su gesto es de desprecio. Ella le devuelve el insulto y lo cachetea. Se separan, ella se monta en él. Se ve la carne negra, morada, entrando en la carne blanca. Minuto 17, el hombre no desfallece, ella tampoco, aunque no ha cesado de gritar. El hombre se sale, ella golpea la cama. El hombre está flojo, parece cansado, ella no, sigue agitándose como si aplaudiera con su pelvis la pelvis del hombre. La verga del hombre está torcida. Close up al rostro de Sasha, es bellísima. El hombre saca su Luger, cachetea a Sasha con la verga, que comienza a recuperar envergadura. El hombre (el mexicano) parece querer vengarse del trabajo que tiene que hacer por cien dólares. La pone en cuatro patas, la incluye por la vía donde salen los alimentos, le da duro, ella grita oh my god y el hombre la cachetea más duro como si se sintiera ofendido en sus convicciones. ¿Por qué tiene que meter al buen Dios en estos asuntos cochinos? El hombre sube sus pies a la cama y la monta como si fuera una cabra. En el fondo se ve el virginal rostro de Sasha. Sasha está gritando, no cesa de gritar, mantiene la boca abierta, como a la espera, como en el borde del absoluto terror, como al borde del despeñadero de la absoluta felicidad, el absoluto placer, de la absoluta muerte final, sin cerrar la boca. Ella sigue obstinada, como el violinista que repite una escala mil veces en busca de la perfección, dándose su dosis de mano mientras el hombre entra y sale vigorosamente. La toma es directa y cercana a los dos culos, los gritos se hacen mecánicos, como de aserradero. Close up al rostro de Sasha, que por la extraña posición en que está su cuerpo, hecho un nudo, una clave de Sol, tiene justo al lado de un pezón de un color  rosado claro, color de rosa al amanecer, hermoso, fresco. Vemos una mano de Sasha aferrada al cobertor mientras el hombre sigue dándole duro. Ahora el hombre le pone un pie en la cara, sobre la sien derecha. La mano de ella sigue agitándose sobre su campanita. Y uno se pregunta, que clase de hombre abusa de esa forma a aquella diosa adolescente (cuya mano no ha cesado de moverse sobre su bajo vientre). El hombre la saca. Levanta el  cuerpo de Sasha por encima del suyo, lo tira a la cama, la hace un envoltorio, del cual destaca su grieta fundamental, enardecida, roja, animal,  la vuelve a clavar con donaire de matador. Ella no deja de gritar. El hombre parece enojado, quiere acabarla y ella no se acaba. Parece estar en un orgasmo interminable. Ella dice más duro, más duro. Se agarran a cachetadas todavía ella clavada. Los movimientos se hacen frenéticos. El hombre la extrae, jala a Sasha, la  pone de rodillas, eyacula (débilmente) en la boca de la niña que permanece abierta, su media sonrisa, sus ojos entornados). Sasha ha triunfado. Y seguirá triunfando hasta que se le dé la gana.
Vemos ahora  a Sasha, virginal en la cama. Durmiendo, con la mano en su pan. Entendemos. Ha sido un sueño.
Plano del exterior de la casa. Vemos por primera vez al mexicano de frente. Parece  el héroe de una película del oeste. Un pistolero afrontando a su enemigo. A  su enemigo, que está tras la puerta.






13 de enero de 2016

Éxito crítico

Éxito crítico internacional de novela publicada por la Editorial de la Universidad Veracruzana

