27 de abril de 2015

DISCULPAS AL CONSEJO EDITORIAL DE LA PALABRA Y EL HOMBRE


Presento formalmente mis disculpas al Consejo Editorial de la revista La Palabra y el Hombre por el comentario que hice en un breve artículo en mi blog Descabezadero en días pasados. Ni el equipo de jóvenes que se ocupa de asuntos editoriales merece que le falte respeto ni el Consejo Editorial. Lo que sucede en las sesiones de dicho Consejo es privado.
Lo que sí quiero resaltar es el hecho de que una reseña a un libro de la escritora mexicana Ethel Krauze fue rechazada por escrito sin dar razones de peso y una carta de despedida que escribí con motivo de la muerte de García Márquez que le ofrecí en persona al maestro Mario Muñoz, fue rechazado de palabra. Me arguyó el maestro Muñoz que era demasiado larga. Y revisando la revista he notado que en casos muy particulares el argumento de la longitud no ha sido obstáculo para su publicación.
A la fecha soy el investigador que más artículos ha publicado en toda la historia de las revistas de la Universidad Veracruzana (106) lo que se puede verificar el el Repositorio de la Universidad Veracruzana. ¿Y tras esta trayectoria y otra ya conocida como dictaminador, escritor, conferencista, no puedo alcanzar el privilegio de difundir la literatura mexicana y de despedirme del mayor escritor de nuestros tiempos?
Pido disculpas a quienes las merecen y me apoyo en la libertad de expresión que debe primar en una institución a la que le he dado casi 35 de mis años y que me ha dado tiempo, respeto y publicaciones.

Marco Tulio Aguilera Garramuño, 26 de abril de 2015