Marco Murrieta*

Escritores, críticos y periodistas de México, Colombia, Cuba, España, Argentina, Alemania y otros países han destacado la calidad de la novela La insaciabilidad, de Marco Tulio Aguilera, obra publicada por la Editorial de la Universidad Veracruzana. La primera edición está a punto de agotarse en menos de un año y recientemente se lanzó la edición en libro electrónico, que se puede conseguir de manera gratuita en la siguiente dirección ebook.uv.mx
Óscar de la Borbolla, en la presentación en la FILU comentó: “Ya no se  escriben obras como ésta: inteligente, brillante, culta, divertida con un profundo sentido filosófico”.
Amir Valle, director de la revista electrónica Otro lunes que se publica en Berlín, comentó: “La insaciabilidad es una de las novelas más completas que he leído sobre el tema de la sexualidad humana. Completa en lo filosófico, completa en lo dramático, completa incluso en lo idiomático. Marco Tulio es un narrador de los grandes, que no ha recibido el reconocimiento que merece”.
Gustavo Arango, escritor colombiano y profesor la la Universidad de Oneonta en Nueva York escribió:  “Si uno quisiera encontrar hoy en día literatura de verdad, como la novela La insaciabilidad –antes de que el tiempo dé su veredicto– tendría que buscar lejos del mundanal ruido: en las editoriales independientes o universitarias, como la de la Universidad Veracruzana”.
Otras piniones:
“Aguilera comete un acto casi revolucionario: escribe terriblemente bien.   Una pluma rica basta y sobra para sostener cualquier novela, pero La insaciabilidad  tiene el agregado de ofrecernos un puñado de personajes inolvidables. (Pablo Hernán Di Marco, Buenos Aires, revista Libro y Letras, abril de 2015).


“Xalapa es el escenario central de las historias de Ventura y no será casualidad que más de una persona se vea retratada como personaje  en las narraciones de La insaciabilidad. Ventura, el protagonista, como buen escritor, abunda en detalles, coquetea siempre con el deseo y a pesar de ello, no rebasa la intimidad y deja que la imaginación vuele”. (Germán Martínez, Diario de Xalapa)

La insaciabilidad de Garramuño es un auténtico Amazonas que nos atrapa y nos lleva hasta el final sin permitirnos casi respirar”. ( Felipe Casanova, México)

“Una novela que se me antoja la perfecta combinación de una sucesiva invención de acciones; los caracteres con que el autor dotó a sus personajes, y el espacio donde los dejó desarrollarse, viven y mueren; en realidad, una estructura final que bien puede parecerse a la vida misma. Una gran, gran novela. (Pedro M. Domene, España)

 “Si bien he leído casi toda la obra novelística de Marco Tulio Aguilera Garramuño y disfrutado de las bondades de ésta, ahora, al terminar La insaciabilidad, puedo afirmar que esta es una de sus novelas más sobresalientes. Xalapa, México, la principal localización de la novela, sirve de punto de partida para una narración que, como debe ser, la supera en tiempo y espacio gracias a que, junto a sus personajes, asciende a un plano universal. (Félix Luis Viera, Cuba)

Marco Tulio Aguilera verá publicados el próximo año dos libros: uno en Colombia, que tendrá el título de Poéticas y obsesiones y encuentros con García Márquez y otro en México: Doctor Amóribus. Además está terminando el ciclo de novelas que ha llamado El libro de la vida, que estará constituido por siete novelas, cuatro de ellas ya publicadas en varios países. Los anteriores libros serán presentados en la Feria del Libro Universitario y en otros foros nacionales e internacionales.


El escritor es investigador de la Universidad Veracruzana, adscrito a la Editorial desde hace 35 años, y es la persona que más artículos ha escrito en las revistas universitarias de la UV, lo que se puede confirmar en el Repositorio Institucional de la Universidad Veracruzana en la siguiente dirección http://cdigital.uv.mx/
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
*Licenciado  en Ciencias y Técnicas de la Comunicación, Universidad de Xalapa

10 de enero de 2016

Las bondades del facebook


A partir de la experiencia de “amenazar”  con retirarme del Facebook, al inicio a manera de broma de Día de los Inocentes, y después con mayor seriedad, pensando que estaba perdiendo demasiado tiempo enterándome de la vida ajena y difundiendo mis actividades, conferencias, inquietudes, éxitos, fracasos, competencias de natación, exhibiendo mis medallas, mis premios literarios, mis espantosos conciertos de violín, los elogios que cosechan mis libros, mi vituperado ego, los insultos, amenazas y calumnias a las que me veo sometido… comencé a recibir protestas de mis amigos, peticiones de que permaneciera en FB, lamentos algo patéticos, burlas. Entonces hice una solicitud: que 50 amigos de FB se comunicaran antes del 31 de diciembre. Condición para que MT no se retirara.
No se comunicaron 50 sino más de 100. Entre ellos mis amigos más cercanos: Félix Luis Viera, Pablo Hernán Di Marco, Willy Gouss, Beatriz Meyer, Nicolás Lozano. Algunos escritores que aprecio: Luis Sepúlveda, Pedro Ángel Palou. Mi traductor y crítico de cabecera, Peter Broad.  Algunas amigas y amigos de hace más de cuatro décadas. Exalumnos.
Ello hizo que desistiera del propósito de retirarme. Lo que me llevó a plantearme una reflexión: ¿Qué sentido tiene el Facebook? ¿Qué beneficio trae y que beneficio me trae? Mi primera respuesta es: no me siento solo en esta ciudad de provincia, Xalapa, donde nadie me visita y donde no quiero que nadie me visite. Soy huraño y no me gusta perder tiempo en cortesías, comités, conciliábulos.
Siento que tengo en FB una grande, casi enorme, comunidad mundial, que abarca gran parte de Europa, muchos países de América y algunos de oriente. No todos participan: si acaso 50 de ellos. Más de 1500 nada más permanecen en las sombras y supongo que de vez en cuando leen algo o ponen un vergonzante “me gusta”.
Entonces decidí hacer una limpieza: comencé a borrar. Eliminé a más de 150 de los 1650 que tenía. La meta era quedarme sólo con los cien que se comunicaron y a quienes de alguna forma conozco por sus personas o sus obras. Estoy en el proceso de eliminar a los fantasmas mirones  de mi lista de “amigos”. Lo iré haciendo poco a poco.
Pero algo aprendí: Facebook es una forma de no sentirse solo. Lo ideal sería formar lo que los griegos llamaban un “prytaneum”: una sociedad de sabios y artistas con afinidades, que se reúnen de vez en cuando a compartir sus talentos, su amistad y su gozo por los placeres del espíritu. Compartir sin duda también los defectos, pues son o somos humanos y debemos aprender a aceptar nuestra su condición bípeda, falible y terrestre.

Lo que sí es claro es lo siguiente: Facebook es una adicción, sin la cual es difícil vivir. Lo confieso y lo acepto. Los aspectos oscuros de son otro tema. En este mundo no hay placer alguno in sombra.

8 de enero de 2016

Américo Del Río Ortega resultó el ganador del Premio Nacional de Dramaturgia “Emilio Carballido” 2015, certamen convocado por la Universidad Autónoma de Nuevo León y la Universidad Veracruzana

AMERICO DEL RÍO ORTEGA


 “¿Es en serio?”, preguntó Américo Del Río Ortega, de 35 años, cuando del otro lado del teléfono le comunicaban ser el ganador del Premio Nacional de Dramaturgia “Emilio Carballido” 2015.
“Así es, Américo, cuenta ya en el 2016 con 150 mil pesos en efectivo”, le informó el titular de la Dirección de Artes Musicales y Difusión Cultural de la UANL, Juan Alanís Tamez, luego de haber intentado en cuatro ocasiones localizar a Del Río Ortega.
A la cuarta oportunidad, el teléfono móvil del ganador dio muestras de estar ocupado, y así era, pues estaba tratando de comunicarse con ese número extraño perteneciente a Monterrey, Nuevo León.
“No lo puedo creer. Estoy en el receso de la clase de teatro y varios alumnos no salieron a descansar y están viendo mi reacción. Llegué a pensar cómo sería el momento, si ganara, y nunca lo imaginé así”, comentó Del Río desde la ciudad de México, ciudad donde radica como maestro de Artes Escénicas.
Formado en actuación, Del Río Ortega entregó en “La tabla del cuatro”, obra ganadora,  su visión acerca de las redes sociales y el empoderamiento, o personalidad, que permiten adquirir a los usuarios. El buen tratamiento del tema hizo que el jurado, conformado por Rubén González Garza, Javier Sancho y Marco Tulio Aguilera, decidiera -por unanimidad-, otorgar el premio a La tabla del cuatro.
Marco Tulio Aguilera, quien fungió como jurado seleccionado por la Universidad Veracruzana, comentó sobre el concurso: “Me parece que el nivel fue bastante alto. Hubo por lo menos cuatro obras que podrían haber sido premiadas. El premio se decidió por unanimidad.La tabla del cuatro”  tiene como tema fundamental el papel dominante de las redes sociales, particularmente el Facebook, en la vida contemporánea. La obra muestra cómo Facebook permite tener amigos virtuales, facilita las relaciones, los amoríos y las traiciones… así como la intromisión en las vidas ajenas y las traiciones. Hay un profundo conocimiento de este “nuevo mundo”. No hay maniqueísmo en la obra: no se menciona sólo lo perverso de las relaciones virtuales sino también las ventajas: el “coachsurfing”, por ejemplo, que permite tener hotel en cualquier parte del mundo gratis”.
“Otros datos importantes –señaló Marco Tulio Aguilera- son el hecho de que la mayoría de las obras provenían del DF, que en pocas se trataba el tema de la violencia y que en algunas de ellas de trataba sobre la soledad propia de la vejez, las sexualidaddes diversas y las familias que se integran en torno a la televisión. No hubo ni una sola obra que se ocupara del campo. En algunas -concluyó Marco Tulio Aguilera- se notaba una influencia bastante marcada de las obras de Emilio Carballido”.
El Premio Emilio Carballido, consistente en 150 000,  pesos será entregado en la próxima Feria del Libro de la Universidad de Nuevo León”.


5 de enero de 2016

Octavio Paz en el table dance

Esta es una historia edificante, recomendable para escritores y todo tipo de intelectuales que decidan escapar por una noche de sus aburridos destinos de chupalibros, mandilones, vividores, mamadores de becas y engañapendejos. Me la contó un famoso o infame --según quien lo juzgue-- director de una revista literaria de alguna provincia mexicana. Él mismo fue uno de los protagonistas de evento, y no tuvo la prudente delicadeza de decirme que no la escribiera y no la publicara. Me la contó por teléfono, después de que despellejamos y descabezamos a unas cuantas sanguijuelas de la literatura, de esos que siguen cobrando sus sueldos estratosféricos en universidades y dependencias de nuestros sufridos países, aun cuando ya estén gozando de otros cargos, becas, prebendas y papayas en universidades, organizaciones e instituciones de ociosa academia en Europa, Estados Unidos o Birmania. Hace ya varias entradas de este blog escribí un artículo sobre lo que llamé "Los millonarios de la literatura mexicana" y en otro artículo, también bastante viejo, publicado en el inolvidable suplemento Sábado, que dirigiera el rey de los heterodoxos, Huberto Batis, que Dios lo tenga en su gloria aun sin haber trascendido el umbral irremediable, llamé al antedicho artículo, poco diplomáticamente, lo reconozco, "Sobre los eternos mamones de la cultura mexicana". Así aseguré que nuunca sería incluida mi humilde persona en el Sistema Nacional de Creadores, la Vaca Mayor de la Cultura Mexicana. La delicadeza y la diplomacia no son mis divisas o mis gracias, eso lo saben los 25 fieles de este blog, y no me discuplo por ello. Bueno, regreso al distema central, hilo conductor y meollo de mi cuento, que todavía no había arrancado. Mi amigo, al que llamaré El Moro, por razones explicables pero no propicias en este momento, me contó que había llegado a hospedarse en su casa un famoso crítico literario, redondito de cara y de cuerpo, con aspecto de carita sonriente totonaca, después de dar el fallo de un concurso literario que lleva el nombre de un ínclito astronauta literario al que llamaremos Neri Vela El Minatitleco. Llegó Carita Sonriente y lo primero que dijo fue ¿a dónde vamos tunait, parcero, que tengo apetito de carne fresca?, ya mis tres amantes están medio magulladas y estoy hasta la madre de soltar billetes sin recibir mi dosis de juventud guerrera. Pus vamos al ladies bar Flores Frescas, donde hay los mejores bisteces, chuletas, pechugas, ribeyes, arracheras y menudencias y Carita Sonriente le dijo O kei vamos. Carita Sonriente se frotó las simiescas y mongólicas manos regordetas, infló y desinfló los carrillos y dijo ¡ayo silver! Y mientras iban llegando al sitio en el BMW de El Turco, el gran Carita Sonriente enumeró sus fuentes de ingresos: Tiempo completo en la UNAM, 50 000 pesos; Sistema Nacional de Investigadores, 40 000; medio tiempo en la UAM, 20 000; asesoría en la Secretaría de Educación Pública, 40 000; talleres en la Prepa Siqueiros, el Instituto Politécnico y en la Penitenciaría del Aramberi --una vez al mes-- 40 000; regalías por anologías, 30 000 al año. Etcétera. En total CS, es decir Carita Sonriente, duplicaba el sueldo del presidente del presidente de la república. ¿Y sabes qué?, dijo Carita Sonriente, casi no salgo de hoteles de cinco estrellas y llego a mi casa una vez al mes a pelear con mi esposa, a la que llamo La Mosca, porque se levanta en la mañana, se lava la carita y comienza joder hasta que se duerme. Eres my hero, dijo El Turco, ¿crees que algún día pueda llegar a tu altura? No, my friend, te falta clase y cinismo, eres esa cosa asquerosa que se llama hombre decente, mira, yo con mi cara de ídolo azteca he hecho carrera, y no me cambiaría por Aston Kuchner, el esposo de Demi Moore. Y así llegaron nuestros paladines al Flores Frescas,tras juiciosas meditaciones sobre la deplorable situación de la economía mexicana, los terrenos de cultivo convertidos en tierra baldía, los millones de reses muertas por el calor, las presas secas, el calentamiento global, la producción industrial acabada por los productos chinos, el narcotráfico tomando el control de todas las actividades comerciales, cobrando impuestos incluso a los vendedores de ropa de pacas en Las Vigas y Altolucero, todo en conciliábulo con las autoridades. Aclaro, amigos y suspicaces lectores, que no estoy hablando del Estado de Veracruz, donde reina la ley y el respeto y cobro mis becas y mi sueldo, el hermoso estado donde reina la ley, el respeto y la dignidad y todos los funcionarios públicos son horados hasta el asco. En fin, llegaron, es decir, terminaron de llegar nuestros protagonistas al Flores Frescas, dispuestos a dejarse avasallar por la más democrática, sana y llana lujuria y en lugar de esconderse en un rincón alejado, se sentaron en plena cercanía de la pista, bajo los reflectores, muy cerca del tubo, donde una criatura que si no fuera mujer sería ángel y si no fuera ángel sería demonio, bailaba en torno al consabido tubo en medio de la pista, con una sensualidad agresiva, violenta y fría, y con un rostro de profundísima soberbia, como si bajo la nariz tuviera no una lindísima y fragante boca sino un cálido y humeante pedazo de mierda fresca--confieso, ay, que esta expresión la plagié de un aspirante a escritor que espero nunca lea este texto-- y como a Carita Sonriente lo que le agradaba más que cualquier otra perversión comunicorriente era doblegar, con todo y su facha de tlaxcalteca sin taparrabo pero con corbata, doblegar, digo, a mujeres que fueran exponentes de las más puras razas arias, rubias, ojiazules, con pieles como de pura seda china, dijo a su amigo El Turco, esa mujer yo me la voy a adjuntar ahora mismo aunque tenga que licenciar a mis tres amantes y cortarle la pensión a mi legítima y sacar de la escuela de paga a mis seis escuincles, dicho y hecho, El Turco le hizo la seña conveniente a la Walkiria, un metro ochentaicinco de esplendor humano, y le dijo ven acá, mi niña, cómo te llamass, María del Rayo Tanzania, dijo, ven acá Tanzania, que mi amigo quiere ser feliz con tus encantos de diosa olímpica. Y ella dijo achiquitando los dedos y los ojos, un momentito miamor, me voy a empolvar la nariz --la nariz y el coño, dijo el vulgarote de Carita Sonriente-- y regresó Tanzania ya vestidita con unos pants Nike y con una sutilísima y maleable camiseta Liz Clairbone que dejaba ver unos pezones del Jardín de las Hespérides y con sus blanquísimos tenis Brazil, sin calcetas, y le dijo muy modosita, mis amores dónde me siento, pues aquí mi reina, dijo Carita Sonriente palmeando sus piernas robustas a base de carnitas y coca cola a la salida de la UNAM, y, pues María del Rayo Tanzania se sentó y el muy ipso facto de Carita Sonriente, al que llamaremos CS para abreviar, le fue sacando a la nenorra una lindisima pieza del frutal torso y se dio a disfrutarla con infantil avidez, al tiempo que Tanzania comenzaba a hablar sobre su historia, una historia más mentirosa que las de Las Mil y una noches, y El Turco seguía el evento muy interesado, bebiendo con pausa y medida, y Tanzania ¿puedo pedir otra cerveza? Las que quieras, dijo CS salvándose de la asfixia y la emoción de tardío lactante, y despues de diez cervezas, casi todas falsas sin duda, cuando ya CS había cambiado su epsiteme hacia el otro linísimo pecho, ay, que rosaditos tienes los pezoncitos, ¿solamente tienes dos?, recitaba CS, recordando sus bombras yucatecas, y ahora, mi emperador, dijo Tanzania, me aburrí de las cervezas, quiero algo más a la altura en este momento sublime, ¿sublime?, preguntó El Turco, vaya palabrota paun table dance, es que no me conoces de verdad, rey mío, y CS en ese instante separó del níveo volcán en erupción de fresas sus labios gordezuelos, labios que probaban la tesis de Aguirre Beltrán de que los indígenas mecsicanos son descendientes en alguna partecina de los negros africanos, en realidad todos lo somos, dijo El Turco, que es más negro que la negra noche pero con facciones de emperador romano, separando los labios CS dijo sabio como es que en realidad nadie ha conocido y nadie conocerá nunca el corazón de las mujeres, y en esto sin saberlo estaba citando a un famoso escritor colombiano que se apoda Mistercolombias, nadie nunca conocerá a las mujeres, lo que hay que hacer es disfrutarlas y callar, bravo, es el imperio de las mujeres, sumisos hemos de caer a sus pieses, dijo CS, y respondió Tanzania, que pendejadas dices, mi rey, y CS volvió a su inefable lactancia, y se pasaba de una a otra cabrita como un pastoril corderito y mierdas tanto María del Rayo Tanzania dijo necesito algo más fundamental, algo más chic, chido y cavernícola, como qué mi reina, dijo CS, ¿un palito? Nein, cabroncito, necesito un Ballantines, claro, doncella, un Beefeeters para Cleofatra, y así fueron de cerveza a whisky y de wisky pasaron por toda la escala etílica hasta llegar a champaña, y El Turco, con cabeza más clara preguntó en voz baja, oye Pedro Bisonte, ¿tienes con qué pagar?, es que yo dejé mi billetera en casa, claro, pendejo, mira tarjeta de credito oro de Bancomer, Américan Extress, Empresarial bancomer, Santander Ejecutiva, Bancolombia, British Geldsteiberg, la que quieras, las tarjetas de crédito son la cifra del infinito en al tierra, y también del infierno, dijo El Turco, que tiene más dinero que Calígula, y siguió chupando como el que interpreta la flauta de Pan y Tanzania pidió permiso para ir a desaguar dos, tres, cuatro o cinco veces, hasta que ya CS se comenzó a apasionar de más con la teta de turno y le hizo un moretrón a la delicada carnadura de Tanza, que le lanzó un sopapo, mis criaturitas están aseguradas por El Consorcio Ceta, marrano, cochino, sweino, perdón, perdón, Juan Domingo Perdón, dijo CS, qué puedo hacer para recibir tu perdón, mira, wey, orita mismo te pongo el trasero en la cara y me limpias con la lengua los frijoles, y si no lo haces ya mismo llamo a los guardias y les digo que te pongan una madriza y que te hagan la cirujia plástica al revés y te arranquen los cachetes y dejen riendo sin tus labios con todas las muelas al aire y te tiren por el rumbo de Coapexpan con un palo de escoba en el respiradero anal. Y pues, CS, que estaba borracho pero no imbécil, procedió a hacerle una somera limpieza del sureste con la morada lengua y ya sosegada Tanzania les dijo: Y a todas éstas, ustedes quiénes son, sin querer ofender parecen un par de nacos de lo pior, apuesto a que ni siqueira saben quien es Octavio Paz, ¿Octavio Paz?, preguntó El Turco: ¿no es el alcalde de Tlacolulan? Lo dicho, dijo Tanzania, un par de nacos de mierda, más ignorantes que la madre Teresa de Calcuta, a ver quién es Juan Carlos Onetti, quién es Raymon Carver, quién es Julio Ramón Ribeyro, quién es Ramón Rodríguez? Un periodista del Dictamen, un famoso guitarrista, un cantante de tango, un fabricante de tequila, un viejo decimero de Tlacotalpan?, contrapunteaba El Turco, lo dicho, nacos, indios, eso son, y Carita Sonriente aprobaba, convencido de estar asistiendo a la develación del Oráculo de Delfos. Y Tanzania de nuevo con su trocito de mierda humeante bajo la nariz seguía insultándolos y dándoles clases de hermenéutica, materialismo histórico, programación neurolinguistica, hasta que El Turco miró su reloj, consideró la posibilidad de que los fondos de Carita Sonriente no alcanzaran y que en verdad los guaridas se cobraran de la peor forma convirtiéndolos en carne molida de tercera --perdón, la imagen no es mía sino de my friend Rubem Fonseca (¿saben que RF dijo que Mistercolombias es su escritor favorito?, lo juro, eso dijo, tengo testigos, eso fue en la Feria del Libro de Guadalajara 2007) y El Turco jaló de la oreja a CS y le dijo, es hora de volver a la realité, Pedro Bisonte, tenemos que huir antes de que esto acabe en tragedia griega o por lo menos en trifulca xalapeña con intelectuales descojonados por bestias insolventes. ¿Y cúal será la forma de huyir?, no sé pero hay que juyir, ya inventaré algo y entonces El Turco, cuando Tanzania dijo Rulfo, respondió, ah si, el autor de Pedro Páramo, la más breve, intensa, profunda, misteriosa novela latinoamericana. Y zas, ahí descubrió Tanzania la impostura: ¿tons no son un par de viles nacos ignorantes sino álguienes que sí han leído a Rulfo? No solo a ese cuate, cariño, sino a Ladendorf, Musil, Proust, Mishima, Macedonilo Cotiledonio Hernández, Jules Cortázar, Asimov, Sturgeon, Salinger, Chejov, Pushkin, y bueno , darlig, he leido a todos los autores de mérito, cierto, cierto, dijo CS, aquí mi amigo no es un naquito cualquiera sino el director de la revista literaria más importante de México, el autor de La perversión de los chinos, miembro de número de la Academia de la Lengua, ganador de 45 concursos literarios, entre ellos el Alfaguara y el Planeta de Novela, y Tanzania en éxtasis, y en verdad en éxtasis, pues se había zampado no sé cuantas pastillas de todos colores una tras otra y tenía las pupilas como que en ese momento estaba viendo a Dios, les dijo, mis amores, los amo, vamos oritita mismo a mi humilde apartamento pa que les muestre mi biblioteca, tengo 5000 volumenes encuadernados en cuero, catalogados con el sistema Braille, ¡vamos, vamos!, dijo pellizcándole los esponjosos y considerables cachetes a CS, y CS dijo, vamos, he encontrado a la mujer de mi vida, ¡fuera mis tres amantes, fuera mi esposa y mis hijos!, diora en adelante adopto y prometo hacer feliz para bien y para mal, en la salud y en la enfermedad, a María del Rayo Tanzania, y El Turco le dijo muy en discreto, pero antes vamos al baño, y allí le lavó la cara a CS y le dijo, pendejo, quieres que nos pase lo que le pasó a La Parquita, el miniluchador de la Triple A, que fue drogado por una teibolera con líquido de ojos y luego asesinado arteramente, paga, abrón y nos vamos....
Y hasta ahí quedó la historia, que estoy escribiendo sin el consentimiento y sin la oposición de El Turco, quien me dijo que la iba a escribir mañana mismo, es decir, hoy, pero bueno, uno es mentiroso e infidente y no puede abandonada en las aguas del olvido una historia de estas, y si no que lo diga GGM, que ha sufrido con paciencia mis inventos y hasta agora no ha protestado sino en privado, temiendo sin duda hacerme más famoso de lo que ya soy o más infame de lo que cree alguna gente. Quien lea esto que perdone los errores. Fue escrito a toda carrera y espero corregirlo. Bueno, ya lo corregí pero puede mejorarse. Cualquier parecido con la realidad es más que una coincidencia. Los nombres han sido cambiados pero son fácilmente rastreables. Estoy cumpliendo con una de las más altas misiones de mi vida: la recopilación de enemigos y detractores.